Querida catalana/Querido catalán

Por Filosofía Perdida

Te escribo esta carta, harto de todo lo que estoy oyendo y sufriendo, para expresarte mi solidaridad y mi apoyo, mi comprensión y cercanía, y mi hartazgo de todo lo que nos hacen vivir, a ti, a mí, a todas en este Estado tan absurdo.

En primer lugar te quiero pedir perdón. A lo largo de todo este tiempo, quién sabe si es algo que arrastramos desde que Franco decidió golpear la democracia y solo se ha acentuado un poco más, hemos asistido a una sucesión de insultos a toda Catalunya, o en los casos más moderados, haciendo la excepción a quienes se muestran leales a la corona, a la Constitución y a la idea de España del 78. Pido perdón, no porque yo haya tenido parte, sino porque gente que dice representar a otros pueblos se ha dedicado a insultaros en mi nombre. España no es eso, pero día a día la van transformando de nuevo en ese estado autoritario que jamás se ha juzgado ni condenado.

La presión mediática no solo ha llevado a que os ataquen por vuestro origen, yo mismo he sufrido en todo este tiempo una multitud de insultos solo por expresar en familia, en un bar, en una reunión de amigxs o en el trabajo la idea de que debéis expresar vuestra voluntad como pueblo. Muchas personas de fuera de Catalunya aceptamos que alguien quiera un proyecto diferente al nuestro, pero somos silenciadxs en los medios, y apagadxs por casi todos los partidos políticos que prefieren un discurso uniforme, atacar a escuchar y entender. Por eso, viendo como hay quien me insulta por querer que os manifestéis con urnas, quería expresarte mi apoyo a ti, a tu gente y a tu pueblo.

Aunque pretendieron silenciarla, minuslvalorarla y ridiculizarla, vuestra lucha ha quedado plasmada en todo el mundo, como también lo que lleváis sufriendo con este gobierno. Tengo amigos en Centroamérica y Sudamérica que me preguntan por ti y lo que se vive en tu tierra; gente en diversas partes de Europa que ha visto las agresiones y no entiende qué hace un gobierno en plena Europa atacando tan duramente a alguien por votar, cuando su homólogo británico con Escocia no tuvo inconveniente en permitirles votar, haciendo él una campaña por el NO a la independencia. Sería tan simple como dejar que se vote algo, pero a la vez tan complicado como que un partido fundado por franquistas, otro inventado para mantener los equilibrios de poder que gustan a la banca y un último partido que ha sostenido el sistema desde 1977, sepan aceptar que pensemos en lugar de imponernos su línea de pensamiento.

Amiga catalana / amigo catalán, de todo lo que llevamos compartido desde septiembre hay algo que alcanzó mi límite de paciencia y vergüenza ajena: cuando vi a ese rey que pagamos todxs (y no votó nadie) aplaudiendo los tanques, aceptando la represión, apoyando al gobierno corrupto y censurando vuestra voluntad de expresaros. Un rey que se disfrazó de plural cuando, sin más apoyo que el partido fundado por franquistas y el partido republicano que viene aplaudiendo a la monarquía desde 1977, habló catalán en una coronación millonaria que, como su boda, su palacio y sus lujos, pagamos todxs y disfrutaron lxs de siempre. Un rey que debería representar a todxs y nunca lo hizo.

Creo en una República justa y solidaria, plural y diversa, que respeta las diferencias y ataca la corrupción, quizás tú también crees en ella o quizás no, pero solo desde un gobierno de izquierdas será posible que tus derechos se respeten y tu proyecto no sea atacado a golpes, con cruceros de policías y tus representantes en la cárcel.

Quiero expresarte que no me gusta la idea de que Catalunya se separe del resto de España, pero menos me gusta que os impongan a la fuerza quedaros en un país donde no queréis estar. No pido perdón por mi opinión, sino porque comprendo, tras recibir insultos y hasta amenazas por lo que acabo de expresar, cuánto tenéis que pasar las personas que queréis opinar. Llevamos sufriendo ataques a la democracia desde hace tiempo: Merkel cambiando nuestra Constitución, rescates bancarios contra la voluntad popular, recortes de derechos, pérdida de poder adquisitivo mientras la casta sigue viviendo con el mismo tren de vida… Esto lo padecemos todas, si bien parece que en los últimos tiempos, los medios han ido soplando el fuego de un franquista que creíamos apagado bajo cenizas, para reavivar ese franquismo sociológico donde votar solo es bueno si se vota lo que exigen los poderes que nos gobiernan.

Desde aquella Diada de 2012 hasta hoy han ocurrido muchas cosas, tanto en Catalunya como en el estado español, pero hay una consigna que he estado sufriendo cada vez que salía el tema catalán: la defensa de España cueste lo que cueste. Desde entonces he estado escuchando una llamada a aplicar el 155 que ha pasado de decirse desde corrillos ultraderechistas hasta ser una realidad gracias al Psoe. El PSC ha pasado de pedir un referéndum a aprobar lo que el PP está haciendo con un Govern en la cárcel sin juicio o en el exilio y sin posibilidad de volver. Y si las encuestas, que suelen darle a Ciutadans mejores resultados que las urnas, tienen razón, parece que va a aplicarse en Catalunya la doctrina del Shock, que exponía Naomi Klein.

¿Qué nos están imponiendo a ti, a mí, a tu pueblo y al mío? Bien, ¿qué nos dan como válido? Todo el mundo sabe que el PP que llevó de cabeza de cartel a Alejo Vidal Quadras (que posteriormente fundó VOX) en 1992 y 1995 y a Fernández Díaz (el cerebro de la operación Cataluña y las informaciones falsas para atacar a las instituciones catalanas) en 1988, tiene poca intención de respetar a Catalunya. No es casualidad que el intolerante y xenófobo García Albiol sea su principal candidato, si bien todavía no entiendo que todavía obtenga representación. Sin embargo, la banca ha apostado todo al naranja, y ha sacado un partido exactamente idéntico en intenciones y perversión, pero con un apoyo enorme de los medios en todo el estado. De salir Inés Arrimadas quedarían garantizados los recortes y la represión policial que había en los tiempos de Mas, pero además dañando vuestra identidad.

No te he dicho nada que no sepas, pero no te escribo esta carta para informarte de algo que ignoras, sino para reflexionar en voz alta contigo. Todos los medios estatales guiados por la banca y el poder económico nos han presentado como salvador a un Ciutadans que, como en otro tiempo hizo el falangista Suárez, pretende fingir que va a conseguir desde un supuesto centro el bien común. El único medio que no se ha plegado a ese mantra ha sido TV3, y así lo están denigrando desde que comenzó el Procés. En este período he visto tertulias televisivas y radiofónicas sin un solo partidario de la independencia, como si el espíritu de la endeudada Intereconomía que debe 13 millones a Hacienda se hubiera difundido por todas las cadenas de ámbito estatal. Nos presentan el 155 como única opción posible y buena, a la vez que fingen la existencia de diferencias entre PP, C´s y el Psoe que lo han traído, para acabar demonizando a todo partido que no lo votara. Sí, poco nos podemos fiar de los medios, tanto los que dependen del estado como los que dependen del IBEX.

Al mismo tiempo creo oportuno señalarte algo más difícil de expresar: la lucha por un mundo más justo entraña solidaridad y unidad. No podemos hacer frente a la pérdida de democracia y la economía anti-social de recortes de la mano de la derecha. Fue un orgullo ver cómo la izquierda era lo más votado en las generales, tanto en Euskadi como en tu tierra, mientras que en el estado ganaba el partido de los sobres, las comisiones, la caja B y la precariedad. Te pediría que esa lucha no la abandones. Un partido de derechas con corrupción no puede ser la alternativa a un partido de derechas con corrupción, un proyecto de país de libre mercado pero insolidario no puede ser la alternativa a esa España del 78 igual. Creo que, vista la exhibición de violencia del Estado, de represión y de ataque, quizás es el momento de valorar una estrategia diferente, que pasará por una consulta, pero que no debe ignorar una lucha internacionalista de clase, cuyos objetivos solo se pueden lograr superando fronteras y divisiones que nos son impuestas. Eres libre de pensar y votar cómo quieras, solo te pido pensar en tu voto sin ignorar esto: solo desde la unión de izquierdas lograremos un horizonte social, que tanto C´s y PP como la derecha de Pujol se han empeñado en negarnos.

Querida catalana, querido catalán; entiendo que ahora tienes las elecciones más extrañas de las últimas décadas: un Govern cesado por la fuerza, miembros del mismo en la cárcel por supuesto riesgo de fuga (que no se cree ni quien los castigó por pensar diferente), un president en el exilio y un PP que sin elecciones ha hecho lo que llevaba deseando desde que el franquismo se transformó en algo parecido a un estado democrático: gobernar de nuevo en Catalunya. Los dos bloques apelan a un sentimiento que, siendo legítimo, no nos conduce a un futuro mejor. Por ello quiero darte una última reflexión: siendo que la DUI será siempre atacada por quien posee el ejército, un Govern que la declare será encarcelado por un estado autoritario y antidemocrático, y el rey todavía conserva el poder que Franco le otorgó a su familia por apellidarse como se apellida, creo que es mejor una opción alternativa: votar por una unión de izquierdas para Catalunya hoy, y cambiar el gobierno de derechas en Madrid mañana.

Solo un Govern de izquierdas devolverá derechos y libertades a Catalunya, solo una unión de izquierdas en Madrid os permitirá expresaros con libertad y os respetará vuestra decisión si fuera separarse de nosotrxs. Creo en una República justa y solidaria, plural y diversa, que respeta las diferencias y ataca la corrupción, quizás tú también crees en ella o quizás no, pero solo desde un gobierno de izquierdas será posible que tus derechos se respeten y tu proyecto no sea atacado a golpes, con cruceros de policías y tus representantes en la cárcel. Construyamos desde abajo, aunemos fuerzas desde la izquierda, porque solo recuperaremos la soberanía y la justicia a partir de una unión donde, sea cual sea el proyecto de país que tengamos en la mente, aparquemos las diferencias para comenzar un proyecto social, con la banca como servidora y no como ama, con los derechos laborales y sociales por encima de los poderes del 78.

Me quiero despedir con la misma intención con que comencé: mis respetos a tu decisión y a tu opción, mi apoyo a tu lucha por un país más justo, mi solidaridad ante todos los ataques que sufres aún hoy y mi mano tendida. Espero que todo vaya a mejor y venzamos juntxs al verdadero enemigo: al capitalismo que pretende destruirnos, pero al que podremos vencer si nos pueblos luchamos unidos. Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar