La perla de Carla (San Fermines, Gorrilla y Ley)

Por Manuel del Pino

Carla vive en una ciudad de provincias de Hispania. Tiene un precario trabajo convencional, aunque sueña con ser modelo, actriz o escritora… si bien se le empieza a pasar el arroz debido a la interminable crisis. Roza los treinta años y ha aprendido cosas de la vida, de ésas que no vienen en los cuentos ni en los libros.

Es una joven de barrio corriente y a la vez peculiar. Una “detective” como cualquiera podría serlo e identificarse con ella: va atando cabos de su sociedad y su época, entre crítica y con humor, en clave de parodia. Esas lecciones que da la vida gratis, o quizá caras.

Carla es lucida, aguda e irónica. Siente desdén por la injusticia y ternura por los desgraciados de la vida, defiende a los trabajadores honrados y sufridos.

SANFERMINES.

Viajo con Lince a los Sanfermines, como casi todos los años.

Y el muy sinvergüenza va y me deja sola… de madrugada, en la calle. Con la excusa de ir a correr los toros. Pero es mentira. Va a buscar tías. No tiene bastante conmigo.

Me apoyo en la fachada de un viejo palacio, tan fresca.

Se me acercan cuatro chicos. Bebidos y drogados, por supuesto.

⸺¡Qué buena estás! ⸺dice el líder.

⸺¿Te acuerdas de tu madre? ⸺le digo.

⸺JA JA JA. Tenemos hotel. ¿Te vienes?

Y me voy con los CUATRO chicos…

 

 

GORRILLA.

Albera es un pueblo muy bonito del sur. Tiene hasta una buena plaza de toros, con mucho aparcamiento alrededor, donde dejo el coche para comprar.

Justo estoy cerrándolo con la llave, y se me acerca un gorrilla. Da asco verlo de lo asqueroso que está. Es un gorrilla que parece un gorila.

⸺Mmmllrnnnrrssllllgggppp ⸺me dice.

Necesito bastantes minutos para interpretarlo y traducirlo.

⸺¡Ahhh! ⸺le digo⸺. Perdone, no sabía que todo este aparcamiento era SUYO.

Abro el coche, me subo y me voy a otra parte.

Y resulta que el gorila gorrilla sí sabe gritarme INSULTOS muy claros.

 

 

LEY.

Como maestra, me encanta deshacerme de los papeles que ya no sirven.

Estoy en el contenedor del cole, tirando cajas y cajas de papeles.

Ana, una maestra-maestra, me ve y dice:

⸺¿Qué haces? ¿Por qué tiras TODAS tus cosas?

⸺¿No sabes que hay nuevo gobierno OTRA VEZ?

Tiro hasta la última caja de papeles en el contenedor.

⸺Claro. ¿Y?

⸺Pues que hay nueva ley educativa OTRA VEZ.

Me río. Ana me mira desconcertada y se va meneando la cabeza.

 


 

Anteriores reflexiones de Carla:

La perla de Carla (Drag, Pensiones, Mantero y Lluvia)

La perla de Carla (Fariña, bragas y el cambio de hora)

La perla de Carla (Universidad, viernes y Kellys)

La perla de Carla (Boda Real, Ventajas y Bukowski)

La perla de Carla (Adiós, Corazón y Basura)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar