La perla de Carla (Drag, Pensiones, Mantero y Lluvia)

Por Manuel del Pino

Carla vive en una ciudad de provincias de Hispania. Tiene un precario trabajo convencional, aunque sueña con ser modelo, actriz o escritora… si bien se le empieza a pasar el arroz debido a la interminable crisis. Roza los treinta años y ha aprendido cosas de la vida, de ésas que no vienen en los cuentos ni en los libros.

Es una joven de barrio corriente y a la vez peculiar. Una “detective” como cualquiera podría serlo e identificarse con ella: va atando cabos de su sociedad y su época, entre crítica y con humor, en clave de parodia. Esas lecciones que da la vida gratis, o quizá caras.

Carla es lucida, aguda e irónica. Siente desdén por la injusticia y ternura por los desgraciados de la vida, defiende a los trabajadores honrados y sufridos.

 

 

 

 

 

 

DRAG.     

En un concurso televisivo de talentos, una Drag Queen canta en el escenario… ante su padre entre el público por fin, quien llevaba diez años sin aceptarla.

Todo con muchas lágrimas: La Drag llora, el padre llora, el jurado llora, el público llora, y los telespectadores lloran.

Muy bien. Pero, ¿por qué tanto número? ¿No se supone que hoy día eso de Drag Queen es algo habitual y aceptado en la sociedad?

¿O es que lo explotan con astucia televisiva y morbo sensiblero, porque saben que en el fondo no es algo aún tan aceptado?

PENSIONES.

Las pensiones ya no suben según el IPC (¡qué antiguo!), sino un 0’25 % anual, desde que Hispania firmó ese no-rescate con los bancos alemanes.

¿Por qué, desde que firmamos ese no-rescate, hay tantas pelis alemanas en las teles de Hispania? ¿O he sido la única en darse cuenta?

¿Qué más firmamos en secreto con los bancos alemanes en el paquete del no-rescate?

Es evidente que, entre otras cosas, las pensiones. Subirlas, por orden de Alemania, un 0’25 % anual. Es decir, devaluarlas en una década, un 20 % o un 30 %.

MANTERO.

En Lavapiés murió de infarto un senegalés huyendo de la policía.

Tenía 35 años, llevaba 14 años en Hispania. Había pedido los papeles de residencia 3 veces en esos 14 años, y 3 veces se los habían negado. Murió sin dejar de ser mantero.

Estamos en crisis desde hace más de una década. Demasiada inmigración. Que pongan su tienda y paguen sus impuestos como los demás. Muy bien.

Pero todos estamos en el mismo mundo. La falta de futuro de este pobre mantero… en el fondo es la de todos. Podemos imaginarnos lo que nos espera.

LLUVIA.

Un mes seguido de lluvia. Estupendo, porque había ya peligro de sequía. Me encanta el clima de Hispania: Sequía. Temporal. Sequía. Temporal… Luego la rara soy yo.

Ahora llueve tanto que algunos pantanos tienen que desembalsar el agua al mar. Muy bien. En un país donde pronto volverá la sequía.

En el siglo XXI, deberíamos saber trasvasar el agua: de los embalses llenos, a los embalses vacíos, que los hay en el sureste.

Yo no sé hacerlo, pero seguro que se puede. O están ocupados en otras cosas. ¿O en el siglo XXI vamos a conformarnos con aquellos pantanos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies