La ludopatía no es un juego

Por Fernando Arriero

Desde pequeño he escuchado siempre que la banca gana. Y para mí es una verdad universal. Yo aposté al deporte durante unos meses y la banca siempre ganó.  Lo vi claro. Es un negocio, y como tal su objetivo es la rentabilidad económica. Este acercamiento me sirvió para observar la evolución de este nuevo negocio en nuestro país.

España no es un país donde las apuestas hayan formado parte de nuestra vida cotidiana, de nuestra manera de entender la vida. Hasta hace menos de una década eran unas grandes desconocidas pero ahora están presente, y muy presente. Las apuestas deportivas han entrado con fuerza en nuestro país. Le he metido 10 euros a tal o a pascual es un tema de conversación cada vez más frecuente. Al mismo tiempo los barrios se pueblan de locales de apuestas donde poder realizar tu combinación fácilmente. Tan solo te hace falta el DNI. Pero es en internet donde su consumo aumenta debido a la accesibilidad instantánea y al anonimato. En la red ni siquiera te hace falta ser mayor de edad. Puedes engañar a la computadora y ya estas dentro.

Hay algunos países que han observado el problema social que esto acarrea. Italia tomó cartas en el asunto. Bélgica también; en el país de Tintín han prohibido la publicidad de juegos online y casinos en las televisiones. Además no pueden publicitarse en internet hasta las 20:00. Esto provoca que los medios de comunicación dejen de percibir una gran cantidad de dinero en publicidad. En España si tuviéramos esa medida la reducción presupuestaria para los medios de comunicación sería de 103 millones de euros según datos de 2017.

En Madrid el 25 por ciento de los locales de apuestas están junto a un colegio de bachillerato o de F.P. ¿Algo significativo no? La estrategia empresarial de casinos y casas de apuestas está muy bien planteada. Saben que los adolescentes son los que más realizan este tipo de juegos azarosos. El lobo se está comiendo a caperucita y el estado español se mantiene al margen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar