Poesía crítica | Inversión pública en armamento o combatir violencia de género

Poesía de  Javier DG

Por las calles que ahondan

nuestros pueblos y ciudades,

una mujer de cualquier edad

camina de puntillas por la orilla.

Camina sin aparente prisa

(visto desde fuera),

desde dentro, impulsan sus pasos

la angustia y el miedo.

Alguien ya contó las horas

hasta el final de los tiempos.

Alguien ya sabe que,

tras vivir a la sombra del encierro,

la reinserción es frágil instrumento

si no va acompañada de medios.

Alguien ya avisó de un final

próximo y siniestro.

Sin Educación para la igualdad

no saldremos

del *mostrenco patriarcal.

Si se regula en permanente lucha

contra el viento, no habrá salida

del infierno.

El aire fresco debería abrir caminos.

Sin embargo, los castillos de números

con sus cifras y estadísticas

dicen lo contrario a lo previsto:

-819 (millones) de euros en 2018

inyectados en armamento.

-67.000 (denuncias) el mismo año,

por agresiones machistas del macho

ibérico y cerebro de estiércol.

-200 (millones) de euros

(a repartir en 5 años) para dotar

un Pacto contra la Violencia de Género.

Un pacto vacío, un pacto yermo

y (de)valuado frente al gasto

consumido en armamento, gasto

(de)generado entre lobbies y gobiernos

para comprobar in situ

quien tiene el falo más grande

en el lecho de los presupuestos.

Mientras tanto, mujer, vive,

camina alerta y atenta al crujido de una rama

que sesga la noche oscura

en la senda de tus pisadas.

*Ignorante o tardo en discurrir o aprender (RAE)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar