Entrevista a Raphael Nagel “Hoy el 90% de las transacciones bancarias son puramente especulativas”

Por Daniel Seijo y Javier F. Ferrero

Tras 17 años de experiencia trabajando para bancos y fondos de inversión como el grupo Deutsche Bank, su visión profesional  y personal cambió radicalmente en 2010, cuando sufrió un infarto que lo ha llevado a replantearse su visión económica y poner en marcha nuevos proyectos como la Fundación Nagel. Con ella pretende ayudar, apoyar e impulsar a personas y colectivos en riesgo de exclusión social derivado de su sobre endeudamiento directo e indirecto, además de intentar fomentar una nueva educación financiera en nuestra sociedad. Hoy en Nueva Revolución entrevistamos a Raphael Nagel para hablar de su fundación, pero también de su pasado en las entrañas del sistema capitalista o de su experiencia en el Deutsche Bank.

Después de 17 años en la banca y en fondos de inversión, ¿qué le llevó a abandonar su carrera en el mundo de las finanzas?

Yo no soy un arrepentido de la banca, la gente podría pensar que alguien que escribe cosas críticas es un arrepentido o que quizá está arrepentido de lo que hizo, pero no. Yo me dedicaba principalmente a la reestructuración y refinanciación de la deuda corporativa e institucional, la gran deuda. Dejo la profesión porque en 2010 sufro un ataque al corazón con 39 años y me pregunto: ¿qué estoy haciendo con mi vida? Me veo divorciado, todo el día sentado en el banco reestructurando deudas ajenas.

Decido tomarme un tiempo sabático y quiero mudarme, decido que España no está mal. Al llegar me doy cuenta de que la crisis que yo veía desde Londres, desde mi torre de cristal, no tiene nada que ver con la que se ve a pie de calle. Esto es lo que me lleva a cambiar de filosofía de vida.

-¿Se considera un desencantado con el sistema capitalista?

No, en realidad la banca que yo he conocido era muy simplista, usábamos lo que llamábamos el sistema 3-6-3: pagarle al cliente el 3% de interés, cobrarle al otro un 6% y a las 3:00 al campo de golf, 3-6-3. La banca de hoy en día es un capitalismo tan acelerado que está alejado de la economía real. Hoy el 90% de las transacciones bancarias están fuera de la realidad, no hay ningún trasfondo económico, son puramente especulativas.

He visto como la gente por culpa de esta sistemática está sufriendo a pie de calle. A una persona que gana 1000 € no se le puede conceder un crédito con cuotas mensuales en las que tiene que pagar quinientos o seiscientos euros. Ahí sí que estoy desencantado, por culpa de estos créditos basura, estos créditos mal gestionados. También perjudica a los accionistas de la banca, que están sufriendo por culpa de una administración desleal.

¿Crees que existe alguna alternativa al capitalismo?

El sistema socialista lo he conocido Alemania del Este y creo que es un sistema para nada acertado. Sí creo que hay que civilizar el capitalismo, tenemos que encontrar un punto en el que no valga todo. Sí el objetivo es ganar mucho dinero y después ganar más, vamos mal.

Alternativas, muchas. Empezando por la fiscalidad. Me parece bastante tonto que una gran fortuna para el 1% de impuestos, una fortuna más pequeña un 4% y el ciudadano de calle pague la fiesta para todos. Tenemos que llegar a un sistema de tributación más justo, la cosa tiene que ser más equilibrada para todos. Todos hemos visto lo que ha pasado con Google, pagando 50 € por cada millón de beneficio. Los impuestos que deja de pagar esta multinacional los tiene que pagar alguien, y los está pagando el ciudadano de a pie de calle.

la crisis que yo veía desde Londres, desde mi torre de cristal, no tiene nada que ver con la que se ve a pie de calle. Esto es lo que me lleva a cambiar de filosofía de vida

-¿El rescate a la banca ha sido un rescate necesario para la estabilidad general o para la de una élite política y económica?

Es un tema que escribo en mi propio libro, Turbocapitalismo. Rescate bancario es necesario, sí, pero lo que no se puede hacer es que las deudas se socialicen y los beneficios se privaticen. Si la deuda la generaron los administradores de Bankia, la factura también tiene que ir para ellos, no hay que socializarla a todo el mundo.

Se tendría que haber copiado el modelo de Irlanda.

-¿Nunca sospecho que el sistema financiero se encaminaba a una gran crisis?

Yo creo que todos los economistas que nos dedicamos al sistema crediticio hemos visto que estamos en una situación muy peligrosa desde que hemos perdido el patrón oro. El sistema se ha desequilibrado, antes por cada euro que había, existía un contravalor en oro. Desde que hemos perdido esto la deuda aumentado, hay 10 veces más deuda que valor. Esto ha generado la crisis de moneda, democracia, y política. Yo la situación no la veo tan favorable como aparenta bajo un cierto miedo a las elecciones en Francia, sigan así allí la derecha traería mucha inestabilidad a la Unión Europea y también por el sistema monetario.

-¿Cual es el futuro del Deutsche Bank?

El Deutsche Bank, como muchas otras entidades, se equivocó en el modelo de negocio, pero a toro pasado es muy fácil criticar esto. Creo que el Deutsche Bank es la punta del iceberg, pero no es el único que tiene que repensar su forma de actuar y su gestión.

-¿Depende Europa de ese futuro?

Yo quiero pensar que no, que el Deutsche Banken ha pasado ya sus peores momentos. Además, ha sido capaz de captar fondos en los mercados financieros. Admito que pensaba también que el Monte del Pasci iba a quebrar y está aguantando. Al tener los tipos de interés muy bajos la banca está pudiendo salir un poco de esa situación complicada. Reconozco que con el Deutsche Bank hay cierto riesgo, pero por tamaño, igual que Bankia lo fue para España.

El verdadero problema es que está crisis se ha llevado por delante también a la clase media, está desapareciendo

-¿Volverá a cimentarse el capitalismo en la economía especulativa?

Hay un hecho que, por mucho que busquemos un pensamiento nuevo, siempre vuelve: la avaricia. No tiene por qué ser siempre negativa, a veces es también el botón con el que las cosas se mueven, pero hay que encontrar como controlar esta avaricia. Sesenta y dos personas poseen tanto como el 50% de las personas del mundo, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres y la clase media está desapareciendo. Ahí es donde veo el riesgo como sociedad.

-¿Cómo definiría el sistema bancario español?

Un oligopolio en cual cuatro bancos tienen el 80% de cuota de mercado y solo existen 15 entidades bancarias, cuando en Alemania hay 1850. No hay fuentes de financiación alternativas lo bastante potentes y las vías de inversión son muy pocas para las empresas.

-¿Han pagado un precio justo los responsables de la crisis?

Desafortunadamente, la crisis siempre la pagan las clases medias y bajas, en España y a nivel global. Uno de los pleitos que se ha llevado en Estados Unidos contra una entidad bancaria era porque les daban créditos a personas de color a un tipo de interés mayor cuando no tenían la base suficiente para atender el servicio de deuda.

El verdadero problema es que está crisis se ha llevado por delante también a la clase media, está desapareciendo.

-Usted considera que existe una falta de educación financiera ¿Debe ser esa educación un arma para defenderse ante el sistema o un manual de instrucciones del capitalismo?

Un arma no, creo que existen armas legales. La educación financiera es algo que promuevo mucho a través de mi fundación y uno de los temas que más importancia damos es el rescate de la persona física. La gente o bien no conoce los mecanismos que el gobierno pone a su disposición o hay un orgullo que le impide usarlos, pero una cosa está clara: hoy hay posibilidades de liberarse de la deuda y hacer esto es la primera manera para volver a empezar. Si el Presidente de los EEUU presenta concurso de acreedores para sus empresas, la gente de la calle puede hacerlo sin sentirse culpable por ello.

Me parece bastante tonto que una gran fortuna para el 1% de impuestos, una fortuna más pequeña un 4% y el ciudadano de calle pague la fiesta para todos

-¿Cuéntenos en qué consiste la labor de la Fundación Nagel?

Creo que cada uno debe hablar de lo que entiende. Como yo me dediqué 17 años a la reestructuración y refinanciación de deudas, creo que tengo que tener algún pensamiento que puede ser útil para alguien.

En la fundación nos dedicamos principalmente a la educación financiera, damos conferencias, impartimos talleres, etc. En estos talleres explicamos los conceptos de la hipoteca, como reducir cuotas, como gestionar los ingresos con los gastos, etc.

Por otra parte nos dedicamos a ayudar a personas en situación de excusión social provocada por el sobreendeudamiento: cuando las personas no pueden atender sus compromisos de pago les buscamos alternativas a través de la ley de la segunda oportunidad o buscando la mediación con sus acreedores.

Desde la Fundación Nagel queremos que las familias tengan un nivel de vida digno, que puedan llegar a final de mes sin que les hagan terrorismo telefónico desde las empresas de cobro. Mi objetivo es que los consumidores tengan este sentimiento de culpa por ser ayudados.

-¿Está pensado para ayudar a las clases medias y bajas?

Únicamente

-Empezamos a ver las primeras demandas ganadas a los bancos, ¿esto también será de ayuda?

Pero esto es también positivo para el accionista. Tenemos que entender que hay gente que compró acciones que cotizaban a 16 cuando ahora cotizan a 6 y parte de esa bajada viene porque se concedieron créditos a quién no se debía.

Estás demandas son por una mala praxis, si podemos demandar a un médico también podemos hacerlo con el empleado de un banco.

-¿Existe el rescate ciudadano?

Sí, pero lo triste es que el ciudadano no lo usa, tiene a su disposición la ley de la segunda oportunidad. Esta ley es tan favorable que hace poco le comentaba a un magistrado que vamos a tener turismo por ello, ciudadanos de otros países europeos van a venir a acogerse a la ley de la segunda oportunidad en España porque es mucho más simple que en Alemania, por ejemplo.

Hoy el 90% de las transacciones bancarias están fuera de la realidad, no hay ningún trasfondo económico, son puramente especulativas

Para terminar, una serie de nombres, y le pedimos una descripción breve

Rafael Correa: Gran político con grandes equivocaciones.

Mariano Rajoy: Persistencia

Pablo Iglesias: Ilusión no cumplida.

Angela Merkel: La venganza de Honecker.

Bernie Sanders: Carismático pero desafortunadamente no lo suficiente populista.

Rafael Nagel: Soñador de un mejor mundo.

One thought on “Entrevista a Raphael Nagel “Hoy el 90% de las transacciones bancarias son puramente especulativas”

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR