Cuatro años de la tragedia de Angrois, el mayor accidente ferroviario de nuestra democracia

Por Javier F. Ferrero

Faltaban pocas horas para la celebración del día grande de Galicia. El convoy procedía de Madrid-Chamartín y se dirigía a Ferrol, pero tenía prevista su parada en Santiago minutos antes de las nueve de la noche. Pasadas las 20,40 horas, el exceso de velocidad con el que circulaba el tren provocó el descarrilamiento. Vecinos del barrio de Angrois, nombre que quedará para siempre relacionado con la tragedia, se lanzaron junto a los servicios de emergencias a socorrer a las víctimas. El resultado final es de sobra conocido: 80 fallecidos y 144 heridos.

Hoy lunes, los gallegos conmemoramos el cuarto aniversario del siniestro ferroviario más grave de la democracia española, que se produce en un contexto marcado por dos frentes más claros que nunca: el judicial y el político.

 

Judicial

A Francisco Garzón, el conductor, se le ha unido en marzo de este año en calidad de investigado el exdirector de seguridad en la circulación de Adif, Andrés Cortabitarte, al que el juez también atribuye, al igual que a Garzón, los 80 supuestos delitos de homicidio y 144 de lesiones por imprudencia profesional grave. Cortabitarte ya había sido imputado por el primer instructor, Luís Aláez, en septiembre de 2013 y en mayo de 2014.

Este 27 de julio, tres días después del aniversario, Cortabitarte vuelve a estar citado en sede judicial. Se da por hecho que otra vez optará por no declarar, alargando el proceso e ignorando la necesitad de resolución de las victimas y sus familiares. Si habla, puede implicar a otros dirigentes o empresas públicas como Renfe.

Un cargo de Adif acaba en el juzgado y la investigación política está más cerca que nunca

Político

La demanda de una comisión de investigación ha sido la gran lucha de En Marea en el Congreso. Buscaron apoyos en los distintos grupos para hacer fuerza, pero el PSOE tras votar primero que no, ahora prefirió impulsarla en solitario, a pesar de haber mantenido una reunión de coordinación de la actividad parlamentaria el día anterior con representantes de En Marea. El grupo que integra a Anova, Esquerda Unida y Podemos, haciendo un ejercicio de pragmatismo, ya ha mostrado su disposición a votar a favor de la iniciativa socialista, sin descartar totalmente una actuación conjunta. El PP se opone en firme a esta investigación, ya que afecta a dos de sus más destacados dirigentes: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, por aquel entonces ministra de Fomento.

Hoy, más de un centenar de personas marcharán desde la estación de tren de Santiago hasta la Plaza del Obradoiro, junto a ellas diputados y concejales de En Marea, BNG, Ciudadanos, UpyD y el PSOE por primera vez. El PP es el único partido que no acudirá.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies