Verde, el color de la representación

Por Bárbara Ester

El 1 de diciembre entró en la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) presentado por el Ejecutivo Nacional. Este hecho histórico viene a cumplir otra de las promesas de campaña de Alberto Fernández, pero adquiere especial relevancia para marcar el norte de los progresismos regionales en el contexto de una juventud latinoamericana efervescente.

Cuadro aborto en Argentina

La medida no sólo es un claro posicionamiento frente a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y las colectivas de mujeres y disidencias LGTTBIQ+, es también un gran cambio en el imaginario social colectivo. El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) midió las las percepciones y sensibilidades con respecto al tema desde mayo de 2019 a noviembre de 2020, y el porcentaje de ciudadanas y ciudadanos que consideran que “el aborto debería ser legal en cualquier caso, respetando el derecho de los cuerpos gestantes a decidir” se incrementó 11 puntos en solo un año y medio, alcanzando el récord de 54,7% de adhesión a nivel nacional. Esta posición es mayoritaria, tanto entre quienes se sienten identificados con el actual oficialismo del Frente de Todos, como entre quienes transitan la “avenida del medio” en términos políticos, lo cual confirma que la conquista de este derecho interpela a transversalmente a la gran mayoría de la sociedad. Incluso entre quienes se identifican con la oposición, 4 de cada 10 encuestados se manifiestan a favor del derecho a decidir.

Fuente: Encuesta CELAG

Al mismo tiempo, la adhesión a la Ley de IVE crece significativamente en el segmentos de los jóvenes de entre 16 y 34 años y llega al récord de superar el 65% de favorabilidad en el AMBA. Ello constituye una apuesta histórica del Gobierno Nacional por representar en el sentido más profundo, es decir, no como un mero hecho delegativo (hablar en nombre de), sino en propuestas legislativas que permitan cuidar y exponer intereses, necesidades y anhelos de sus ciudadanos y ciudadanas. En definitiva, marca un antes y un después en términos de ampliación de derechos de mujeres y disidencias y, también, un gran paso en la representación sustantativa de los, las y les jóvenes.

A diferencia del Gobierno encabezado por Mauricio Macri, quien habilitó la discusión pero se convirtió en su principal adversario en ambas cámaras durante el 2018, fue el propio Ejecutivo su impulsor, reconociendo así una deuda histórica para con las personas gestantes y la democracia. ¿Estarán los y las representantes a la altura? Según los datos trascendidos, la situación es bastante similar a la anterior: el IVE sería aprobado en la Cámara Baja y no tendría el mismo respaldo en el Senado, aunque no por una contundente diferencia de 38 votos, sino con una ajustadísima diferencia de tan sólo 2 votos. Este escenario ha hecho fantasear a propios y ajenos con un empate dirimido, nada más y nada menos, que por la presidenta del Senado y expresidenta de todos los argentinos y argentinas, Cristina Fernández de Kirchner, quien en un acto de justicia poética confirme que su voto “Sí es positivo”, coronando así un auténtico y definitivo Gambito de Dama.

Se necesita mayoría simple, es decir, 129 y 37 votos en cada una de las cámaras. A diferencia de 2018, el proyecto cuenta con el aval y la fuerza del Ejecutivo a la hora del debate, y una fiscalización de cada argumento y cada voto en streaming por parte de una juventud que lo parió en las calles. La misma que tomará nota de las posturas de cada bancada de cara a las elecciones de 2021. Como último as bajo la manga, en caso de igualar corresponderá a Sergio Massa (Diputados) y Cristina Kirchner (Senadores) desempatar en favor de la auténtica mayoría. El jueves 10 de diciembre será un día histórico si la correlación de preferencias sociales es oída por nuestro/as representantes y logramos la mitad más uno; en las calles somos bastante más que dos (votos); la marea verde representa al 54,7%.

Artículo original en CELAG

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.