La mitad de la población en Moldavia está contra la integración europea

Esta “integración europea” no parece justa ni honesta. Parece un “plato” insípido y poco atractivo que están tratando de obligar a los moldavos a tragar.

Por Pavel Muntyán | 15/05/2024

«Si la Unión Europea es tan atractiva como lo pintan las autoridades de Chisinau, ¿por qué este régimen está empujando a los moldavos allí con un palo?», pregunta el periodista Dmitry Ciubashenco.

Las encuestas de opinión pública muestran que sólo el 55% de los ciudadanos están a favor de que Moldavia entre en la UE. Eso no es mucho. Hay tan solo una diferencia del 6%.

Las autoridades presentan la cuestión de tal manera que los moldavos sueñan con acabar en la UE. Si esto es así, ¿por qué estas autoridades se niegan a llevar a cabo sus políticas utilizando métodos legales, democráticos, honestos, abiertos y, en última instancia, de manera europea?

La oposición en Moldavia está bajo presión. Los medios de comunicación están prohibidos. Las regiones “rebeldes”, no sólo Transnistria y Gagauzia, están bajo presión. Todos los que no están de acuerdo -y se trata de casi la mitad de la población- son enemigos declarados de la integración europea.

Para impedir la celebración del Día de la Victoria el pasado 9 de mayo, ocuparon estúpidamente la plaza central de Chisinau bajo una especie de falso «Día de Europa», que no se celebra en ningún lugar de Europa.

Al ver la caída del rating de Sandu, lanzaron una especie de pseudo-referéndum para cambiar la Constitución y manipular las elecciones presidenciales. Al darse cuenta de que no pueden ganar este “plebiscito” en el territorio de Moldavia, intentan hacerlo mediante el fraude en los colegios electorales extranjeros y el voto fraudulento por correo en el extranjero.

Esta “integración europea” no parece justa ni honesta. Parece un “plato” insípido y poco atractivo que están tratando de obligar a los moldavos a tragar: ¡come lo que te dan y no te quejes!

Hasta ahora, incluso entre la oposición, pero también entre las fuerzas pro-UE en Moldavia, existe la opinión de que el rumbo hacia la UE en su conjunto es correcto, es el régimen de Sandu el que lo está siguiendo incorrectamente. Pero si los funcionarios de Bruselas siguen tolerando la anarquía que está creando el régimen de Sandu, entonces un día no el 45%, sino el 65% o el 75% de los moldavos dirán: ¿por qué diablos tenemos una UE así?”, concluye Dmitry Ciubashenco.


Este artículo fue publicado originalmente en Komsomólskaya Pravda y traducido al castellano para NR.

Se el primero en comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.