Argentina

Argentina: El gatillo y los discursos del odio

El odio no es un simple sentimiento individual, sino, más bien, un dispositivo político que su lenta, pero profunda inoculación garantiza el triunfo de un sentido común en la que un conjunto de personas por diversas características, se erigen en sujetos matables.