El poder insolidario frente a la solidaridad de los pueblos en la lucha contra el COVID-19

Por André Abeledo

La UE muestra su verdadera cara, la insolidaria y clasista.

Merkel y Rutte empujan a España e Italia a recurrir al fondo de rescate. La pandemia parece darles igual.

Alemania y Holanda nos quieren de rodillas. En la práctica la UE solo existe cuando les interesa a los países ricos, pero cuando vienen mal dadas es sálvese quien se lo pueda permitir.

No solo Europa, nos encontramos con un mundo lleno de mandatarios psicópatas, racistas, clasistas e irresponsables.

Desde el inefable Donald Trump, pasando por Boris Johnson en Reino Unido o Bolsonaro en Brasil.

Negar la gravedad de la pandemia, pensar que es algo de pobres y viejos prescindibles son cosas de mandatarios psicópatas y estúpidos.

El último ejemplo es del presidente brasileño, Bolsonaro, que aprobó un decreto que convierte a las iglesias en «servicios esenciales», lo que permitirá que puedan seguir abiertas en plena pandemia. Que los Dioses protejan a Brasil, su gobierno no lo hará.

A nivel del Estado español también debemos destacar el ejemplo de insolidaridad que supone la cascada de ERTE en las grandes empresas españolas nos da un ejemplo de la diferencia entre patriotismo y patrioterismo.

La oligarquía en el española nunca ha conocido más patria que su cartera. En los trances más difíciles, hoy como siempre, solo el pueblo defiende al pueblo.

Sin duda los pueblos del Estado español hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, rescatando bancos y autopistas y enriqueciendo a corruptos y especuladores.

La crisis del COVID-19 debe reafirmar nuestra apuesta por un Estado social con menos desigualdades y menor brecha salarial. Un Estado que refuerce sus pilares recuperando sectores estratégicos para lo público. Sanidad pública, universal gratuita y de calidad, lo mismo en educación.

El líder de la ultraderecha española, Casado, critica que Sánchez no está a la altura y propone izar banderas a media asta durante el estado de alarma. El nivel del «líder» de la oposición ultraderechista roza la estupidez, si llega a gobernar el trifachito estábamos paseando santos para pedir intermediación divina.

A los gobiernos de la derecha en el Estado español, les debemos la degradación de nuestra sanidad pública que se demuestra en datos como el siguiente:

Plazas de UCI por cada 100.000 habitantes:

– Galiza: 5,9

– España: 8,28

– Francia: 11,6

– Italia: 12,5

– Alemania: 29,2

Hasta los animales protegen a los más débiles, el ser humano también lo hace por naturaleza, pero el sistema capitalista no es humano, ni animal, es despiadado y brutal.

Cuba Socialista envía médicos a donde los necesitan, EEUU envía bombas y marines donde no los necesitan, Cuba investiga para crear medicamentos para todo el mundo y EEUU para construir armas que podrían destruir el mundo. Capitalismo versus Socialismo.

Esta cuarentena nos debería dejar tiempo para pensar en cómo crecer y mejorar como persona, pero también en qué tipo de sociedad queremos construir, pues que desde el día después de la cuarentena nada volverá a ser igual, ni a nivel personal, ni como sociedad, ni el sistema será ya el mismo.

Yo ahora estoy en esa etapa, de reflexión y estudio. Recordando la frase de Lenin de «la revolución empieza en casa».

Cuando ves qué tus hijos te aman con locura, disfrutan del tiempo que pasan a tú lado, quieren jugar contigo, sentarse a tú lado, ver la tele en tú compañía, ir contigo a todas partes, hacer los deberes o dormir a tú lado. Te das cuentas de que has hecho algo bien, pero muy bien. Y eso debería dar la fuerza necesaria para trabajar y luchar por un mundo mejor.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.