Poesía política | 15 segundos de un español en un CIE

Por Javier DG @olduvay22 | Ilustración de Javier F. Ferrero @SrPotatus


recluido-1-1

Una playa, un paseo,

un montón de ideas

al amanecer.

Muchos caminantes

bajo la sospecha

de esconderse entre las olas.

Un respiro

al ver el sol.

Un hermano

que expira amargura,

extrañado,

esconde su mirada

entre arena fina.

No da crédito a lo que ve.

En la cárcel nadie presta.

Aquí, no existe.

 

 


Sin aire

para unir las letras

de su nombre,

acopla la vida

en dos metros cuadrados

de insalubre agua tibia.

No nació delincuente.

No huyó del horror presente

para mirar un paisaje

que no le devuelve la mirada.

No nació bajo el desprecio

ni bajo la humillante guarida

preparada por el primer mundo,

donde se marca el ganado,

de refilón, a escondidas,

para ocultar

la vergüenza de mezclar

azúcar con sal fina.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR