Siria | El chantaje turco con los refugiados de Siria

Por Jordi Vázquez

A estas alturas todavía no se ha explicado, con detalle, por qué decenas de miles de personas han entrado en Europa este verano huyendo de la guerra de Siria. Si esta comenzó en el año 2011 ¿por qué llegan ahora? La respuesta se llama Turquía.

El estado turco es el que más ha recibido refugiados sirios: la mitad de los cuatro millones. Ello le ha supuesto un enorme coste, a pesar de las fuertes ayudas internacionales sobre todo a través de la ONU. Miles de refugiados sirios deambulan por las calles de las ciudades. Y a pesar de eso, su paso hacia Europa no tiene motivación económica sino política.

En julio se produjo un atentado, nunca reivindicado por nadie, contra jóvenes internacionalistas turcos, de izquierda, que iban a ayudar al Kurdistán sirio. Murieron 34. El estado turco utilizó este hecho para romper el proceso de paz con el movimiento kurdo encabezado por el PKK que se inició en 2012. Se violó el espacio aéreo iraquí, bombardeó las bases del PKK y, desde entonces, ha matado unos 120 civiles kurdos y detenido 3.564 personas incluidos 300 menores.

¿Por qué Turquía rompió la vía pacífica? Por dos motivos. El primero es que el gobierno, formado por el partido conservador islamista AKP, preveía obtener mayoría absoluta en las elecciones del 7 de junio. Fue el HDP, un partido de izquierda y pro kurdo, quien se la arrebató al pasar de 35 a 80 escaños. El AKP ahora, quiere tensar la situación política e ilegalizar su rival. No ha podido formar gobierno estable y ha vuelto a convocar elecciones para el uno de noviembre. En un escenario de violencia política prevé destruir el HDP.
El segundo motivo lo encontramos en Siria; donde la población kurda ha creado una zona autónoma defendida por milicias cercanas al PKK. Es la parte de Siria que funciona mejor y se acogen decenas de miles de refugiados árabes. No quieren huir, piden que se les envíe ayuda pero casi ninguna organización o estado los escucha. Turquía lo ve como una amenaza que se puede contagiar el Kurdistán turco. A pesar de todo no tiene suficiente fuerza como para intervenir en el país vecino. La vía fácil, pues, es aplastar con una estrategia de tensión los kurdos de Turquía. En este sentido hay que leer, también, los atentados del 10 de octubre en Ankara.

La masiva llegada a Europa de refugiados coincide, en el tiempo, con la reanudación del conflicto violento en Turquía. El objetivo es dejar pasar decenas de miles de personas hacia Europa. Una vez ésta ha visto el peligro ha pedido a Turquía que vuelva a ser muro de contención. Y Ankara ha hecho un chantaje político: puede contener los dos millones de refugiados a cambio de dinero e impunidad.

Del 4 al 6 de octubre el presidente turco visitó Bruselas para escenificar el chantaje. La UE ya le ha prometido 3.000 millones de € para que se ocupe de que no llegue nadie más en Europa. Aparte, Turquía quiere silencio sepulcral a sus excesos. Ninguna crítica a los atentados, sin reivindicar, que golpean la oposición turca. Se atribuyen al Estado Islámico y listos. El EI reivindica siempre sus acciones. No ha reivindicado ninguno de las que el gobierno turco le atribuye. Un gobierno que ha disuelto 88 manifestaciones a golpes, arrastrado cadáveres de kurdos con vehículos blindados por las calles, ejecutado extrajudicialmente 41 menores de edad en 9 meses, violado 500 veces el espacio aéreo iraquí, hecho toques de queda de forma casi diaria en ciudades kurdas, despojado sin motivo 17 alcaldes o que es el estado del mundo que más bloquea internet y en especial la red twitter.


El chantaje, de momento, funciona. La muerte de los kurdos nos coge lejos. La llegada de refugiados sirios, en cambio, nos afecta directamente.
*Jordi Vazquéz es el autor de ‘El moviment nacional escocès’, ‘Kurdistan, el poble del sol’ i co autor de ‘La revolució ignorada’.
Miembro fundador de KurdisCat.

4 thoughts on “Siria | El chantaje turco con los refugiados de Siria

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies