Una crisis de clases

Por Jordi Solé Codina

Tenemos claro que la crisis del coronavirus afecta a todo el mundo, de los más pequeños a los más grandes, y de los más ricos a los más pobres, ¿pero afecta por igual? La respuesta es que no, para variar, la gente más pobre sufre la crisis mucho más intensamente que la gente de clase acomodada.

Primeramente si analizamos la medida de las viviendas en el estado español, podemos ver como la media se encuentra entre 76 y 97 metros cuadrados construidos y dos personas viviendo en aquel habitáculo. Hay que remarcar que esta es la media, comprende pisos de 30 metros cuadrados con 5 personas y chalés de 300 metros cuadrados con una pareja. A la vez encontramos que el 65% de los españoles vive en un piso, y que un 25% de estos se encuentran con pisos en malas condiciones. Sin contar la gente que por ejemplo no tiene calefacción, que el 2011 era cerca de un 15%. Si analizamos las ciudades de más de 100.000 habitantes, como Barcelona o Madrid por ejemplo, casi el 75% de las viviendas ocupan un espacio igual o inferior a los 90 metros cuadrados construidos. Un espacio que ya es bastante reducido de normal, si hay que pasar la cuarentena, y añadiendo la imposibilidad de respetar la distancia ni hacer aislamiento, todavía se hace más pesado. Cabe decir que convivir en estos espacios reducidos y con mínimo un par de personas, llevará problemas psicológicos en la población de estas viviendas. Por otra parte, encontramos que casi un 35% de la población vive en chalés o con casas en urbanizaciones de lujo. Está claro que no te afecta lo mismo vivir dos personas en un piso, con una terracita pequeña, de 80 metros cuadrados, que en un chalé, con jardín, de 200 maestros cuadrados. Unos acabarán muy probablemente con problemas psicológicos, mientras otros hacen más kilómetros durante el confinamiento que antes de este. Analizamos ahora la cuestión de la afectación de la crisis del Covid19 entre barrios. Si nos centramos en Barcelona, los barrios más afectados son Ciutat Vella y Nou Barris, distritos con la menor esperanza de vida de la ciudad Condal, y si nos fijamos en la capital del Reino, Madrid, Puente de Vallecas es el segundo barrio más pobre de la ciudad y el segundo en afectados por el virus. Todo esto se debe a las condiciones de vida de las personas que residen en estos barrios, a los habitantes por m², al salario medio y sobre todo a que son las personas que están yendo a trabajar cada día, sea con ERTO’s o sin, para levantar una economía que lo primero que hará es llevárselos por delante.

En conclusión, esta crisis sí que entiende de clases, como todas las crisis. Desgraciadamente si la clase trabajadora no es capaz de hacer frente a este nuevo paradigma de crisis social y económica que vendrá, esta crisis la volveremos a pagar los de siempre.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.