Tempestades de sal

Por Daniel Seixo

Resultado de imagen de presos independentistas gallegos

Resulta complicado perseguir algo que no existe, causar dolor con algo que no existe, difundir el pánico con algo que no existe… Pero si eso es posible, sucede en el estado español, ese proyecto político integrado en el seno de Europa, en el que un pequeño reducto de irreductibles gallegos resiste, todavía y como siempre, al invasor. Y la vida no es fácil para las guarniciones de Guardia Civiles en los reducidos campamentos de que de Galiza… ¿ridículo? Lo mismo pensamos exactamente los gallegos y gallegas cuando vemos abrir los telediarios y los debates políticos del estado español con el cuento de que una vez más militantes independentistas gallegos han sido detenidos acusados de terrorismo por pertenencia a la organización inexistente Resistencia Galega.

Al igual que sucedió con La Mano Negra en la década de 1880, con gran del Movimiento de Liberación Nacional Vasco bajo la premisa de “Todo es ETA” y tal y como sucede con el procés y la criminalización de toda iniciativa política y social que se lleve a cabo en Catalunya de cara a conquistar la independencia efectiva, la capacidad del gobierno español para modificar, moldear y tergiversar el relato parece no tener límites.

Ni ha existido nunca La Mano Negra, ni Egin tenía nada que ver con ETA y si existió violencia extrema aquel 1 de Octubre en Catalunya, fue sin duda por parte de una policía y un estado que se retrato ante el mundo como claramente represor cuando la situación lo contempla

El 12 de septiembre de 2013, la sección 3ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional española, condenaba a Eduardo Vigo, Roberto Rodríguez, Antom Santos y María Osorio López con una sentencia que involucraba a los cuatro detenidos con una organización terrorista llamada Resistencia Galega. Un grupo terrorista que teóricamente actuaba en territorio gallego y que os puedo asegurar fue curiosamente presentado en sociedad en esta nación por la Audiencia Nacional, la Brigada de Información de la Policía Nacional, Guardia Civil y los distintos medios que lejos de informarse o investigar un poquito el asunto, se limitaron a reproducir la visión del estado español, puede que por costumbre o por eso de que el terrorismo siempre vende, que sé yo.

En un estado en el que nos cuesta llamar al fascista fascista, al machismo machismo y a la corrupción corrupción, nunca ha existido problema alguno para tildar como terrorista a todo aquel militante de izquierda que contrapusiese su visión política y social a la imperante en el territorio español, ya fuese de forma violenta o de forma pacífica. Cierto que a alguno de los independentistas detenidos a lo largo de estos años se les ha asociado con la elaboración de explosivos caseros y con los atentados contra entidades bancarias y sedes políticas, cierto también que en el independentismo gallego han existido históricamente breves y moderadas reacciones violentas contra lo que se ha considerado opresión del estado español. Pero de ahí a lograr crear  una absurda cosmovisión política, en la que una supuesta organización terrorista llamada Resistencia Galega, usa el terror de cara a influir en la vida política y social de Galiza, debería de haber un gran paso.

Cuando deseos, indicios y sospechas se entremezclan en un juzgado, las sentencias suelen estar dictadas ya de antemano. De nada vale entonces que los acusados nieguen su pertenencia a banda armada o que denuncien abiertamente el uso de la violencia para la consecución de los objetivos políticos del independentismo. Cuando uno logra visionar alguno de los juicios contra los independentistas gallegos, no puede evitar percatarse de la agresividad del relato que el estado español impone desde el inicio a los acusados. Expertos, abogados, testigos, pruebas periciales y ni mucho menos las declaraciones de los propios testigos valen para nada durante las jornadas que dura el escarnio, la sentencia de terrorismo parece dictada desde el momento en el que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado sacan a los militantes de su domicilio, esposados y paseados normalmente solo ante la prensa, una prensa que sin que nadie quiera saber muy bien como, siempre es de las primeras en enterarse de las detenciones, en demasiadas ocasiones incluso antes que los propios detenidos. Después de todo, los relatos no se cuentan solos.

Uno no puede fiarse únicamente de los relatos de la policía, no puede hacerlo y a quedado sobradamente comprobado a lo largo del tiempo, ni ha existido nunca La Mano Negra, ni Egin tenía nada que ver con ETA y si existió violencia extrema aquel 1 de Octubre en Catalunya, fue sin duda por parte de una policía y un estado que se retrato ante el mundo como claramente represor cuando la situación lo contempla. No pueden acusar a la militancia independentista gallega terrorismo por pertenecer a una organización cuya única prueba de su existencia es precisamente la supuesta militancia en la organización de los diferentes militantes independentistas detenidos. No solo es un razonamiento de locos, sino que se escapa totalmente de cualquier principio básico de derecho.

No ha existido, no existe, ni existirá en Galiza problema alguno con una organización terrorista llamada Resistencia Galega, no podemos permitir como sociedad por tanto que se siga usando esa espuria sombra del terror como excusa para criminalizar y reprimir al Movimiento Independentista en Galiza

Leer Sempre en Galiza, para a tomar unas copas por el Avante o A Gentalha, ser parte activa del movimiento político o cultural de tu tierra o incluso fruto de la rabia, la impotencia o la desesperación recurrir al sabotaje violento incluso con termos con pólvora, no te convierte en terrorista. Puede parecernos moralmente reprobable, debe ser investigado y juzgado como un delito, pero ni mucho menos tales hechos suponen prueba alguna que nos permita hablar de una supuesta organización terrorista activa en suelo gallego. Intentar transformar estos hechos en un relato de criminalización y represión que convierta a una decena de independentistas gallegos en los sujetos más peligrosos del estado español supone a todas luces un esfuerzo ridículo para cualquier persona con apenas dos dedos de frente.

El asunto podría resultar hasta cómico si no fuese porque tras cada detención son muchos los militantes, las familias y los proyectos políticos y sociales que quedan tocados en Galiza,  la ley antiterrorista y el régimen FIES-3 con el que los militantes gallegos entran en prisión no solo truncan definitivamente una vida, sino que siembran la rabia, la impotencia y la distancia con el proyecto político español en muchos más gallegos y gallegas.

No ha existido, no existe, ni existirá en Galiza problema alguno con una organización terrorista llamada Resistencia Galega, no podemos permitir como sociedad por tanto que se siga usando esa espuria sombra del terror como excusa para criminalizar y reprimir al Movimiento Independentista en Galiza. Queremos que vuelvan, queremos paz, queremos libertad.

 

 

 


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

One thought on “Tempestades de sal

  • 20/06/2019 at 12:29 pm
    Permalink

    la drcha necesita un falso-terrorismo, para :
    1-tapar el maxi-terrorismo franquista ,
    creador d ls demas, y qe ellos defienden descaradamente , = asi ns dejan en shock = confusos
    2- qe no se vote izda-etc cn la excusa qe pactan cn regionalistas
    3-ni se pacte con nacionalismos , por la misma,
    ( aun cuando ls partidos mayoritarios regionalistas-nacionalsitas son de derechas cn ls qe ellos tbn pactan )
    …osea, regionalismos qe ellos a la vez aventan :
    ciu-PPNv siempre apoyó a PP y pp-ciu montaron lo d Cat para tapar sus recortes etc y se llevaron muy bien al 3% Ppujolaznar…etc

    Y asi siendo minorias todos ls partidos , solo ellos consigan pactar,
    pqe la drcha tiene tres partidos qe son el mismo, lo qe pasa qe divididos mamam mas dl estado

    Solo les interesa el dinero pa ricos, traicionando a sus votantes, escondiendose en lo que provocan
    ( = p-ej se dicen provida pero sus politicas economicas son ls qe mas pobreza y abortos producen ) ,
    y culpandonos a ls demas luego
    tbn cn lo de ser pobres por no emprender…con bajsos salarios…desp qe ellos cn sus beneficios lo evaden y especulan pa crear crisis
    hasta en Galicia ahora han encontrado terroristas independentistas
    cuando no son ls anarcos de madrid o la eta …salvo en Cataluña…pero han montado lo d Puchdemoñ
    pqe lo de terralliure ya no cuela

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies