Ramón Espinar: “La Sanidad es uno de los derechos que el pueblo ha conquistado en las últimas décadas”

Por Roberto Santos

La Sanidad Pública española tras años de recortes, precariedad, jubilaciones forzosas y restricciones en el número de MIR para supuestamente ahorrar, se encuentra hoy sumida en el caos. Y no es que desde Nueva Revolución nos queramos poner dramáticos o hacer cundir el pánico, pero los números hablan por si solos y la realidad es la que es. Una realidad en la que nos encontramos que media España tiene problemas para cubrir plazas de pediatras, radiólogos, médicos de atención primaria, anestesistas… Y si esto ya de por si es preocupante, nos encontramos con que se agravará más en los próximos años con la jubilación de 45.000 médicos.

Como era de esperar, el Gobierno del Partido Popular, no previó esto, por lo que ahora el Ministerio de Sanidad ha creado un grupo de trabajo con las comunidades y los sindicatos médicos, que no ven fácil solución a corto plazo. Y es que no podemos olvidar que desde que un médico entra en la facultad hasta que se gradúa, en el mejor de los casos pasan 10 años, lo que ya nos deja claro que en este caso las soluciones no pueden ser rápidas.

Los problemas en la sanidad española nos traen un goteo de noticias incesante, que nos cuenta y nos muestra el increíble deterioro que ha sufrido nuestro sistema público sanitario. Noticias que no solo nos hablan de la falta de profesionales en muchos hospitales, sino que también nos hablan de servicios de urgencias saturados, de camillas en los pasillos con enfermos, de hospitales con goteras o donde directamente se descuelgan los ascensores como ocurrió en Getafe, resultando heridos una trabajadora y un paciente.
A principios de año fueron varios los medios que se hicieron eco del caos en el Hospital La Paz en Madrid, donde por causa de un temporal las Urgencias del mismo acabaron inundadas además de saturadas de pacientes. Hospital donde por otro lado el sindicato MATS ha denunciado en varias ocaciones los colapsos que se producen en su servicio de Urgencias, llegando a tener 129 pacientes en camas y camillas, pese a contar con solo 61 camas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha negado muchas veces que la situación de la sanidad pública sea mínimamente preocupante, llegando incluso a decir que los colapsos en el Hospital La Paz correspondían a “un pico de actividad, pero nunca un colapso”.

El deterioro de nuestra Sanidad no comenzó ayer, sino con los recortes que comenzaron con la crisis económica. No olvidemos tampoco que en 2013, Hacienda impuso un duro recorte a las Comunidades Autónomas y estás encontraron un buen recurso para ahorrar en obligar a jubilarse a los médicos de más de 65 años, que hasta entonces podían ejercer voluntariamente hasta los 70, cosa que, por otro lado. hacia la mayoría. De esta forma fueron jubilados a la fuerza entre 7.000 y 10.000 médicos. De todas estas jubilaciones forzosas y según la Confederación Estatal de sindicatos Médicos (CESM), solo se repusieron el 10% de las plazas.

Las manifestaciones de la Marea Blanca fueron muy activas en los primeros años de recortes, pero no han desaparecido en ningún momento. No es poco el personal sanitario, desde médicos, enfermeras, auxiliares…, que se quejan de precariedad, exceso de horas y pésimas condiciones de trabajo. Y mientras todo esto ocurre, la Sanidad privada va ganando fuerza, hasta el punto de que los seguros privados aumentaron un 24% entre 2011 y 2015, a la vez que según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) estos mismos seguros se encarecieron también un 24% en el mismo periodo de tiempo, es decir, entre 2011 y 2015.

Y si hay una comunidad en España que ha apostado por el modelo privado desde hace ya unos cuantos años, esa es Madrid, aunque no la única. Pero si la segunda, tras Cataluña, donde el peso de la sanidad privada respecto al gasto sanitario total, en concreto y según datos de el IDIS, (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad), representa el 44,4% frente al 55,6% que se destina a la Pública.

Por todo ello hemos querido hablar con Ramón Espinar, Secretario General de Podemos en la Comunidad de Madrid y Portavoz en el Senado, sobre la situación de la Sanidad en esta Comunidad y las soluciones que propone su grupo político para mejorar o reflotar, nuestra Sanidad Pública.

1- ¿Existe un plan sistemático del PP para implantar la sanidad de gestión privada y para deteriorar la sanidad pública en la Comunidad de Madrid?

Hace mucho tiempo que el PP tiene un modelo de gestión basado en una relación de beneficio mutuo con sus grupos empresariales afines. Durante las últimas décadas el modelo se ha basado, fundamentalmente, en el uso del suelo y la vivienda como mecanismo central del modelo. Las instituciones públicas promovían una política de pelotazo inmobiliario y los amigos se beneficiaban.

La crisis económica, con una intensa afectación en el mercado inmobiliario, les ha hecho buscar nuevos nichos de negocio. Han aparecido en los últimos años, con especial intensidad, las fuertes inversiones de los grupos empresariales afines al PP en sectores con, lo que los economistas llaman, “demanda inelástica”. Esto es, sectores en los que el empobrecimiento de la mayoría no va a reducir significativamente la necesidad de acceder a servicios: dependencia, educación o sanidad son los ejemplos más significativos.

En ese marco, el PP ha hecho una fortísima apuesta por la sanidad privada dentro de la propia prestación de un servicio público y un derecho fundamental como es la Sanidad. La fuerte desinversión en la pública solo se ve compensada por un esfuerzo inmenso de los y las profesionales sanitarios que siguen manteniendo una excelente sanidad pública, aunque es innegable el deterioro. Las listas de espera, la derivación de la cartera de servicios de los hospitales públicos hacia centros privados, las malas condiciones de las instalaciones o la precarización del personal subcontratado son síntomas inequívocos de un modelo que se va orientando hacia la gestión privada.

2- ¿Qué propone Unidos Podemos para combatirlo?

Un programa ambicioso de recuperación de un patrimonio de la Comunidad de Madrid que se está perdiendo: una sanidad pública puntera, de calidad y universal.
Hacen falta dos elementos fundamentales: inversión publica y voluntad política. 

Algunos de los problemas de la Sanidad no tienen que ver con invertir más recursos, sino con invertir mejor: el presupuesto de gasto en fármacos se está disparando al tiempo que decrecen las demás partidas. Ahí no hace falta gastar más, sino acudir a medidas de promoción de los genéricos o a innovaciones en la forma de adquirir los fármacos que pueden abaratar los precios simplemente con más transparencia y menos influencia de la farmaindustria en los procesos de elaboración de políticas sanitarias.

Respecto a la inversión, hay que tomar dos decisiones: revertir el proceso de gasto ingente en sanidad privada para orientarlo hacia la inversión pública y, sencillamente, invertir más recursos en Sanidad. 

¿De dónde los sacamos? De una fiscalidad justa que no perdone más de 1.000 millones al año en impuestos de patrimonio y sucesiones al 10% más rico de la Comunidad de Madrid.

3- ¿Se está devaluando la calidad de la Sanidad Púbica en Madrid como denuncian usuarios y trabajadores?

Es imposible afrontar décadas de ataque sistemático del PP al sistema público sin que la Sanidad se resienta. Hay problemas con las listas de espera, las derivaciones a centros privados, la subcontratación de servicios (que conlleva precarización de los trabajadores y empeoramiento del servicio) y el desgaste en instalaciones que necesitan ser renovadas.

Al mismo tiempo, existe un patrimonio de valor incalculable que tiene que ver con el orgullo y el compromiso de los y las profesionales, que mantienen a flote cada hospital y centro de salud con un enorme esfuerzo y un trabajo sacado adelante con todo en contra.

4-El pasado 27 de noviembre se constituyó en Getafe la Plataforma en Defensa del Hospital de Getafe en la que, entre otros problemas, se denunciaba los constantes fallos y deficiencias en las instalaciones e infraestructuras que ponían en riesgo la seguridad de pacientes y trabajadores. Tan solo dos días después se descolgaba un ascensor bruscamente resultando heridos una trabajadora y un paciente. Los trabajadores de este centro han creado una plataforma en defensa del hospital y denuncia que “este deterioro progresivo y programado del sistema público ha tenido ya consecuencias muy palpables, tanto para los trabajadores como para los usuarios, que han visto como se caían los techos, los ascensores y se inundaban salas del hospital por la falta de inversión en mantenimiento e infraestructuras”.  “Los recortes, tanto en recursos humanos como materiales, han dado como resultado una pérdida cada vez más notable de la calidad asistencial”.
No son el único caso de la Comunidad, también La Paz y otros hospitales se han puesto en pie de guerra…Teniendo en cuenta el nivel de deterioro de la Sanidad Pública madrileña, ¿es aún recuperable? ¿Podemos volver a tener una Sanidad Pública y Universal de calidad o estamos abocados a situaciones como estás y a tener que pagar para asegurarnos de que no caeremos descolgados de un ascensor de Hospital de la Comunidad de Madrid?

La Sanidad Pública y Universal constituye un elemento esencial de nuestro modelo de convivencia. Democracia es sinónimo de instituciones electivas, libertades civiles y políticas y derechos de ciudadanía. La Sanidad es uno de los derechos que el pueblo español ha conquistado (y pagado) en las últimas décadas.

Defenderla es tarea de las organizaciones políticas y parlamentarios, pero también de la propia sociedad. Quienes se activan y organizan para defender la Sanidad Pública constituyen un contingente fundamental en la batalla por un país más decente.

Cuentan con todo nuestro apoyo y nos necesitamos: hacen falta políticas públicas que cuiden los derechos de la ciudadanía, tanto como hace falta una ciudadanía exigente que demande la defensa de lo que es de todos y todas.

La Marea Blanca lleva años marcando el camino de la defensa de la Sanidad y de un modelo de sociedad más justo y más decente.

One thought on “Ramón Espinar: “La Sanidad es uno de los derechos que el pueblo ha conquistado en las últimas décadas”

  • Vicente Berrocal Bertol
    14/03/2018 at 12:28 pm
    Permalink

    Ahora hay que conquistar los deberes.Menos hospitales y más medicina preventiva. Y más responsabilidad personal, toda la culpa no la tiene el sistema. La forma de hacerlo más eficaz es es aprender a cuidarse y evitar así visitas innecesarias, consumo exagerado de medicamentos y reducir el número de operaciones, entre otras cosas. Es mi opinión

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies