Entrevistamos a la ONG Equalia: “Seguir empujando a la industria cárnica para lograr mayores estándares en bienestar animal es necesario”

Por Daniel Seixo

Tras conocer las imágenes de un escalofriante vídeo con el que la Equalia denunciaba públicamente la “extrema brutalidad” con la que los animales son tratados en un matadero segoviano, en Nueva Revolución nos hemos puesto en contacto con miembros de esta ONG, para intentar arrojar algo de luz al oscurantismo de la industria cárnica en el estado español y comprobar de ese modo si el grado de crueldad con el que son tratados los animales sacrificados en esas imágenes, supone una realidad presente de forma habitual en otros mataderos del estado español.

Resultado de imagen de equalia

¿Se cumple la normativa vigente en los mataderos del estado español?

Lo cierto es que cada vez están saliendo más casos a la luz de graves irregularidades en lo concerniente a bienestar animal y seguridad alimentaria. Hasta ahora, desde Equalia hemos publicado imágenes con cámara oculta de tres mataderos españoles diferentes. En todos ellos, se incumplían varias normativas, entre ellas bienestar animal. En dos de los mataderos cuyas imágenes publicamos, además se encontraron irregularidades en la normativa de seguridad alimentaria.

¿Resulta suficiente esa normativa?

Siempre se le puede pedir más a la industria cárnica. Lo cierto que es como mínimo debería aplicarse la normativa, y detectamos que no es siempre es así.

Han iniciado una campaña para la implantación de cámaras de videovigilancia por ley en todos los mataderos españoles ¿Se han puesto en contacto con ustedes desde la política institucional para interesarse por esta iniciativa?

Ya desde antes del verano decidimos dar el salto a las instituciones debido a que la propuesta estaba siendo aceptada y apoyada por todos los grupos de interés. Ahora mismo nos encontramos negociando una Proposición de Ley en hasta siete comunidades autónomas que llevará a la instalación de cámaras en los mataderos de estas siete comunidades.

Los animales han de ser tenidos en cuenta por su propia configuración como seres sintientes

En el año 2016 se filtraron a la prensa unos documentos estratégicos que señalaban a cuatro importantes agrupaciones cárnicas  como autoras de una trama que tenía como fin manipular la opinión pública, ¿consideran que existe complicidad política y mediática con la industria cárnica?

La OMS hizo público un informe en el que declaraban las carnes rojas y procesadas como cancerígenas, incluso poniéndolas en el mismo grupo en el que están otros elementos cancerígenos como el tabaco o el amianto. A raíz de ello, la industria cárnica empezó un campaña hablando de lo saludable de esas carnes. La realidad es que hay numerosos estudios científicos que recalcan el excesivo consumo de carne y cómo ello perjudica la salud. Desde Equalia, promovemos la reducción del consumo de carne, no solo por los animales y por la salud de las personas, sino también por luchar contra el cambio climático. La FAO ya declaró que “El sector de la ganadería es probablemente la mayor fuente de contaminación del agua”.

¿Reciben los operarios de los mataderos españoles la formación suficiente para desempeñar su trabajo?

Las imágenes publicadas denotan una falta tanto de formación como de interés en el correcto manejo de los animales en mataderos. Las cámaras de videovigilancia ayudarán a nuestros veterinarios a preservar las normativos vigentes en bienestar animal y seguridad alimentaria.

¿Consideran que la precariedad laboral en el sector puede influir directamente en las crueles prácticas contra los animales que ustedes denuncian?

Independientemente de la precariedad laboral en el sector y de las condiciones en que los dueños de los mataderos tratan a sus trabajadores, es inadmisible provocar estrés y un sufrimiento adicional a animales que van a ser sacrificados.

Han llegado a filmar como un trabajador “orina” en los corrales, incumpliendo gravemente las leyes en materia de higiene y sanidad, ¿existe demasiada laxitud a la hora de cumplir ciertas normas básicas para garantizar la seguridad de los consumidores?

Es uno de los puntos fuertes de nuestra campaña, evitar que se incumpla la normativa en materia de higiene. Casos como los que hemos presentado denotan una falta de inspecciones y control de higiene en los mataderos: trabajadores manipulando animales mientras fuman, corrales llenos de suciedad o trabajadores orinando en los corrales donde yacen los animales.

¿Se sacrifican animales enfermos en nuestros mataderos?

En las imágenes publicadas, se pueden ver animales enfermos o que no se sostienen en pie siendo arrastrados a la zona de matanza. Este hecho incumple gravemente la normativa, ya que por ley dichos animales deben ser sacrificados allí donde yacen, siempre bajo la supervisión de un profesional veterinario, que será quien determine si esos animales son aptos para consumo humano o no.

¿Se cumplen las normativas relativas a la edad de sacrificio de los animales en los mataderos españoles?

No sabemos.

¿Resulta habitual el fraude en el etiquetado? 

No podemos generalizar, sin embargo en uno de los tres mataderos que hemos denunciado algunos corderos entraron en el matadero sin ser identificados. Por ley, todos los animales han de llegar identificados al llegar al matadero. Además, el primer macelo investigado estuvo involucrado en una investigación del Seprona por presunto fraude en el etiquetado de hasta 15.000 corderos de origen francés vendidos como españoles.

¿Existe demasiado hermetismo en la industria cárnica?

Tal y como señala la OCU “el gran problema es que contamos con pocas fuentes independientes y de confianza para informarnos de lo que hacen realmente las compañías y de sí cumplen o no con sus compromisos”. Es necesario organizaciones como Equalia que ofrecen este tipo de información a los consumidores.

¿Son los animales algo más que una mercancía en el sistema económico actual?

Los animales han de ser tenidos en cuenta por su propia configuración como seres sintientes. Asegurar el mayor bienestar posible es nuestra obligación.

¿Es compatible el actual mercado cárnico con la búsqueda de un menor sufrimiento animal?

Dadas las circunstancias actuales, hay entidades que están proponiendo alternativas a los productos de origen animal, y otras organizaciones que nos enfocamos en aumentar el bienestar en animales de granja. Una perfecta propuesta de cómo cambiar las cosas dentro del mundo cárnico es nuestra iniciativa de cámaras en mataderos.

Su última campaña se basa en imágenes del matadero de Villarejo de Salvanés, en la Comunidad de Madrid, ¿excepción o algo más habitual de lo que nos imaginamos?

No podemos generalizar pero lo cierto es que cada vez están saliendo más casos a la luz de incumplimientos y graves irregularidades en torno a cuestiones de bienestar animal y seguridad alimentaria. Sea habitual o no, consideramos que la normativa ha de cumplirse y han de destinarse los recursos necesarios para su cumplimento. Está en juego no solo el bienestar de los animales, sino la salud de las propias personas.

Cada vez están saliendo más casos a la luz de graves irregularidades en lo concerniente a bienestar animal y seguridad alimentaria

¿Resulta necesario una reducción en el consumo de carne o sin embargo deberíamos incidir en una reducción del despilfarro alimentario?

Consideramos necesario la reducción del consumo de carne. Por salud, por luchar contra el cambio climático y por los animales. Y no lo decimos sólo nosotras. Cada vez más estudios científicos hablan de la urgencia a la hora de actuar en este sentido por el bien de las personas y de nuestro planeta.

Con una cifra de negocio de 24.000 millones de euros, ¿cómo cambiar las cosas en la industria cárnica?

La industria cárnica está dándose cuenta que ha de apostar por el bienestar animal, en consonancia con una mayor demanda del consumidor acerca de la transparencia de los productos que consume. Seguir empujando a la industria cárnica para lograr mayores estándares en bienestar animal es necesario, tal y como refleja la opinión del último Eurobarómetro en referencia a las actitudes de los españoles hacia el trato que los animales de granja reciben. Además grandes empresas cárnicas están empezando a invertir en productos vegetales sustitutivos a la carne como hamburguesas o salchichas, de hecho ya comercializan este tipo de productos, que se pueden encontrar en la mayor parte de supermercados.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.