Entrevista con Pablo Mayoral (2ª parte): «Las fuerzas rupturistas vivimos una particular represión, al tiempo que otros partidos que, como el PSOE, no habían hecho apenas nada contra la dictadura en los últimos años, eran continuamente ensalzados y apoyados materialmente por la reacción nacional e internacional»

Ayudanos a seguir con Nueva Revolución
Pablo Mayoral en el Homenaje a los últimos fusilados por el franquismo, realizado el 27 de septiembre de 2015 en Madrid. Foto: Víctor Lopez / La Comuna

Pablo nació en Madrid en 1951. Militante antifascista en las filas del PCE (m-l) desde 1970 y activista del FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota). En Septiembre de 1975 fue sometido a Consejo de Guerra Sumarísimo en el Juzgado Militar número 2 de la Primera Región Militar, donde se le pedía pena de muerte, y fue condenado a 30 años de prisión. Fue dirigente histórico del PCE(m-l), hasta la disolución del partido en 1992, y en la actualidad forma parte de la direción de La Comuna, Asociación de presxs y represaliadxs del franquismo, que, según ellos mismos “es una asociación de represaliadas y represaliados políticos del franquismo constituida en la primavera del año 2011 para dar testimonio directo de las luchas y la represión que caracterizaron los últimos lustros de la larga dictadura franquista”. También es uno de los querellantes contra los crímenes del franquismo de la Querella Argentina, que lleva la jueza María Servini de Cubría.

Finalmente tu sentencia fue conmutada por la de treinta años de cárcel, pero se confirmaron la de Xosé Humberto Baena, Ramón García Sanz y José Luis Sánchez Bravo, militantes del PCE (m-l) y del FRAP, que fueron, finalmente, ejecutados el 27 de septiembre. Creo que, al menos, tuviste alguna relación con García Sanz y Humberto Baena. ¿Qué recuerdos tienes de estos dos compañeros, a los que se sigue homenajeando 45 años después?

Efectivamente el 27 de Septiembre nuestros tres compañeros Humberto, José Luis y Ramón fueron fusilados en Madrid, y Ángel Otaegui y Juan P. Manot en Burgos y Barcelona.  Los fusilamientos los ejecutaron sendos pelotones de voluntarios de la Policía Armada y la Guardia Civil, con destacada y ostentosa presencia de miembros de la Brigada Político Social. Aquellos fueron los 5 últimos fusilamientos de la Dictadura Franquista, asesinatos que lejos de amedrentar a la resistencia antifranquista supusieron una de las mas masivas movilizaciones de  repulsa internacional contra una dictadura que haya habido nunca, ese día en todo el mundo y particularmente en las principales ciudades de Europa se produjeron las mayores movilizaciones antifranquistas desde la II guerra mundial, más de veinte embajadores abandonaron España requeridos por sus gobiernos, México pidió la expulsión del régimen español de la ONU, se congelaron las negociaciones de entrada en el MCE, y las embajadas y consulados franquistas de algunas ciudades europeas fueron atacadas y totalmente incendiadas como la de Lisboa en Portugal. La Dictadura franquista se vio obligada a realizar una manifestación de adhesión al régimen, y de exaltación  de aquellos asesinatos,  en el Palacio de Oriente el 1 de octubre fue la última aparición pública del dictador en compañía, por cierto, del rey Juan Carlos.

Franco murió en noviembre de 1975, pero los condenados en aquellos consejos de guerra, como muchos prisioneros políticos, seguisteis en prisión hasta 1977, el FRAP se transforma en la Convención Republicana de los Pueblos de España, y surge la iniciativa del Tribunal Cívico Internacional contra los crímenes franquistas, que fue el primer precedente de la lucha por la justicia de las víctimas, y en cuyo acto de constitución, en 1978, fuiste detenido. Después incluso fuiste candidato a la alcaldía de Madrid, todavía con el PCE (m-l) ilegalizado. ¿Cómo viviste esos primeros años de la restauración borbónica, donde los aparatos políticos, judiciales, económicos y militares seguían intactos, aunque ya embarcados en esa operación de camuflaje que llamaron transición, construyendo un relato que ha llegado hasta nuestros días?

Seguimos en prisión cerca de dos años y medio, y si salimos en libertad fue gracias a miles y miles de manifestantes que lucharon por la libertad de todos los presos antifranquistas, muchos de ellos fueron asesinados por las fuerzas represivas del régimen, así que a todas ellas y ellos debemos nuestra libertad. Me viene a la memoria el asesinato de Arturo Ruiz en una manifestación pro-amnistía en enero de 1977, ese asesinato fue el inicio de la semana negra de Madrid, el día después la Policía Armada mataba a Mª Luz Nájera y una banda de fascistas, con relaciones probadas con la policía, mató a cinco abogados laboralistas, siendo ministro del interior Martín Villa, en lo que todavía era Dictadura Fascista. Salí de la prisión de Cáceres en Noviembre de 1977, después de haber pasado la mayor parte de mi estancia en prisión en el Penal de Cartagena, ya entonces se estilaba la dispersión y el alejamiento del lugar de domicilio. Después fui detenido dos veces, una en un huelga de la construcción en Madrid y otra, como tu recuerdas, en la constitución del Tribunal Internacional contra los crímenes del franquismo que, como decían entonces, fue totalmente desarticulado, nos detuvieron a 18 personas.

Mis recuerdos de entonces fue que las fuerzas rupturistas vivimos una particular represión, al tiempo que otros partidos que, como el PSOE, no habían hecho apenas nada contra la dictadura en los últimos años, eran continuamente ensalzados y apoyados materialmente por la reacción nacional e internacional. A eso se unió que Carrillo y su partido apoyaron la maniobra monárquica y el borrón y cuenta nueva con los responsables de la Dictadura y así nos fue.

Continúas hasta la disolución, en 1992, en el PCE (m-l), pero no dejaste de continuar en la lucha. En 2011 formas, con otros compañeros y compañeras, La Comuna, Asociación de presxs y represaliadxs del franquismo, con el objetivo de “dar testimonio directo de las luchas y la represión que caracterizaron los últimos lustros de la larga dictadura franquista, el periodo que se ha dado en llamar el tardofranquismo, como aportación a la lucha contra la impunidad de aquel régimen. En 2013, como coordinador de La Comuna de Presos del Franquismo compareces con tu caso ante la querella argentina a través de la plataforma Ceaqua. ¿Cómo se gestó La Comuna, que ha alcanzado gran proyección dentro del movimiento memorialista, y que objetivos persigue actualmente?, por otra parte ¿Qué importancia ha tenido, en tu opinión, la Querella Argentina, para visibilizar a las víctimas del franquismo, y para buscar la responsabilidad penal de los culpables de crímenes de lesa humanidad?

En junio de 1991 intentamos una profundad reconversión del PCE(m-l), en el sentido de dotarle de una mayor calidad de debate interno, para poder retomar un nuevo proyecto revolucionario marxista, en aquellos años se sucedieron unos hechos realmente históricos, sobre todo internacionalmente, que exigían y exigen aún hoy un profundo análisis. La disolución de la URSS, el desmantelamiento del PTA en Albania y el desmoronamiento del estado socialista en ese país, la guerra en los Balcanes, son hechos que en si mismos nos obligaban a hacer un esfuerzo teórico, ideológico y político descomunal, que como se vio en los hechos no fuimos capaces de seguir de forma organizada. Mantuvimos nuestra publicación partidaria, Vanguardia Obrera hasta Julio de 1992. Después continuamos con una revista, de ámbito estatal, más amplia en cuanto a participación y objetivos que se llamaba “Libertad Siete” y con ella llegamos hasta 1995 promoviendo debates bastante interesantes.

Después hemos continuado, de forma dispersa, participando en multitud de proyectos sociales, políticos, culturales y ciudadanos de todo tipo, en particular proyectos antimonárquicos. Yo he seguido participando en la editorial VOSA y actualmente en “El Garaje Ediciones” donde publicamos libros de denuncia, de memoria histórica y culturalmente progresistas.

También como dices he formado parte, desde el principio, de la Asociación La Comuna de presas y presos del franquismo y de la Coordinadora de apoyo a la Querella Argentina. La Comuna ha sido, dentro del amplio movimiento memorialista, una asociación que ha hecho posible que los luchadores antifranquistas de los años 60 y 70, dieran su testimonio directo de lucha y de acusación a los responsables franquistas y torturadores policiales, tanto en la dictadura con Franco vivo, como en la dictadura con Franco muerto, y que también se visibilizaran los crímenes fascistas de la llamada transición que han sido innumerables. A través de la Querella argentina hemos logrado el procesamiento previo de una veintena de responsables de la dictadura como Martín Villa y de torturadores como Antonio González Pacheco, pero desgraciadamente hasta ahora los diferentes gobiernos del estado español, se han negado a facilitar la extradición de estos individuos, a pesar del claro mandato en eses sentido de la Justicia Internacional de derechos humanos. Pero seguimos llevando nuevos casos de querellas al juzgado de Buenos Aires que sigue el proceso contra la Dictadura franquista y también hemos iniciado en el estado español mas de 100 querellas por torturas y asesinatos en distintos juzgados de Madrid, Asturias, Euskadi, Cataluña, Valencia y Galicia. Estas denuncias no han sido admitidas a tramite en la mayoría de los casos, y nuestros abogados, de forma totalmente altruista, los han recurrido en otras instancias judiciales, incluso en el Tribunal Constitucional, es más hay por lo menos cuatro querellas por torturas que al haber sido rechazadas por el Tribunal Constitucional, las hemos recurrido ante el comité de derechos humanos de Naciones Unidas.

Para finalizar, el reciente Encuentro Estatal de Colectivos de M. Histórica y de Víctimas del Franquismo, del que La Comuna forma parte, ha sido muy crítico con el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que ha presentado el Gobierno ya que “no garantiza que se puedan investigar y enjuiciar los crímenes de la Dictadura Franquista”. ¿Qué valoración puedes hacer de este Anteproyecto, y que avances, o que asuntos deja sin resolver, con respecto a la Ley de Memoria Histórica de 2007?

El V Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del Franquismo de Octubre de este año 2020 ratificó que eran irrenunciables:

-La condena del franquismo como régimen criminal y reconocimiento de la Legalidad democrática de la II República.

-Reconocimiento jurídico, político y social de quienes defendieron la legalidad republicana y lucharon   contra el franquismo el fascismo y el nazismo.

-Cumplimiento de la legislación internacional en materia de Derechos Humanos.

-Declaración de nulidad de la ley de Amnistía, en cuanto que permiten la impunidad de los crímenes franquistas.

-Ratificación de la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad

-Investigación y persecución judicial por la Jurisdicción Penal española de los crímenes del franquismo.

-Reconocimiento como delito de Lesa Humanidad el robo masivo y sistemático de bebés.

-Apoyo explicito a la Querella Argentina.

-Recuperación e indemnización de los bienes expoliados por el régimen franquista a la sociedad civil.

-Exigencia de responsabilidades a aquellas empresas que se beneficiaron del trabajo forzado, de prisioneros de guerra, así como de presas y presos del franquismo.

-Apertura, libre acceso y catalogación de todos lo archivos públicos y privados.

-Condena de los actos de exaltación franquista y de negacionismo histórico.

-Normativa estatal y autonómica para que se introduzca en la enseñanza pública, a todos los niveles, la verdad histórica de la II República, El Golpe de estado fascista, la Dictadura y la represión franquista, y la represión en la transición.

Pues bien, en la medida que el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática aprobado por el Gobierno el 15 de Septiembre de 2020, recoja estas cuestiones lo valoraremos positivamente, por ahora “nos felicitamos por la elaboración de este Anteproyecto y el debate público y político que va a producir hasta su aprobación y reconocemos que supone en muchos temas concretos, un importante avance con respecto a la Ley de Memoria de 2007”.

Particularmente las asociaciones y personas que formamos parte de la Coordinadora Estatal de apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA), hemos hecho un llamamiento firmado y apoyado por cientos de asociaciones de todos los ámbitos para que los grupos parlamentarios hagan lo que esté en sus manos para que esta ley “permita el acceso a la justicia a las víctimas de crímenes de Lesa Humanidad del franquismo y la transición.”

 


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayudanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.