Entrevista a Colectivo Ferrovial servicios a bordo: «Se está dejando de lado el día 1 de Mayo, un día, que debería estar marcado en rojo en el calendario de todas las trabajadoras»

¿En qué punto se encuentran ahora mismo vuestras reivindicaciones laborales?

 

¿Qué resulta básico día a día en esta lucha?

Perder el miedo, comprender que solo la lucha, la solidaridad mutua entre la clase trabajadora nos permitirá conservar y conquistar derechos.

Implicación por parte de los trabajadores en su ámbito laboral, unión entre los mismos sin ir de forma independiente haciendo acuerdos por intereses individuales con la empresa en detrimento del bien común.

La negociación colectiva es muy importante, necesita de la participación de las plantillas.

Aunque hoy en día está muy demonizado, aquellas empresas donde las plantillas están sindicadas y organizadas se logran mejores condiciones y menos precariedad.

Es básico el reparto del trabajo, su “socialización”, y con esto no permitir bajo ningún concepto que cualquiera quede excluido. No puede ser que un trabajador  ocupado tenga un salario con el que no queden cubiertas, ni siquiera sus necesidades básicas. No es lícito que se presente una sociedad en que el beneficio de unos pocos, cada vez menos, sea por el empobrecimiento de muchos, cada vez más, y con  diferencias cada vez más escandalosas y vergonzantes.

¿Cómo definiríais es estado actual de la lucha obrera?

Actualmente, las organizaciones sindicales y sus representantes,  debemos  estar  solo al servicio de los/as trabajadores/as (en activo, parados/as, precarias/os, estudiantes, jubilados/as…), de sus intereses como clase social y actuando al margen de favores económicos y de injerencias políticas ajenas al mundo del trabajo, hay que alejarse de los enfrentamientos políticos actuales, sin olvidarnos de nuestra conciencia de clase. Nuestro ámbito de lucha y lugar natural de acción está en el plano económico, en los tajos, en los centros de trabajo, en la protección de los/as trabajadores/as,  en desarrollar políticas conciliadoras, enfrentándonos a la precariedad, al desempleo , a compatibilizar el teletrabajo con el trabajo presencial, a la pérdida de derechos laborales, a  los abusos empresariales y  oponiéndonos al empeoramiento de las condiciones laborales y de vida de los/as trabajadores/as

¿Qué le pediríais a la izquierda parlamentaria?

Que demuestre de  verdad el carácter progresista  que predica y ponga fin a las reformas laborales tan dañinas que arrastramos.

Más política social y laboral ya que  hoy es el día del los trabajadores; en lo laboral  les pediría una mayor protección laboral para los trabajadores y eliminar tantos tipos de contratos, ya que actualmente muchos trabajadores pasan de contrato en contrato durante mucho tiempo en su vida laboral.

 Subir el contrato mínimo a niveles de la Unión Europea, ya que actualmente en España es de los más bajos a nivel Europeo.

Acabar con el abuso de la gran  cantidad de contratos parciales cuando son necesarios a tiempo completo.

¿Qué les diríais a nuestros lectores de cara a este 1 de mayo?

Mucho se está hablando de este mes de Mayo, la clase política de un lado y otro, sindicatos, asociaciones etc

Mandan a peregrinar a la clase trabajadora para votar en Madrid este 4 de Mayo, con el fin de alejar de las instituciones a partidos fascistas como si fueran a desaparecer ante una posible victoria del bloque de izquierdas.

Se está dejando de lado el día 1 de Mayo, un día, que debería estar marcado en rojo en el calendario de todas las trabajadoras y trabajadores, en el que, la fuerza sindical, social y sobre todo la de lxs trabajadoras/es debe ser igual o mayor que el ímpetu en ganas para salir a votar y alejar las políticas e ideas de partidos liberales/fascistas para que estas no tengan el calado que están teniendo en la clase trabajadora actualmente. 

Las trabajadoras y trabajadores en este día 1 de Mayo debemos salir a exigir las medidas que tanto exaltan las políticas de izquierda, como la derogación de la reforma laboral, la ley mordaza, que se luche contra el paro juvenil más alto de Europa, la NO incentivación de retrasar la edad de jubilación, y la derogación de la Ley 15/97 en materia sanitaria, que en estos tiempos de pandemia hemos comprendido que la sanidad pública no puede ser un negocio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.