El futuro no va a ser mejor, si tu no lo cambias

Podemos pasarnos el día culpando a otros: a la economía, a Europa, a la oposición, al clima y al vasto e incontrolable curso de la historia… pero sigue siendo culpa nuestra

Por Angelo Nero

Aunque la referencia a “Black Mirror” sea inevitable, especialmente por el telón de fondo del control social y del papel que ejerce en este las nuevas tecnologías, la miniserie “Years & Years”, creada por Russsell T. Davis, es otro de ese productos de la BBC que brillan por sí mismos, sin necesidad de compararlo con nada. En ella nos narra, creo que con una visión muy ácida y ciertamente original, la historia de una familia británica a lo largo de quince años, en un convulso escenario político y social, que cambiará radicalmente el panorama mundial, y que tendrá un fuerte impacto en los Lyon, la familia de Manchester protagonista.

Este drama distópico arranca en 2019, en medio de fuertes tensiones sociales derivadas del cambio climático, con EEUU al borde del abismo y China convertida en una amenazante potencia militar, mientras en Gran Bretaña asciende una peligrosa política populista de derechas Viv Rook, interpretada por Emma Thompson.

En este complicado contexto, durante los seis capítulos que forman el inquietante tablero de “Years & Years”, asistimos al impacto de lo global en lo local, a través de los Lyon: Danny (Russel Tovey), un funcionario del ayuntamiento que supervisa la acogida de refugiados ucranianos, que huyen de una invasión rusa, y que se enamorará de uno de ellos, Viktor (Maxim Baldry); Rosie (Ruth Madeley), una madre soltera y minusválida que trabaja en un comedor escolar; Edith (Jessica Hynes), una activista política; Stephen (Rory Kinnear, protagonista del primer capítulo de “Black Mirror”), asesor financiero, algo inmaduro e incapaz de hacer frente a los cambios que se producen en su entorno, y su mujer, Celeste ((Tania Miller), una contable con caracter, padres de dos hijas; la pequeña Rby (jade Alleyne), intenta hacerse a las nuevas situaciones, mientras que la mayor, Bethany (Lydia West), con una fuerte adicción a las tecnologías, está refugiada constantemente detrás de filtros “snapchat”, que refleja una sociedad en acentuada transformación digital; y por último la abuela, Muriel, (Anne Reid), cuya casa de campo será el centro de reuniones, donde asistirán a los grandes acontecimientos políticos y sociales, y a sus propias convulsiones familiares.

En tan solo seis episodios “Years & Years” aborda un buen puñado de temas de actualidad, desde los movimientos geopolíticos, como la invasión rusa de Ucrania, las crisis migratorias, la persecución de la diversidad sexual, las políticas de asilo, la crisis económica y financiera, la aparición de movimientos populistas de diferentes orientaciones (como The Four Star Party o Nueva Esperanza), la xenofobia, el control social a través de las tecnologías, la manipulación de los medios de comunicación, el terrorismo global, las teorías de la conspiración y hasta el cambio climático. Realmente sin el brillante guión de Russell T. Davies, sería imposible hilar todos estos temas en solo seis entregas, pero realmente esto es lo que la convierte en una serie impresionable para los amantes de la política-ficción.

“No cambia que todo sea culpa vuestra. De todos. Los bancos, el Gobierno, la recesión, Estados Unidos, la Sra. Rook. Todo lo que ha ido mal es culpa vuestra. Todos somos responsables, cada uno de nosotros. Podemos pasarnos el día culpando a otros. Culpamos a la economía, a Europa, a la oposición, al clima y al vasto e incontrolable curso de la historia, como si no dependiera de nosotros, seres indefensos e insignificantes. Pero sigue siendo culpa nuestra”, dice en un momento de la serie la matriarca, Muriel, y no podría estar más de acuerdo. Si todavía no has visto “Years & Years”, ya estás tardando, y si te preocupa alguno de los temas que trata, haz algo para que tu mundo cambie.

1 Trackback / Pingback

  1. Russell Tovey quiere absolutamente ser papá

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.