Pulgada a pulgada y el 26 de Junio triunfamos | Contrainformación

Por Eme de Mister @EmeDeMister

Al final ha sucedido lo que muchos sabíamos (e intuíamos) que sucedería: Repetición de elecciones generales. Seamos serios, únicamente habían dos escenarios posibles, por una parte la “Gran Coalición” tan deseada por Albert Rivera (sin Podemos y nada que se le parezca y con el PP como invitado súper especial) y por otra parte la repetición de elecciones.

Lo cierto es que estábamos abocados a este escenario desde el mismo momento en que se conocieron los resultados electorales. Ciudadanos avisó, semanas antes de las generales, que no pactaría con Podemos (nacionalistas incluidos porque los de Rivera son muy de generalizar) y así se lo advirtió a Pedro Sánchez.

Las pretensiones de Albert Rivera no eran otras que conformar un gobierno donde Ciudadanos iba a ser el puente para el buen entendimiento entre PP y PSOE, y así seguir con las políticas continuistas porque, y siendo claros, el proyecto de Ciudadanos no es más que un gran paño caliente. Poca regeneración, poca reconstrucción y mucho continuismo escudado tras la patraña de “España se rompe”.

Digo poca regeneración y reconstrucción y mucho continuismo porque el proyecto de Ciudadanos no ataja de raíz los problemas que sufrimos los españoles, ni va al epicentro. El edificio se derrumba y Albert Rivera sólo piensa en usar masilla para reconstruirlo proponiendo auténticas locuras como el contrato único, el complemento salarial o la subida del IVA a los productos básicos.

Algo parecido le ha pasado a Pedro Sánchez. Obviamente a su situación hay que sumar la fuerte restricción que tiene en el PSOE para pactar con Podemos. Es de sobra conocido que los pesos pesados del partido le prohibieron acercamientos con Podemos. Es de sobra conocido también que la intención real del PSOE no era pactar con las fuerzas progresistas, sino evitar que entraran en las instituciones. De otra forma no se entiende que copiaran sus propuestas mientras las criticaban calificándolas de populismo.

Y entonces ¿cómo demonios hemos llegado a esta situación? Pues muy sencillo, porque dos partidos activos, Ciudadanos y PSOE, y uno pasivo, PP, han estado jugando a aislar a las fuerzas del cambio, intentando arrinconar a Podemos en el ‘gallinero’ del Congreso, dejándolos fuera de la Mesa del Congreso y fumigándolos de la Mesa de la Diputación Permanente. Intentando siempre que esas fuerzas perdieran visibilidad y relevancia. Todo un torrente de decisiones en coalición, la verdad.

La coalición del «Divineo or Die»

La prepotencia de ambos partidos, que actuaban como ganadores indiscutibles de las elecciones, hizo que dichas pretensiones no sólo naufragaran, sino que también dejaran un retrato claro de lo que son, de lo que aspiran a ser y de lo que son capaces de hacer para conseguirlo. Ciudadanos, siendo cuarta fuerza, actuaba como segunda fuerza, ‘like a boss’, como si se le tuviera que agradecer algo, y el PSOE, siendo segunda fuerza, actuaba como la última Pepsi Cola del desierto o el último boy scout.

Detrás estaban los medios, como no podía ser de otra manera, apostando siempre por un pacto PSOE-Ciudadanos y señalando a Pablo Iglesias y a Podemos como obstáculos. ‘El País’ llegó a titular en reiteradas ocasiones que Podemos era el culpable de que el pacto no avanzara. ‘El Mundo’ llegó a titular, de la pluma de Álvaro Carvajal “Podemos utiliza a sus bases para presionar al PSOE a romper con C’s”. Imaginaos, la culpa del desgobierno que vivimos es del partido al que le pedían que aceptara un pacto de forma incondicional, calladito y dando las gracias por dejarle firmar, por hacer un ejercicio de democracia consultando a sus bases. Insólito.

Pero a veces ocurre que el divineo se atasca. Justo lo que ha pasado. Tantas artimañas no han dado su fruto. Aunque algunos medios sigan empeñados en inflar las encuestas para mostrar resultados favorables de Ciudadanos, el divineo se les ha encasquillado. Tanto maquillaje, tanta peluquería y tanta tintorería al traste. O quizás no, que ya sabemos que cierto partido naranja gusta de las dobles facturas.

De momento hay que esperar al Lunes 2 de Mayo para que sea oficial. Esa es la fecha tope para que pueda haber o no investidura. Cosa que se antoja imposible. Pedro Sánchez ha renunciado a someterse de nuevo a la investidura y le echa la culpa a “el ala dura de Podemos”. Es curioso, porque ya ha advertido que el PP y los nacionalistas volverán a quedar fuera, dejando como única deducción posible que sólo negociará con Ciudadanos y Podemos, en ese orden que los vetos ya sabemos hacia dónde van.

Yo por mi parte me quedo con la agradable noticia de la reunión entre Podemos y PACMA, que desveló ‘Infolibre’. Porque eso significaría que se plantea, siendo casi seguro, la tan esperada unidad de la izquierda a muchos niveles. Me quedo también con el acercamiento entre Podemos e Izquierda Unida de los últimos días para confluir de cara al próximo 26 de Junio.

De momento me quedo también con el magnífico discurso de Tony D’Amato a sus jugadores en la infravalorada ‘Any Given Sunday’ de Oliver Stone, que veo mientras os escribo estas líneas. Es cierto, jugada a jugada, pulgada a pulgada hasta el final. Es lo que necesitamos para curarnos y salir de este desastre de país que nos han dejado, es lo que necesitamos para no desmoronarnos otra vez y acabar en el infierno.

Jugada a jugada y pulgada a pulgada hasta el final. Porque creo firmemente, como decía Vince Lombardi, uno de los mejores ‘head coaches’ de la historia de la NFL y en el que me inspiraba cuando jugaba de quarterback en el instituto, que el mejor instante del hombre, la mayor satisfacción de todo lo que ha querido, es cuando ha entregado su corazón a una buena causa y yace exhausto en el campo de batalla, victorioso.

One thought on “Pulgada a pulgada y el 26 de Junio triunfamos | Contrainformación

  • 28/04/2016 at 11:59 am
    Permalink

    Creo que es un análisis honesto y certero que ojalá mucha gente compartiera.
    Saludos.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies