Opinión | Messi, panem et circenses

Por Carmen Sereno @spicekarmelus


Vaya, vaya. Así que la Fiscalía declara a Messi culpable de defraudar más de 4 millones de euros a la Hacienda Pública durante los ejercicios de 2007, 2008 y 2009, y al Barça no se le ocurre  idea más delirante que pedir a la afición que se solidarice con el jugador. Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo en el país de la picaresca, resulta que el defraudador no solo se va de rositas con una pena de cárcel de risa y que por supuesto no cumplirá, sino que encima, parece que hay que darle un premio de consolación, al pobrecico.

Messi-hacienda

Claro. Es que es Messi. Y Messi somos todos.

Nadie debería sorprenderse ya de que en este país tengamos por costumbre aplaudir a los que se mueven cómodamente fuera de los límites de lo legal. Los ocho millones de votos a un partido que tiene hasta a su tesorero en la cárcel en las últimas elecciones así lo confirman. Lo que me extraña es la concesión del beneficio de la duda a conveniencia, como si un mismo delito fuera menos grave en función de quien lo comete. Pongamos un ejemplo. Imaginaos la que se habría montado si a la Casa Real se le hubiese ocurrido salir en defensa de la Infanta con un #TodosSomosCristina. Efectivamente; las redes habrían ardido. Porque con lo bregados que estamos ya los españoles en estos menesteres del engaño, nadie se traga que una señora con carrera, master, que habla no sé cuántos idiomas y trabaja en La Caixa no sepa ni lo que firma. Nadie -o casi nadie- duda de que la Infanta está tan untada como Urdangarín. Igual que nadie -o casi nadie- duda de que Rajoy tenía conocimiento de los tejemanejes de Bárcenas, o Esperanza Aguirre de los de Granados. Sin embargo, cuando el hedor a podrido planea sobre la cabeza de un futbolista, nos volvemos insoportablemente indulgentes y substituimos las suspicacias que habitualmente acompañan en el cargo a políticos, banqueros y miembros de la realeza por una sonrojante justificación de los hechos. Una justificación cuyo único fundamento tiene su razón de ser en la más absoluta ignorancia. Porque hay que ser corto, pero corto de remate, para creerse que Messi, que gana 36 millones de euros al año, no se entera de qué hace papá con el dineral que se embolsa por darle patadas a un balón.

Pero claro, si el Barça viene y dice que todos somos Messi, pues aquí paz y después gloria. O dicho de otra manera, panem et circenses. ¿Y qué podemos esperar de una sociedad que trata a futbolistas como si fueran héroes y mira para otro lado cuando la justicia los señala directamente con el dedo índice? Tal vez, si alguien les explicara a los defensores de lo indefendible que cada español paga al año entre 800 y 1000 euros más de impuestos para compensar lo que otros defraudan se les iban a quitar las ganas de repetir la chorrada esa de que Messi somos todos.

2 thoughts on “Opinión | Messi, panem et circenses

  • 28/07/2016 at 6:17 pm
    Permalink

    Antes que nada he de aclarar que no pienso defender a ningún defraudador, y es mi más firme voluntad que todo aquel que deba, pague hasta el último céntimo al estado. Ahora solo para aportar datos (que no luz!) a este tema:

    1º Messi es acusado de defraudar 4.1 millones de euros, paga a hacienda con una complementaria que sumado a la multa ronda los 12 millones, pero no conforme y declarándose no consciente de sus cuentas hace un aporte de otros 32 millones más por los siguientes ejercicios con lo cual se convierte en el mayor pagador de la historia de España (+56 millones en un año)
    2º La hipótesis de que “sólo se dedica a jugar al fútbol y desconoce los manejos económicos” no lo exime de culpa, pero el que crea que todos podemos llevar la contabilidad de unos ingresos superiores a 45 millones anuales es que no conoce la realidad.
    3º El hecho de culpar o inculpar a su padre demuestra claramente que si bien él no tenía conocimiento no descarta la posibilidad que su padre sí, otros culparían solo a los contables y asesores.
    4º La campaña #TodosSomosMessi es la más burda manera en que la cúpula del Barça intentó sacarse de encima al jugador argentino. Para quienes seguimos la agenda del deporte y en especial la del FCB es conocido el interés tanto del ex presidente Rosell (hoy procesado) y del actual presidente Bartomeu por cambiar de jugador franquicia y encumbrar a Neymar Jr. cómo líder del futuro equipo. Para eso intentan forzar la salida de Leo Messi desde hace algún tiempo.

    Seré corto como dices en tu artículo, pero quiero que Leo Messi pague lo que determine la justicia, aún creyendo que un joven con asperger y clara dificultad para sociabilizar no sepa llevar la contabilidad de empresas, ong, imágen y demás derechos por un valor mayor a 40.000.000 € anuales.

    Reply
  • 26/07/2016 at 7:41 am
    Permalink

    Habria que decirles a TODOS estos que tanto apoyan, ¡No sólo a Mesi, si no a todos aquellos que defraudan a los españoles, porque se supone que Hacienda somos TODOS! y estoy por asegurar que no es el único, tambien estan la gran mayoria de los club de futbol. Señores. Ustedes quieren que no se les condene a estos jugadores, clubes, ¡ Pues muy bien, ahora TODOS aquellos que sean socios, que firmen para que no sean sancionados a que devuelvan el dinero “robado”! ¡ Lo paguen Ustedes, Señores! Estoy por asegurar que otro gallo cantaria.

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies