Artículos

¿Quién amuralla una voz?

En la madrugada del 24 de noviembre, añade un nuevo eslabón a la interminable cadena de cárceles. Un traslado hasta el Penal de Ocaña, pasando por la cárcel de Yeserías, Sección de transeúntes. Aquí se reencuentra con su amigo Buero Vallejo. Apenas quince minutos de conversación y un adiós que sería para siempre. («Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo,/van por la tenebrosa vía de los juzgados:/buscan a un hombre, buscan a un pueblo, lo persiguen,/lo absorben, se lo tragan»). […]

Artículos

Celestino García Moreno, héroe republicano

Celestino García Moreno se enfrentó en un mismo día en dos ocasiones con los tanques italianos. En la primera destrozó un tanque y se apropió de las ametralladoras que portaba. La segunda vez que actuó en esa jornada se opuso con el fuego de sus bombas de mano, agarradas al cinto, al avance de trece tanques enemigos. Inutilizó a dos de ellos e hizo huir a los restantes. […]

Artículos

Solo quien ama vuela

Nadie te cerró los ojos cuando falleciste. Te amortajaron tus propios amigos y te expusieron en el patio de la prisión con la marcha fúnebre de Chopín como telón de fondo. Mientras el nuevo régimen, consolidado gracias a la traición de las llamadas democracias europeas, mostró una vez más su verdadero rostro. […]

Artículos

Eduardo Pons Prades, luchador y escritor anarquista

En 1937 se afilia a la CNT y colabora en la colectivización del Consejo Económico de la Madera Socializada. Tras sanar de las heridas producidas en un bombardeo en 1938, ingresa en la Quinta del Biberón. Hacia el final de la Guerra participa en la evacuación de heridos hasta la frontera francesa y cuando cae la República cruza la frontera por Port Bou. […]

Artículos

Pablo Picaso, in memorian. El Guernica.

El Gobierno de la República pagó a Picasso un total de 150.000 francos por el Guernica. El pintor no quería dinero por el mismo. Al aceptar el encargo solo pensó en su compromiso con los republicanos españoles pues defendía que “los artistas no podían ni debían permanecer indiferentes frente a un conflicto en el que están en juego los más altos valores de la humanidad y de la civilización”. […]