[Opinión] ¿Qué se vio en Stranger Pigs de Salvados?

Por Filosofía Perdida

Normalmente dedico el espacio que tengo en este medio para hablar sobre política en general, pero quería escribir sobre un tema por todo lo que me ha llegado, y por petición de un amigo que vio el programa desde el extranjero y me pidió hacerlo. El pasado domingo el programa de Jordi Évole sacó opiniones para todos los gustos, algo que, si bien no es una novedad, no deja de ser significativo porque creo que todo apunta al impacto de las imágenes que se vieron sobre animales deformes y abandonados, un árbol que no permite ver el bosque que allí ha aparecido sobre la industria cárnica y los conflictos que genera.

El problema de la televisión, y creo que fue el error de Jordi Évole, es que se tienen que mostrar imágenes muy impactantes para mantener a la audiencia enganchada y que no se vaya a otro programa donde el espectáculo televisivo sea más llamativo. Eso, según unas versiones, ha llevado a Jordi Évole a filmar un Lazareto de una granja, donde están los animales enfermos, lo que sirve para tener un rechazo frontal a la industria en un primer momento, pero también un rechazo al programa total por quienes, al aceptar que Évole hizo esa trampa, que posteriormente corrige en los créditos, sacando animales que no entran en la cadena de alimentación, rechazan la veracidad de todo lo que se vio.

Sería oportuno señalar que el impacto de la granja hizo que todo lo que salió en el programa sobre las condiciones laborales de lxs empleadxs de un matadero industrial quedase muy eclipsado, de manera que poco importan al espectador que cobren menos de tres euros la hora, que trabajen como esclavxs, que se les trate peor que a los animales y que se aprovechen de su situación vulnerable en la que una alternativa laboral o una denuncia no son posibles. Fue muy positivo hablar con una delegada sindical que comparte la lucha y a la que han amenazado e intentado sobornar pero, ¿Cómo es que no se habló con nadie que con poder político pudiera responder por estas condiciones laborales? ¿Por qué no salió ningún dirigente respondiendo ante esto? Bueno, el impacto de algo tan sangrante duró cuanto se tardó en hacer el allanamiento del cebadero, y la repercusión política de lo anterior ni siquiera existió (quedaos con esto, porque ahora va a ser importante).

Volviendo al tema de la granja, el enfoque se hizo sobre las condiciones de los animales, pero el impacto de las imágenes de cerdos enfermos quita importancia a la concentración de animales que hay en estas granjas, la manera en que se están alimentando, como la normativa es muy ambigua y permite que se vaya contra la naturaleza en estas explotaciones, pero… falló el enfoque de lxs trabajadorxs. Esta semana asistimos a un gran número de trabajadorxs de cebaderos que comparten vídeos de sus explotaciones en internet; ningún caso será el de cebaderos de empresas donde el trabajo es esclavo y el sueldo es escaso, salen los cebaderos en propiedad de gente indignada porque su gran inversión personal y su trabajo diario es más cuestionado que la propia empresa a la que venden los cerdos.

Es en lo anterior donde quiero hacer aclaraciones: ¿No hubiera sido más oportuno sacar la nueva manera de esclavitud con todxs lxs empleadxs de cebaderos que viven en precariedad, trabajan en condiciones lamentables y cuya mejora de vida es imposible? Creo que son cosas que el programa podría haber enfocado mucho mejor si en lugar de buscar sensacionalismo, trabajase por mostrar la verdad. Al mismo tiempo, ¿no hubiera sido oportuno mostrar cómo se trabaja dentro de Elpozo? Las condiciones laborales de esa industria puede que se ajusten a la ley, pero una empresa con beneficios millonarios tiene a sus trabajadorxs en unas condiciones de precariedad laboral bastante agresivas, tanto cuanto le permiten las últimas reformas laborales. Y eso por no hablar de cómo esto repercute en lxs vecinxs de la zona, su calidad de vida y la de las personas que trabajan en esa empresa.

Quizás el interés eran los animales, y la precariedad laboral del sector era simplemente un aperitivo para la gran imagen de asalto a la granja; puede ser, pero entonces podría haber atendido a un camión que transporta cerdos antes de que los descargase, para que habl-sen las imágenes de cómo van dentro, podía verse qué consumen estos cerdos, cómo se les tiene dentro de un cebadero en esclavitud y, al mismo tiempo, que se hiciera un reportaje sobre cómo se encuentran otros animales, como los pollos y las vacas, para sacar el máximo de productividad con el mínimo coste sin importar las condiciones de estos animales (como tampoco la de la clase trabajadora contratada para ello). Pero incluso, si se quería sacar cómo trata la familia propietaria de Elpozo a los animales, se podría haber pasado el programa por Terra Natura, un zoológico con las condiciones mínimas, donde esta familia tiene a los animales mal alimentados, y en condiciones pésimas, a pesar del esfuerzo de lxs cuidadorxs que, aún igualmente mal pagadxs, gastan sus energías porque el daño de sus condiciones sea el mínimo.

El problema de la televisión, y creo que fue el error de Jordi Évole, es que se tienen que mostrar imágenes muy impactantes para mantener a la audiencia enganchada y que no se vaya a otro programa donde el espectáculo televisivo sea más llamativo.

Una vez el programa finalizado, todo el mundo habló de él durante horas, días, aun hoy se sigue haciendo. Se hizo viral la respuesta de Elpozo a Jordi Évole diciendo que los animales con enfermedades no son aceptados para consumo humano, se hizo viral también la respuesta de Évole comentando que las aclaraciones podían haberlas hecho dentro del programa… Pero poco se reparó en algo sangrante: el PP y el Gobierno de Murcia, cuyo caci-quismo y soberbia ha llevado a confundirse mutuamente, estuvo permanentemente defendiendo a Elpozo, al punto de que el propio Teodoro García Egea (cabeza de lista del PP en el congreso por Murcia) twitteó que consumía productos de la marca. El Gobierno de la Región de Murcia difundió todo cuanto salía de la empresa, difundió también mensajes de apoyo a la marca. Mientras escribo estas líneas, el propio presidente de Murcia, Fernando López Miras, alguien incapaz para un cargo al que llegó por designación directa del anterior presidente, hoy imputado, sigue teniendo en su Time Line de twitter las aclaraciones que hizo la empresa tras el programa, y en lugar de exigir responsabilidades por lo que ha visto, culpa al programa por haberlo enseñado, situándose del lado del empresario en lugar de lxs consumidorxs. Claro que qué respuesta íbamos a recibir de un gobierno cuyo respon-sable máximo de ganadería, el consejero de agricultura y ganadería, Francisco Jódar, abogado y de escaso conocimiento en ganadería, prefirió no dar la cara en el programa, mandando a un sustituto que ni siquiera fue capaz de reconocer un Lazareto, o de hacer algo más que defender a la empresa. Finalmente la propia ministra García Tejerina, al día siguiente salió en defensa de la empresa en la misma televisión pública, por si había duda de para quién trabaja el PP.

Dicho esto, habría que hacer una reflexión sobre esta burbuja del porcino en Murcia, y el poco interés del PP por la propia gente a la que gobiernan. ¿Nadie pensó un poco que en la zona más desértica del territorio del estado una sobreexplotación porcina va a acabar con el poco agua que queda? No sé, siendo que el trasvase Tajo-Segura (que defiende el PP en Murcia y ataca el PP en Castilla) le está dando agua para estos menesteres, ¿no sería oportuno hablar de la misma viabilidad de estas explotaciones agrarias masificadas con un gasto excesivo de agua de una zona donde escasea? En realidad, el PP funciona para las grandes empresas, por eso no solo defienden en Murcia una explotación ganadera insostenible, también defienden el regadío en Murcia, siendo la parte del país donde menos llueve y aún a costa de su famoso Mar Menor y su biodiversidad que se pierden gracias a los productos agrícolas, defienden un tren que parte la ciudad de Murcia en dos, defienden campos de golf donde hay sequía, defienden autopistas sin coches entre Vera y Cartagena y defienden un aeropuerto sin aviones en Corvera (siempre pagando la ciudadanía), defienden, en definitiva, todo aquello a costa de la vida de personas que todavía hoy les votan, les apoyan y les defienden, aun con la altísima corrupción de la Región de Murcia, porque en el 2005 les prometieron trasvasar el agua del Ebro al Segura y todavía conservan la confianza de las clases populares con ese engaño.

Quería cerrar con una reflexión sobre Salvados, un programa con mucha audiencia y, por ello, con mucha responsabilidad. Nos hemos acostumbrado a que este programa saque grandes injusticias y nos lleve a grandes indignaciones, pero no todo lo que reluce es tan preciado… De lo que podrían haber sido dos programas sobre la industria cárnica, uno sobre el problema animal y otro sobre la parte laboral, acabó saliendo un programa sensa-cionalista vacío, con una dosis fuerte de manipulación, que solo ha llevado a una guerra dialéctica por imágenes monstruosas, pero que no producirán un cambio político ni de consumo, solo lágrimas y un eventual enojo, que el PP y la publicidad a su empresa favorita en Murcia acabarán apagando en días… Quizás es lo que pretendía el programa.

One thought on “[Opinión] ¿Qué se vio en Stranger Pigs de Salvados?

  • Angel Asturias
    09/02/2018 at 12:42 pm
    Permalink

    No tiene nada que ver una cosa con otra,
    Las dos opciones son necesarias sacar a la luz.
    No critiquemos a uno de los pocos periodistas que aún quedan.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies