Monolito a la Memoria Tafallesa

In memoriam

Las cifras de víctimas de la última guerra civil (1936-39) en Tafalla fueron aterradoras, para ser un lugar donde no hubo frentes de guerra: 37 tafalleses fusilados y otros 64 muertos en los frentes, alistados unos voluntariamente y otros forzados. La mayoría de asesinados lo fueron el 21 de octubre de 1936, tras la saca masiva de la cárcel de Tafalla. Además, hubo vejaciones a mujeres; presos y exiliados; multas y exacciones… Luego, una dictadura militar de 40 años.

Esta piedra quiere recordar aquella tragedia y, además, cuantas guerras y conflictos graves ha sufrido nuestro pueblo desde su aparición en la Historia. Un rincón para reflexionar, que no mire hacia atrás con rencor, sino al futuro con experiencia y esperanza. Un homenaje a cuantos tafalleses y tafallesas defendieron valores republicanos, el comunal, las libertades vasconavarras, la solidaridad internacionalista, la igualdad social y de género, la paz, la democracia… y sufrieron por ello.

Asociación Familiares de Asesinados Navarros (AFAN-1984)

Altaffaylla Fundazioa

 

Piedra e Historia

Esta Escultura-menhir nació hace milenios en el monte Buskil, desde donde fue trasladada a la cantería de Jesús Nieto, en Larraga. Un grupo de amantes de la Memoria procedió a tallarla, según diseño del artista Jose Ramón Urtasun. Todo en voluntarioso auzolan y con apoyo del Ayuntamiento de Tafalla y la Dirección de Paz y Convivencia del Gobierno de Navarra.

Por el Oeste, respetando al máximo la hechura de la piedra, vemos un águila emprendiendo el vuelo, símbolo universal de la Libertad. Tafalla, rodeada por el Zidacos, honra a su gente: Agur eta Ohore. Unas estelas discoideas de fundición recuerdan nuestros antiguos ritos. Tierra y Libertad.

El lado Este mira a Elo-Monreal, con su fecha fatídica. Y hacia arriba, todas las grandes guerras y conflictos sufridos por Tafalla desde su destrucción por los musulmanes en 924, con el símbolo que las agrupa y caracteriza: las guerras con los reinos vecinos de Aragón y Castilla; las de la conquista y partición del Reino; las francesadas; las guerras que abolieron nuestros Fueros y finalmente, las luchas sociales, hasta 1936. Piedra e Historia para recordar y aprender.

Altaffaylla Fundazioa

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.