Los medios, las urgencias y la importancia

Por Alberto Vila

«Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido.» Malcolm X

El actual gobierno debe trabajar en la procura de sus compromisos en un entorno de profunda indignidad política, y gran amplificación de dificultades y ficticios conflictos, a través del coro mediático de la Máquina del Fango. En particular, con campañas promovidas por la oposición de la coalición de las derechas, aunque ya se vislumbra también el surgimiento de incomodidades desde un sector de la izquierda. Nostálgicos de la Gestora. Ambos vectores se apoyan en fuentes diferentes. Reconociendo que, para el gobierno, es una tarea pesada lograr equilibrios entre los temas importantes y los temas urgentes. Tampoco es imposible.  Porque, no todo es lo que parece. Como el desproporcionado despliegue de tractores reclamando a este gobierno, de poco más de dos meses de gestión, soluciones urgentes a un conflicto que habita en la agricultura desde hace décadas. Por cierto, incentivado por la puesta en marcha de los acuerdos de libre comercio firmados en la UE, alentados por los neoliberales del PP más la complicidad del ala liberal del PSOE. De aquellas importancias, acalladas en los medios. Estas urgencias. Ficticias. Son competencia de la UE, no del gobierno de España, por los referidos acuerdos.

En relación a esto, es importante, por cierto, conocer la ampliación del listado de estados que la UE considera paraísos fiscales, por su falta de cooperación y opacidad en materia de transparencia tributaria. Esa situación ha provocado que en esa España de las banderas, himnos y misas: diez de las 35 compañías del Ibex, entre las que se encuentran las más poderosas, se acumulen hasta 28 filiales de “paja”, en las que no desarrollan su actividad principal. Tanto en Panamá y en las Islas Caimán, suman los cuatro países que forman la “lista negra”,  junto con Palaos y las islas Seychelles. Así, los ciudadanos deben conocer que, hasta diez de los grupos empresariales españoles más relevantes, operan con hasta 28 filiales radicadas en aquellos dos estados. Esto consta en la información de Intermón-Oxfam. Esta ONG que lleva años contrastando la transparencia de las patrióticas compañías del Íbex35 lo ha hecho público. En ese informe, lidera el ranking Naturgy con cinco filiales, tres en Panamá y dos en las Caimán, le que sigue con cuatro ACS, de otro patriota, con dos en Panamá y dos en las Caimán. El BBVA tiene en todas en las islas. Mapfre se concentra en Panamá.  Su rival, el Santander, tiene una en Panamá y dos en las Caimán. Melía se reparte con dos en Panamá y una en las islas. La lista sigue con Repsol que cuenta con una en las islas. En Panamá, se centran Acciona con una, Técnicas Reunidas  con otra y Arcelor Mittal con dos. A esta gente le urge que este gobierno fracase. Ya lo acaba de decir el señor Garamendi cuando se opone a que se recupere la dignidad perdida con la llamada Reforma Laboral.

Desde la algarabía mediática se alientan fisuras, crisis y conflictos, derivados de la puesta en marcha del plan de medidas acordadas por los integrantes de la coalición gobernante. Es que los que utilizan los paraísos fiscales para reivindicar patriotismo, no escatiman recursos para llevar a los paneles de tertulias televisivas y radiales, la cascada cotidiana de fakes news, entrevistas tendenciosas o literalmente, acciones manipuladoras, con la esperanza de socavar las bases de la imagen del gobierno. Reclaman urgencias. Exigen que se resuelva el problema catalán, creado por su impericia, mientras siguen venezueleando constantemente. Cualquiera diría que sus urgencias responden más a la poderosa comunidad financiera en el exilio de aquel país, que a las necesidades reales de las personas que habitan España. A tenor del tiempo dedicado por el coro mediático de la Máquina del Fango, así parecería.

Pero, lo verdaderamente importante para la mayoría de habitantes del país, es que se están recuperando derechos, mediante la creación de los instrumentos necesarios para su concreción. En pocos días, realmente, se ha llevado a cabo una semana sí y otra también, el anuncio de medidas como el aumento del Salario Mínimo Interprofesional, la derogación de los despidos por bajas médicas, la regulación de abusos en materia de alquileres, en las condiciones de igualdad, en la búsqueda de regular la catástrofe de la ludopatía, protección a la niñez, etc. Para sorpresa de muchos, se está cumpliendo lo prometido.

Se le exige a este Gobierno lo que no se le exigió a ningún otro durante la democracia desde la Transición. Es el tiempo de que los ciudadanos y ciudadanas de España comprendan que están siendo manipuladas en el puro beneficio de los que se aprovecharon de posiciones de privilegio desde las instituciones y las empresas, creando un sistema colusivo y voraz del que se resisten a perder el control.

De eso se trata. De restablecer las urgencias necesarias para resolver las reales e importantes problemáticas que aquejan al país. Así de simple.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.