La rebelión de las chicas buenas

Por Daniel Seixo

«Éramos mujeres en transición, criadas en una época y llegando a la mayoría de edad en otro tiempo muy diferente … aquí estábamos, al entrar en el lugar de trabajo en los años sesenta cuestionando -y muchas veces rechazando- muchos de los valores que nos habían enseñado . Éramos las educadas y perfeccionistas «buenas chicas», que nunca mostraban nuestro impulso ni nuestros deseos alrededor de los hombres. Ahora nos estábamos convirtiendo en mujeres locas, descubriendo y confrontando nuestras propias ambiciones, una cualidad alabada en los hombres pero estigmatizada – todavía – en las mujeres»

Lynn Povich

Good Girls Revolt, “La rebelión de las chicas buenas”, es una serie dirigida por Dana Calvo y ambientada en los Estados Unidos de 1969. Mientras la contracultura golpeaba los cimientos de la sociedad estadounidense, la guerra de Vietnam comenzaba a enquistarse y el Black Panther Party ponía la cara más radical al movimiento por los Derechos Civiles, el machismo más rancio e institucionalizado seguía presente sin inmutarse en una sociedad en cierto modo anclada al pasado pese a una superficie de modernidad y transgresión “generalizada”. Y precisamente en este punto se centra “La rebelión de las chicas buenas”, una serie que trata de forma inteligente los efectos del patriarcado sobre el entorno laboral de una revista periodística que pretende mostrar una faceta transgresora de cara a sus lectores, mientras que en su redacción se perpetúan arcaicas normas gregarias que rechazan que una mujer pueda ejercer los puestos de redacción.

A lo largo de diez capítulos Dana Calvo nos narra las contradicciones, el despertar a la injusticia y la opresión sufrida por una serie de mujeres jóvenes que trabajan como investigadoras en la redacción de la revista News Of The Week (Newsweek). Basada en el libro homónimo, The Good Girls Revolt: How the Women of Newsweek Sued their Bosses and Changed the Workplace, escrito por Lynn Povich, “La rebelión de las chicas buenas” narra a través de sus tres protagonistas, Patti, Jane y Cindy, la lucha de esta joven secretaria que se terminaría convirtiendo en la primera mujer en ser editora jefe de la revista Newsweek, tras demandar a sus jefes para lograr cambiar las rígidas normas patriarcales que perpetuaban la injusticia en su lugar de trabajo y en toda la sociedad estadounidense de la época.

De forma desenfadada, pero sin perder el carácter y el hilo principal centrado en la lucha feminista en el entorno labroal, “La rebelión de las chicas buenas” explora el despertar de toda una generación de mujeres ante la injusticia del machismo institucionalizado y su firme lucha para empoderarse frente al cínico carácter de entornos aparentemente progresistas de la sociedad. Y siento ser yo el que os lo diga llegados a este punto, pero en la época del movimiento Me Too y el florecer de las series de televisión, incomprensiblemente Amazon decidió en su momento no renovar esta serie quizás no tan comercial, pero sin duda necesaria para una sociedad que demuestra no haber cambiado demasiado. Al menos no lo suficiente. El machismo y el cinismo siguen siendo un enemigo a combatir en nuestros días, por lo que nos tendremos que conformar con una sola temporada de una serie que aun así vale la pena ver.

P.D. Mención especial para una banda sonora en muchos casos a la altura de la explosión cultural de la época que ha decidido narrar.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.