La absurda conmemoración de la toma de Granada

Por Víctor Chamizo

No puedo, ni podré entender que, después de más de cinco siglos, se celebre algo tan absurdo como la toma de la ciudad de Granada por el reino de Castilla. Como algo folklórico –tal y como sucede en la Comunidad Valenciana con la fiesta de Moros y Cristianos– podría pasar, pero como un acto de reafirmación en la unidad de España, es troglodítico. Más, si cabe, el sacar a la calle a pasear a la legión, como si fuese algo memorable, a estas alturas de la Historia en la que vivimos. Cuando nuestros ojos, y nuestros sentidos están puestos en la investigación del Universo profundo y en la lucha contra enfermedades que vienen cebándose con el ser humano desde hace también muchos años. ¿Por qué no se celebra el descubrimiento de la penicilina que tantas vidas ha salvado? ¿Por qué no se celebra el descubrimiento de ciertas vacunas que han conseguido evitar el diezmo de la Humanidad?

Sin embargo, tanto en España, como en otros lugares del planeta, nos da por celebrar cosas tan absurdas como las conquistas, reconquistas e independencias. Son hechos que sucedieron hace demasiados años como para que tenga ningún sentido llevar a cabo ningún tipo de homenaje. Muy especialmente en nuestro país, donde los musulmanes compartieron territorio con los cristianos durante la friolera de ocho siglos. Un período de tiempo lo suficientemente extenso para que se produjese el mestizaje y el intercambio cultural. De hecho una gran parte de nuestro vocabulario está impregnado de palabras árabes, así como la alimentación y algunas costumbres.

Los musulmanes y los cristianos vivieron en paz durante siglos, con algunas escaramuzas entre reinos, pero con bastante armonía en la convivencia, la suficiente como para que se conmemoren actos como el de la conquista de Granada.

Lo más absurdo, lo más aberrante y lo más deplorable de este acto no es el propio acto en sí, que en sí mismo me parece anacrónico, como he manifestado ya. Lo más deplorable es que entre la población que acude a celebrar esta efeméride se insulte a individuos de otra etnia, de otra religión o de otros países. No solo celebramos algo absurdo, sino que nos trasladamos físicamente a un pasado imaginario, un pasado que no ha existido, porque, ni siquiera en aquel tiempo existía un sentimiento de odio, sino de respeto mutuo entre dos culturas distintas.

Deberíamos aprender de nuestros antepasados.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

2 thoughts on “La absurda conmemoración de la toma de Granada

  • 10/01/2019 at 4:47 pm
    Permalink

    Lo interesante del tema, es que el artículista tiene un libro de carácter histórico: “Waterloo”. Digo yo que lo suyo hubiera sido un libro sobre la penicilina o las vacunas y no sobre un hecho, si es que es así, anacrónico.

    Reply
  • 05/01/2019 at 1:54 pm
    Permalink

    Me descojono con la idealizada y romántica versión de al Andalus que vende la izquierda , tarik repartia cuadernillos rubio y esto era un remanso de paz y armonía ¿ No? ¿ Quien acabó con la esplendorosa Medina Azahara ? El califato de Córdoba lo tumban los propios musulmanes en guerras civiles , falseais la historia para justificar el multiculturalismo metido con calzador , en resumidas cuentas , sois unos vende patrias .. los turcos celebran con orgullo la toma de Constantinopla , está en su raíz fundacional como nacion , ¿ Son crostisnofobos, celebran algún gonocidio?

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies