Huelga en Grecia contra la jornada laboral de 10 horas

Por Oriol Sabata

Este jueves 6 de mayo la clase trabajadora griega se movilizó en las calles de Atenas y otras ciudades del país en el marco de una nueva huelga contra la reforma propuesta por el gobierno de Kyriakos Mitsotakis (Nueva Democracia) que pretende ampliar la jornada laboral hasta 10 horas.

Esta nueva legislación dinamita la jornada de 8 horas y supone un ataque directo a los convenios colectivos ya que prevé acuerdos individuales entre el trabajador y el empresario para extender la jornada laboral hasta 10 horas al día durante medio año. Esto se produce, además, en un contexto de crisis social y sanitario en el que muchas empresas están anunciando despidos masivos. Los sindicatos advierten que la patronal juega con ese factor para aumentar el grado de explotación de la clase obrera y maximizar así sus beneficios.

Unas 7.000 personas se concentraron en la Plaza Syntagma frente al Parlamento griego para exigir la retirada de este proyecto y anunciaron nuevas acciones de protesta. Se lanzaron consignas como «no seremos los esclavos del siglo XXI» o «sólo los relojes trabajan sin parar». Se trata de la segunda huelga en una semana contra la reforma laboral.  En ella están participando trabajadores de fábricas, del sector público y del transporte. Los periodistas de la televisión estatal ERT también fueron a la huelga este jueves.

Aristotelia Peloni, portavoz del gobierno griego asegura que la reforma «actualiza la legislación al siglo actual, a las necesidades reales de los empleados de hoy». El ministro de Trabajo, Costis Hatzidakis, ha dicho que las nuevas reglas permiten al personal negociar con la gerencia la opción de trabajar más horas durante parte del año y, posteriormente, tomarse más tiempo libre.

«Lo único que hace este proyecto de ley es tratar de darles a los trabajadores y empleadores un grado de libertad sobre cómo organizar la jornada laboral de ocho horas», dijo el ministro de Desarrollo, Adonis Georgiadis. Pero los partidos de la oposición han calificado la reforma como un «retroceso doloroso» de los derechos laborales, y los críticos dicen que formaliza la explotación de las horas extraordinarias por parte de empresarios sin escrúpulos, que ya ha estado ocurriendo durante años.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.