El «lucrativo negocio» de los secuestros masivos de escolares en Nigeria

Según Amnistía Internacional, la violencia protagonizada por bandas armadas dedicadas al robo y el secuestro de personas ha provocado la muerte de más de un millar de personas solo el año pasado

Desde diciembre, más de 600 estudiantes fueron secuestrados en escuelas en el noroeste de Nigeria, país en el que se producen una gran cantidad de raptos a cambio de dinero. El pasado 26 de febrero, 300 alumnas fueron secuestradas en la Escuela Secundaria de Ciencias para Niñas del Gobierno en la ciudad de Jangebe, en el estado de Zamfara. Fue el segundo rapto masivo de escolares en el país en menos de 10 días.

El ataque se produjo sobre la una de la madrugada y los asaltantes llegaron vestidos con uniforme de guardias de seguridad, lo que generó cierta confusión. Además, los hombres iban armados a bordo de motocicletas y vehículos tipo pick-up y obligaron a las niñas a subir a los coches.

Apenas unas semanas antes, otros 28 estudiantes y varios profesores de la Escuela de Ciencias del Gobierno en Kagara, en el occidental estado de Níger, fueron arrestados a manos de hombres armados y liberados al cabo de unos días tras negociaciones.

En este caso, los hombres armados y vestidos de militares entraron en la institución y, tras enfrentarse a la guardia de seguridad, consiguieron llevarse a los chicos sobre las tres de la madrugada. Aunque algunos de los empleados y estudiantes lograron escapar, el resto fue llevado a un bosque cercano y un estudiante falleció de un disparo.

El pasado 11 de diciembre, más de 340 personas fueron secuestradas en una escuela de Kankara, en el estado de Katsina. El suceso tuvo lugar cuando hombres armados con rifles atacaron la escuela y comenzaron a disparar contra los vigilantes de seguridad. El tiroteo dio la oportunidad a algunos estudiantes de saltar la valla y llegar hasta la ciudad.

El "lucrativo negocio" de los secuestros masivos de escolares en Nigeria

Las autoridades dicen que los recientes ataques a escuelas en el noroeste del país han sido perpetrados por «bandidos», un término vago para llamar a secuestradores, ladrones armados, ladrones de ganado, pastores de la región de Fulani y otras milicias armadas que operan en la región y que están principalmente motivados por el dinero. según informaciones de BBC.

Los secuestros masivos, una forma de obtener beneficios

La situación de inseguridad e las escuelas del norte y oeste de Nigeria y los sucesivos secuestros masivos han llevado al Senado a plantear la posibilidad de declarar el estado de emergencia en el país, tal y como informa El País.

Según Amnistía Internacional, la violencia protagonizada por bandas armadas dedicadas al robo y el secuestro de personas ha provocado la muerte de más de un millar de personas solo el año pasado.

Muchos creen que una infraestructura de seguridad débil y unos gobernadores que tienen poco control sobre la seguridad en sus estados (la policía y el ejército están controlados por el gobierno federal) y que han accedido a pagar rescates, han hecho de los secuestros masivos una lucrativa fuente de ingresos.

En los últimos años, diversos grupos han encontrado en el secuestro a civiles con el objetivo de pedir un rescate una forma de obtener beneficios. También lo han encontrado en el robo de crudo o el asalto a plataformas petrolíferas.

El grupo islámico Boko Haram ha encontrado en la inestabilidad del país el escenario perfecto para desarrollar sus actividades. Esta organización persigue establecer un gobierno de la Sharía en el país. El grupo no recibió la atención mundial hasta que en 2014 secuestró a 300 niñas en Chibok, de las que 100 siguen en paradero desconocido.

El hecho de que se secuestren niñas en escuelas en vez de otras personas garantiza la publicidad y la participación del gobierno en las negociaciones. El analista Bulama Bukarti ha reflexionado sobre e hecho de que se esté atacando constantemente el sistema educativo. «Ningún niño debería tener que elegir entre su educación y su vida. No se debe hacer que los padres vean la decisión de enviar a su hijo a la escuela como algo difícil. Estos ataques deben detenerse».

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.