El Gobierno más poderoso del mundo crea bulos para criminalizar al movimiento antifascista

La Casa Blanca se ha visto obligada a borrar un vídeo donde acusaban directamente a movimientos antifascistas de crear disturbios y acciones violentas organizadas en el marco de las protestas surgidas por el asesinato de George Floyd. Varios medios han demostrado que esos vídeos han sido manipulados para criminalizar a ANTIFA. El Gobierno más poderoso del mundo, creando y difundiendo fake news para luchar contra los que luchan contra el fascismo.

Artículo original de Eulixe
Vivimos tiempos extraños. La era de la posverdad en la que nos movemos hace que sea muy complejo informarse y confiar en aquello que vemos o leemos. Hemos llegado a un punto en el que incluso los Gobiernos más poderosos del mundo crean y difunden directamente y sin rubor alguno informaciones falsas (antes se utilizaban medios afines). Es el caso de la Casa Blanca, que este mismo miércoles publicó una serie de vídeos virales en redes sociales donde se culpaba a los movimientos antifascistas de crear y fomentar los disturbios surgidos a raíz del asesinato de George Floyd a manos de la policía. 

En uno de los vídeos difundidos desde el Gobierno norteamericano se podía observar una pila de ladrillos y el siguiente texto: 

ANTIFA Y LOS ANARQUISTAS PROFESIONALES ESTÁN INVADIENDO NUESTRAS COMUNIDADES, ARMANDO LADRILLOS Y ARMAS PARA INSTIGAR LA VIOLENCIA… ESTOS SON ACTOS DE TERRORISMO DOMÉSTICO.

Varios medios de información (entre ellos la BBCVice The Intercept) se apresuraron a verificar las imágenes, y encontraron que estaban sacadas de contexto y no existía evidencia alguna de lo que afirmaban desde el Gobierno. La Casa Blanca eliminó el vídeo, que ya había sido reproducido más de un millón de veces. Este es el clip en cuestión, que el medio The Intercept guardó antes de que «desapareciera»:

La BBC ha podido geolocalizar el video, encontrando imágenes del pasado 24 de mayo con la misma pila de ladrillos en el mismo lugar, mucho antes de que se produjeran protestas, lo cual demuestra que no fueron colocados allí por movimientos antifascistas para avivar las protestas, tal y como afirmaban desde la Casa Blanca y todos sus medios afines. 

Otro clip utilizado por la Casa Blanca muestra una pila de ladrillos en Fayetteville (Carolina del Norte) en un video que se publicó en Twitter el sábado. Sin embargo, como informó el martes la BBC, los ladrillos eran claramente visibles en el mismo lugar en un vídeo publicado en YouTube el 24 de mayo, un día antes del asesinato de George Floyd. La propia Comisión de Obras Públicas de Fayetteville confirmó que los adoquines se habían colocado en esa acera la semana anterior, antes del trabajo planificado para restaurar la calle.

En un tercer clip se puede observar a un oficial de policía quitando cajas azules de piedras de una esquina de una calle de Brooklyn donde no ha habido protestas ni disturbios. Fue publicado en Twitter el martes por la mañana por alguien que afirmó que habían sido colocados allí por Antifa: «Los ladrillos han estado ubicados estratégicamente alrededor de Brooklyn en anticipación de las protestas … ANTIFA es mucho más organizado de lo que pretenden los políticos». El vídeo fue compartido en Twitter el miércoles por la mañana por el Comisionado Dermot Shea del Departamento de Policía de Nueva York. Un miembro del Consejo de la Ciudad de Nueva York que representa esa área (Mark Treyger), respondió al tuit: “Esto está en mi distrito. Fui al sitio. Estos restos de construcción se dejaron cerca de un sitio de construcción en Ave X en Gravesend».

Otro vídeo difundido por la Casa Blanca como supuesta prueba de los «ladrillos» de Antifa, muestra varias pilas de rocas grandes dentro de seis jaulas de metal en una acera en Sherman Oaks, California, que las personas en las plataformas sociales especularon que eran depósitos de municiones para futuros disturbios. Se trataba de estructuras de seguridad de un centro judío que llevaban allí casi un año:

A pesar de la falta total de evidencia, la creencia en la teoría de la conspiración del presidente de que «los agitadores externos» de Antifa se están infiltrando en las protestas para provocar la violencia se ha convertido en un dogma de fe entre sus partidarios, alimentado estratégicamente desde la propia Casa Blanca utilizando bulos e informaciones falsas. 

FuentesThe Intercept // BBC // Vice


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.