Charlamos con el Movimiento Antirrepresivo de Madrid acerca del caso de Daniel Gallardo: «La Policía respondió con violencia a las protestas»

Por Daniel Seixo

Charlamos con el Movimiento Antirrepresivo de Madrid acerca del caso de Daniel Gallardo, detenido el pasado 16 de octubre tras participar junto a cientos de personas en una concentración en la Plaza de Sol en solidaridad con las movilizaciones en Catalunya.

¿Existió violencia en esa manifestación?

Sí, como tantas otras veces, la Policía respondió con violencia a las protestas. La concentración como tal se desarrolló sin incidentes en la Puerta del Sol, a pesar de un par de intentos por parte de nazis de reventarla, que fueron rechazados sin mayor problema. Una vez terminada, bastantes personas salieron de la Puerta del Sol para continuar con la protesta por otras zonas, siendo duramente reprimidas por los antidisturbios.

¿Cómo definiría la actuación policial aquel día?

Como de costumbre, violenta e injustificada. Con ganas de dar un escarmiento.

¿Cómo se produce su proceso de detención?

Dani estaba con una amiga en la calle del Rollo, lejos de los alrededores del Congreso y la zona de Huertas, donde se estaban desarrollando las protestas. En un momento dado, los antidisturbios empezaron a apalizar a Elsa, una amiga suya, y Dani se dispuso a socorrerla ante sus gritos, como haríamos cualquiera. Es entonces cuando les detienen a ambos.

¿Consideran que existen contradicciones entre el parte de lesiones presentado por la policía y la actuación médica que se siguió con el agente en cuestión?

Especialmente en cuanto a la hora y el lugar. A Dani le acusan de, supuestamente y según la Policía, haber agredido con la madera de un palé en la cabeza a un antidisturbios. Sin embargo, el parte de lesiones del policía está hecho dos horas antes y en otro lugar al de las detenciones de Elsa y Dani.

Dani es el único de los detenidos al que el Juzgado de Instrucción número 22 de Madrid ordenó prisión preventiva, ¿a qué considera que se debe esto?

A la búsqueda de una cabeza de turco a la que escarmentar para dar ejemplo y que las protestas de aquellos días en Catalunya no se expandieran a Madrid. Le tocó a Dani como le podría haber tocado a cualquiera, querían castigar duramente a alguien para infundir miedo.

Llama la atención la rapidez con la que actúa el juzgado.

No, en todo caso al revés. Los ritmos judiciales durante su detención, declaración e ingreso en prisión provisional fueron los ordinarios en una situación así. Declaró a las horas de ser detenido, el fiscal pidió la prisión provisional y la jueza resolvió ese mismo día como suele y debe hacerse. Sin embargo, cuando más adelante se interpuso un recurso contra su prisión provisional, sí que se demoró la respuesta más de lo común. Respuesta que, evidentemente, fue negativa y que le mantiene preso, aún hoy que está a punto de cumplir tres meses en prisión sin siquiera haber sido juzgado.

Las pruebas policiales presentan unas fotos en las que se veía unos palos grandes con los que supuestamente Daniel agredió a los agentes, sin embargo el acusado no presenta ningún tipo de herida o rasguño fruto de manejar esta «herramienta», ¿cómo se explican esto?

Tampoco presentaba ninguna astilla en las manos ni nada así, como sería normal después de golpear con fuerza con una madera desvencijada de un palé. De hecho la foto del casco con la madera clavada está hecha en comisaría, lo cual supone otro foco de dudas más. Todo apunta a un montaje policial más.

La policía lo acusa de desórdenes públicos, atentado, resistencia a la autoridad y lesiones, ¿asume alguna de estas acusaciones?

No.

¿Consideran que Daniel ha sido utilizado como “cabeza de turco para evitar la solidaridad con Catalunya”?

Desde luego, como ya hemos afirmado más arriba. En aquellos días la situación se le estaba descontrolando al Estado en Catalunya y no querían que la situación se expandiese. Hay que destacar que el gran número de efectivos policiales enviados allí esos días hacía incontrolable una posible explosión de protestas en el resto del Estado español, especialmente en Madrid. De hecho es bastante significativo que la práctica totalidad de personas encarceladas en Catalunya aquellos días (en torno a 40) hayan ido siendo liberadas mientras que a Dani, el único encarcelado aquí, lo siguen manteniendo preso casi tres meses después.

¿Cómo explican que el caso de las manifestaciones o actuaciones fascistas o directamente neonazis que hemos visto en Catalunya y también en Madrid durante aquellas fiestas, no se hayan producido detenciones significativas?

Porque el fascismo no supone un problema ni un riesgo para el Estado español, sino más bien al contrario. En este caso, por ejemplo, han servido como amenaza para los manifestantes independentistas o solidarios. Y se les ha visto compadreando directamente con los cuerpos represivos.

¿Cómo definiría la actitud policial con los manifestantes fascistas que irrumpieron en sol aquel día?

Inexistente. Fueron repelidos por los propios manifestantes solidarios y antifascistas concentrados en Sol.

¿Qué consecuencias ha tenido este caso a nivel personal para Daniel?

Pues, de entrada, ha perdido los dos empleos precarios con los que subsistía aquí en Madrid y el piso compartido en el que vivía en Getafe (su familia vive en Cádiz). A ello hay que sumarle lo que supone llevar tanto tiempo separado de sus amistades, su novia… Y habrá que ver cuando salga el juicio cómo acaba todo.

¿Cómo está siendo su estancia en prisión?

Pues, dentro de lo que cabe, afortunadamente no está siendo todo lo duro que podría ser. Dani es una persona muy sociable y con buen don de gentes, que no causa conflictos ni los tiene con nadie, y eso le está permitiendo tener una estancia relativamente «tranquila´´.

¿Y el trato de los funcionarios?

Dentro de lo habitual en estos casos, con cierta inquina por saber el motivo de su encarcelamiento, pero sin sobrepasarse demasiado por saber que tiene bastante apoyo fuera.

Han hablado en numerosas ocasiones de las claras diferencias entre una “justicia para ricos” y una “justicia para pobres” refiriéndose a este caso, ¿podrían explicarnos el motivo por el que aluden a esa diferenciación?

Por ejemplo a la posibilidad de contratar un procurador que agilice bastante los trámites, mejore la comunicación juzgado-abogado y facilite una buena estrategia de defensa de cara a abreviar en lo posible su estancia en prisión y a evitar posibles condenas.

¿Han recibido atención por parte de la prensa?

En Catalunya bastante, varios medios de allí como El Nacional o Vilaweb se interesan por él bastante. Incluso FAQS, el programa de TV3 de los sábados por la noche, nos invitó para hablar de él. Aquí en Madrid organizamos una rueda de prensa cuando cumplió dos meses, poco antes de Navidad, tras la que se hicieron eco del caso medios como El Salto, Público o La Vanguardia.

¿Con que apoyos cuentan ahora mismo?

Desde el Movimiento Antirrepresivo de Madrid, junto a algunas amistades suyas, estamos organizando actos para denunciar su caso, la difusión y denuncia del caso, fiestas para recaudar dinero para el peculio y los gastos, que la gente le escriba cartas etc. Además, desde Catalunya llegan incontables muestras de apoyo y de solidaridad por parte de diferentes colectivos que se interesan por su situación.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.