Amas de casa, las olvidadas del sistema


Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Por Pili Capi

Si no produces no cuentas, es triste y lamentable que miles, millones de mujeres que trabajan las 24h del día no perciban remuneración económica por la dedicación a los cuidados y hogar.

Las mujeres que tienen plena dedicación al hogar, cuidado de personas mayores, hijos, efectúan un aporte importante a la sociedad aparte del núcleo familiar, pero no cuentan. Ejercen de madres, cuidadoras, profesoras, lavanderas, planchadoras, limpiadoras, psicólogas, administradoras, cocineras, enfermeras, taxistas, veterinarias…. sin serlo profesionalmente, y aportando al hogar el sustento y pilar básico sin remuneración alguna, sin poder optar a una pensión justa contributiva y las 24 horas del día.

Labor que nadie para nada cuenta en ello y sea por circunstancias la mayoría o elección, juega un papel importante en la economía del país. Mujeres que no se pueden permitir el lujo de caer enfermas ya que su empleo le exige estar los días enteros durante los 365 días del años sin descanso y parón alguno, las vacaciones tampoco son vacaciones porque siguen ejerciendo su trabajo. Un trabajo que repito en algunas es producto de su elección y en otras, la gran mayoría es fruto de la circunstancia o entorno en el que viven. Las zonas rurales todas la mujeres, aparte de laborar en la explotación ganadera o agrícola familiar lo hacen en el hogar, con lo cual 2 trabajos sin remuneración económica. El desgaste físico y emocional es brutal en todas ellas, las que tienen dependencia económica de la pareja por múltiples causas y no encuentran facilidades a un empleo retribuido, se ven inmersas en lo que se espera de ellas, si no recibes nómina parece que no haces nada, sólo estás en casa, y es trabajo, mucho, sin ayudas por parte del núcleo familiar, muchas veces, que delega todas las responsabilidades en ti, porque debes hacerlo que para eso eres la mujer de la casa. Cantidad de días con el alma por el suelo, enfermas no pueden fallar al sistema ni a su entorno, porque su labor debe hacerse cada día y ellas para eso están, para servir al resto y tus problemas, necesidades, sueños, los aparcas porque primero son los demás y si te queda tiempo para ti incluso algunos lo ven mal.

Naciste mujer y ése rol debes cumplirlo a la perfección, estás para servir al resto porque la vida es así y para eso está el patriarcado para recordártelo cada día. Las que trabajan fuera y es la pareja la que ejerce de “Rodríguez” son criticadas porque caramba, es una mujer y aunque trabaje fuera del hogar oye es que menuda cara tiene, todo para el pobre marido, por favor, cambiemos el chip que huele a machistada que mata, le queda mucho a la sociedad para asumir que la igualdad es para ambos sexos, me juego un pastel de chocolate que si ella trabajase fuera y lo hiciese también en el hogar nadie diría nada si viesen a la pareja tumbada en el sofá, ay los roles mentales que patriarcas son…

Desarrollan problemas de salud muchas veces, de ansiedad, depresión, soledad, falta de cariño y autoestima, pero nunca se pueden quejar, en casa no se trabaja, si no llevas nómina es como si lo tuyo no contase, es que no cuentas. Egoísmo puro y duro.

La ‘factura en la sombra’ del ama de casa en España supera los 2.500 euros mensuales, no lo digo yo… Hace algunos años, la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa (CEACCU), ya disuelta, aseguraba que el sueldo medio neto por estas tareas debía rondar los 1.700 euros al mes por 40 horas semanales.

La de pasta que te ahorras con la chacha en casa verdad, te imaginas… En su desglose, consideraban que unos 500 euros correspondían a la limpieza y mantenimiento del hogar; planchar y coser 270 euros; otros 400 euros por encargarse de los niños pequeños (llevarlos y traerlos del colegio, darles la merienda, estar con ellos por la tarde, etc.); los trabajos relacionados con la cocina (guisar, organizar menús, preparar tarteras) otros 426 y unos 150 euros en concepto de clases particulares y otras tareas.

A la hora de calcular el salario del ama de casa y madre de familia hay que incluir también los domingos porque ellas nunca libran, tampoco en vacaciones, son sagradas para los demás pero para ellas NUNCA. El descanso es normalmente por la noche con tiempo para hacer sus cosas si no te quedas dormida de la dura jornada del día y casi sin tiempo de soñar.

La labor de las amas de casa equivale al 20% del PIB, ¿no lo sabías?, normal, un dato importante que no se dice porque se asume no es lo mismo, pero veamos que es el PIB, es un indicador macroeconómico que mide el comportamiento general y del tamaño de la economía de un país… El PIB mide el valor monetario de los bienes y servicios finales, es decir, los que adquiere el consumidor final producidos por un país en un período determinado, ahora saca cuentas de la nómina, lo que te ahorras con nómina si tuvieses que pagar todos éstos servicios “gratuitos”,¿ se entiende ya?.

El PIB aumentaría un 53% si se pagara el trabajo no remunerado que, de manera mayoritaria, realizan las mujeres. Os dejo una investigación de Mª Ángeles Durán del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

http://digital.csic.es/bitstream/10261/76517/3/Duran_Trabajo_No_Remunerado.pdf

No existen bajas laborales, permisos, gratificaciones y mucho menos reconocimiento laboral y familiar, es el deber de hacerlo y si no lo haces lo catalogan como mal, para eso estás en casa.

Para la mayor parte de la sociedad estar en casa es no trabajar, qué atrevida es la ignorancia siempre, así que pensar un poco en ellas, que también les gusta disfrutar, leer, bailar, salir, comprarse sus cosas, navegar en sueños, estudiar, descansar, tener su espacio y casi nunca lo tienen porque lo ocupan siempre antes en todos los demás.

Ésa mujer que cada día te tiene la casa limpia, la comida en el plato en su punto, las necesidades cubiertas, se preocupa de que no falte ningún detalle cada día en tu vida, te ayuda en los quehaceres escolares, te lleva al médico, te pide citas, te plancha y lava la ropa, te gestiona documentación, acude al banco, paga facturas, compra, cuida del trabajo en común campestre, de mascotas, de que no te falte ni un botón en la camisa, si lo tuvieras que pagar, si todas ellas percibieran remuneración económica y contribuyesen a la seguridad social para obtener una pensión digna cuando envejeciesen, a que ya no dirían muchos: está en casa, no trabaja y no hace nada… El dinero siempre cambia opiniones y países, pero sobre todo mentes que no quieren avanzar.

Sois muy egoístas muchas veces y no os paráis a pensar.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies