A los miserables de González y Aznar

Por “La oveja negra”


Cuándo entenderán, señor González y señor Aznar (lo de señor es pura cortesía por mi parte), que ambos carecen de legitimidad alguna para opinar al respecto del futuro gobierno de España y de las nuevas fuerzas del cambio. Sí, sí, no me he vuelto loca, carecen de legitimidad. Algunos se echarán las manos a la cabeza por lo que acabo de afirmar, pero ustedes, Felipe y José María, son la peor calaña política que ha podido generar este país. Sois los que aprovechándose de un pueblo que había sufrido 40 años de fascismo ofrecieron ilusiones a cambio de votos para luego despiezar cada trocito de aquello que no os pertenecía y venderlo al mejor postor. Y gracias a que manipuláis la justicia a vuestro antojo no estáis entre rejas, porque si realmente la justicia fuera justa en este maldito país, bien pudierais ser juzgados y condenados.


Y ahora resulta que venís ambos a darnos lecciones desde el sillón del avión privado o desde la tumbona del yate. Tiene cojones.

Usted Felipe, quien cada día que pasa avergüenza a tantos socialistas que se dejaron engañar con su dialéctica vibrante y elocuencia, nos dio gato por liebre, o lo que es lo mismo, socialismo por socialdemocracia. Usted al que recuerdo miraba yo embelesada con apenas 6 añitos en los mítines a los que mis padres me llevaban con esperanzas de creer en un gobierno por y para el pueblo, que pelease por los derechos de los trabajadores contra el poder del capital. Usted, que tras construir un estado de bienestar que tanto necesitaba este país durante los años 80, disimuló en los 90 para que no se notase el negocio que pretendía hacer con ello y que culminaría su amigo el del bigote. Usted, que abrió la veda de la corrupción a manos llenas, que dio la espalda al obrero que lleva en su nombre su partido, o que permitió la guerra sucia de los GAL de la que si despejo la X sólo me da un resultado: su nombre (será que soy mala en matemáticas, no me lo tenga en cuenta). Usted miserable Felipe, no tiene legitimidad para vapulear a 5 millones de votantes mientras se fuma un puro en el yate. Y qué casualidad que se le vea tan preocupado por los derechos y libertades en Venezuela, pero no le veo coger un jet privado para erigirse defensor de éstos en países como México o Arabia Saudí, o sin ir más lejos, aquí en su puñetero país. Se hace usted el sordo y el ciego que da gusto. Será que le debe usted algo a la derecha venezolana, esa misma que parece que con ayuda de EEUU ha intentado dar golpes de estado y conspirar para asesinar al presidente Hugo Chávez. No, no estoy diciendo nada raro, de todos es sabido cómo actúa EEUU en los países que no les abren las puertas de su mercado de par en par para que lo exploten con su capitalismo despiadado. O cedes, o te conviertes en enemigo. Y con ellos se posiciona usted ahora Felipe, con los mismos que le han pagado su millonaria fortuna para que ahora pueda usted pasearse con sus Ray-Ban último modelo. No nos avergüence más, Felipe. Ya basta.

“Golpistas comunistas bolivarianos” llama usted a los de Podemos, señor Aznar. Si buscase la definición de miserable en el diccionario debería aparecer su foto justo al lado. Le recuerdo, bigotitos, que a usted lo nombró presidente de su partido un ministro de firmaba sentencias de muerte en una dictadura genocida y fascista a la que en su partido y militancia admiran con la boca pequeña (y a veces, no tan pequeña). Viene usted, José María, a hablar de democracia cuando son ustedes los herederos de esa dictadura franquista. Viene usted a 13Px338Rhablar de legalidad, cuando usted metió al país en una guerra ilegal por petróleo que costó las vidas de personas inocentes incluidas aquellas que murieron en los trenes de Atocha, a cuyas familias no tuvo ningún reparo en mentirles en su cara horas después de la tragedia. Viene usted a hablar de financiación ilegal cuando su partido no tiene un mísero tesorero sin imputar por contabilidad irregular, cuando han financiado campañas electorales con comisiones y mordidas en cada uno de los rincones en los que han gobernado, cuando han cobrado en negro sobresueldos que provenían de donaciones generosas por parte de sus amigos empresarios que excedían el límite permitido. ¿Qué lecciones viene a dar usted, señor Aznar? Si fue su partido el que creó la burbuja inmobiliaria que aupó y hundió al país en la miseria cuando estalló, sin antes haberse llenado los bolsillos con recalificaciones y más recalificaciones, tanto ustedes como sus socios. Y qué problema tiene usted ahora con Venezuela, y que antes no tenía cuando le vendía armamento militar a un régimen tan antidemocrático que celebra elecciones e incluso las pierde. No tuvo usted suficiente con privatizar todo lo privatizable, con colocar a sus amigotes al frente de cajas de ahorro que estafaron a los ciudadanos, con manipular los medios públicos para hacerle propaganda, con usar a las víctimas de ETA para conseguir rédito político… ¿No tuvo usted suficiente, señor Aznar? Usted, debería ser juzgado por el Tribunal de la Haya por crímenes contra la humanidad, pero eso sería pedir demasiado. Si tan siquiera se ha dignado a pedir perdón por las muertes que provocaron, y hasta los otros del trío, los Bush y Blair, han tenido más decencia que usted reconociendo que mintieron como bellacos a cambio del control de los pozos de oro negro de Iraq. No se moleste, no vaya a sorprendernos con algún acto que entrañe algo de decencia. No me lo esperaría de usted.

No tienen legitimidad alguna, señores González y Aznar. La perdieron hace mucho tiempo. Han mentido, estafado y dañado al pueblo que les hizo presidentes. Y su objetivo, ahora, es evidente: destruir a Podemos. Se podrá estar más o menos de acuerdo con el partido que encabeza Pablo Iglesias, pero una cosa está clara: toda esta maquinaria de odio y ataques desproporcionados jamás vistos desde el poder político, económico y mediático en contra de Podemos, no hace más que confirmar que el sistema tiene miedo. Miedo a perder su posición de privilegio que hasta ahora les permitía estrangular al pueblo sin que nos diéramos cuenta de que nos estaban asfixiando. Pero ya despertamos. Poco a poco despertamos.

Escrito por Scarlett Dumo

6 thoughts on “A los miserables de González y Aznar

  • 09/03/2016 at 3:37 pm
    Permalink

    Una opinión muy acertada de estos personajes sin escrúpulos, estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices en tu artículo Scarlett, la verdad es que muy pocas personas tienen realmente conocimiento de lo que fue y es la “mal llamada transición”, porque nunca ha interesado, al revés todo lo contrario.
    Felipe (Isidoro) jugó un papel muy importante en ese proceso que estaba ya escrito, engañó a muchísima gente que puso su esperanza en él, no solo españoles también el pueblo saharaui, por lo tanto, a los que ya tenemos mucho tiempo, no nos ha extrañado en absoluto el proceder, por separado, de estos dos miserables, como bien dices
    No obstante el que se relacione a Podemos con el comunismo, nada más lejos, me recuerda a tiempos pasados en los que algunas ideologías, no muy progresistas que digamos, asustaban al pueblo con los rabos y los cuernos de los comunistas.

    Reply
  • 09/02/2016 at 7:35 pm
    Permalink

    Puedo coincidir con lo que dice de ellos, pero no en lo del miedo a Podemos. Le aconsejo por su bien y el de sus hijos, que le tenga miedo a la llegada del comunismo. La opresión y la miseria la tendrá asegurada. Cortarse un pie para quitar un uñero, no es muy inteligente.

    Reply
    • 09/03/2016 at 3:01 pm
      Permalink

      Podemos no es comunista. En Podemos hay un conjunto de ideologías de la que se extrae lo más conveniente a los ciudadanos de este país en crisis, y también hay expertos en economía, política, filosofía… Podemos representa una forma de hacer política nueva que ya ha llegado a otros países europeos, fundamentada en políticas opuestas a las de austeridad que se han estado llevando a cabo durante la crisis. Porque esas políticas nos han enseñado que mientras a nosotros nos piden apretarnos el cinturón ellos derrochan, y eso solo se explica por algo que a estas alturas dudo que sea una quimera: corrupción.

      A Podemos no lo compra nadie, por ahora al menos así es, y de ahí la campaña del miedo. Si no funciona comparándolo con Venezuela, pues con Irán, y sino con el III Reich (lo cual Inda y Aguirre ya han hecho. Harto curioso por parte de nostalgicos del regimen franquista, que tan buenas migas hizo de Hitler). O como bien resumió ese Alfonso Rojo “con todos los asesinos del mundo”.

      La realidad es muchísimo más sencilla: cuanto menos cede Podemos a vender sus votos al mejor postor, mas satisfechos y esperanzados estamos sus votantes y más barro tienen que echar. De miedo nada, amigo, miedo el que tienen a su pueblo descontento; por eso recurren a la solución desesperada de intentar asustarnos más.

      ¡Genial artículo! Pena que ese par no lo lea y se le caiga la cara de vergüenza. Aunque mucho me temo que ya no tienen de eso xD

      Reply
  • Pingback: A los miserables de González y Aznar

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR