Un luto de más de 80 años

Parece que ha acabado el luto en España por las víctimas del Covid-19, pero existe un luto que se hace ya demasiado eterno. Existe un luto condenado al olvido por un país inundado de la más absoluta desmemoria. Más de 80 años llevamos, los familiares de los asesinados por el franquismo, esperando poder llorar dignamente sus restos.

Estos días hemos visto como muchos familiares de fallecidos por Covid-19 no se han podido despedir de sus familiares. No vendría mal hacer un pequeño ejercicio de empatía, y así imaginar lo que es que vengan a buscar a un familiar tuyo, lo asesinen, lo tiren a una cuneta o fosa común y nunca más sepas donde se encuentra.

Si, en España se cometieron verdaderas atrocidades por parte de uno de los peores virus que jamás ha existido, el franquismo. Ese virus asesino acabó con la vida de casi 140.000 personas, y sus restos no fueron entregados en urnas. Sus restos fueron tratados como basura y tirados a cunetas y fosas comunes. Está claro que esto forma parte del pasado, pero el pasado no se puede borrar, y muchos menos cuando no se le ha hecho justicia.

Parece como si se hubiera borrado del disco duro de la historia, una historia que grita desde las cunetas. El tratamiento que los gobiernos han dado a las víctimas del franquismo y a sus familiares, ha sido y sigue siendo insultante. Es increíble que se tenga que buscar justicia en otro país, en este caso Argentina. Se destruyen memoriales en recuerdo de las víctimas del franquismo, se destrozan monumentos en su memoria, todo ello, sin ninguna consecuencia.

¿Existen clases con respeto a las víctimas?¿Cómo un país que se jacta de ser democrático, se atreve a ignorar a tantos asesinados, así como abandonar a sus familiares? Todas las víctimas, ya sean por un virus, por terrorismo, o por un genocidio, merecen memoria y el derecho al duelo de quienes necesitan llorarlos. El olvido borra las letras de la historia, el perdón absuelve a los tiranos.

In Memoriam de José Moreno Guerrero, Ricardo Moreno Guerrero y Eufronio García Romero, así como de todas las víctimas del genocidio franquista.


Tú eres nuestra única fuente de financiación. Con tu ayuda podremos seguir ofreciéndote nuestros artículos:

Ayúdanos a seguir con Nueva Revolución

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.