Ser feliz también puede ser revolucionario

Por Iria Bouzas | Ilustraciones: JRMora 

Tan revolucionario como lo puede ser e descansar, amar, cuidarnos, disfrutar de la vida y cualquiera de las actividades que nos hacen sentirnos mejor.

No voy a cuestionar que el enfado y la ira puedan ser muy buenos motores para iniciar la lucha, porque de hecho, lo son. Pero también es cierto que son emociones que en ocasiones nos llevan a un estado mental en el que es fácil disminuir el control que ejercemos sobre nosotros mismos y eso nos puede convertir en seres más fácilmente manipulables.

La felicidad y la sonrisa nos vuelven empáticos. Alguien feliz es más propenso a compartir su bienestar preocupándose por las necesidades de los otros. La alegría nos pone en un estado energético que nos permite hacer más cosas y entre esas cosas puede estar la lucha y el combate de todo aquello que consideramos injusto.

Viviendo en España y viendo lo que estamos viendo, parece imposible no vivir en un enfado social casi permanente, esto es innegable.

Y que quede claro que no digo yo que no se enfaden si les da la gana: ¡cabréense todo lo que el cuerpo les pida! Pero me gustaría que me den la posibilidad de desarrollarles una teoría que me lleva tiempo rondando por la cabeza. Teoría que cuanto más pienso y más pongo en práctica, más me convence de que estoy en el camino correcto hacia el empoderamiento que me permita ser parte de alguno de los cambios que antes o después tienen que llegar.

Mi empoderamiento se basa en el hecho de que creo firmemente en que la alegría es el enemigo mortal y definitivo de la opresión.

Viñeta de J.R.Mora

Sé que puede parecer incoherente, ¿cómo van a convivir la felicidad y la alegría con la opresión? Parece imposible.

Pues como dijo en la mítica película Airbag el grandísimo actor Manquiña: “A los hechos me remito”.

Y los hechos en este caso, no son otros que la propia Historia a la que podemos volver la mirada para darnos cuenta de que los poderes que han querido oprimir al pueblo lo han hecho siempre a base de robarles la felicidad.

¿Cómo lo han hecho las religiones desde el principio? Entrometiéndose en la vida sexual de las personas. El sexo es una de las mayores fuentes de satisfacción y felicidad que tenemos los seres humanos y llevamos siglos reprimiéndolo y convirtiéndolo en una fuente culpa y ansiedad al dictado de unas religiones hipócritas que han buscado mantener a las personas cautivas de su propia naturaleza a base de ensuciar todo aquello que, por natural y necesario, no puede ser más limpio y maravilloso. Eso sí, mientras ellos no se privaban de practicar todo aquello que para los demás calificaban como depravado e inmoral.

Por otro lado, si nos paramos dos segundos a pensar como el sistema económico nos ha ido robando la alegría, probablemente nos atacarán varias ideas. Por un lado los problemas económicos que nos ahogan y nos machacan el espíritu. Aquellos que no tienen empleo o si el que tienen es precario, no pueden más que plantearse el levantarse cada mañana intentando sobrevivir un día más. Pero, ¿qué ocurre con aquellos que tienen una situación laboral cómoda? Pues que cada día el sistema les exige más y más. Si no tienes un trabajo dignamente pagado vas a estar ocupado en salir adelante, pero si lo tienes, necesitan que también estés ocupado en algo para que no tengas tiempo de mirar como los poderosos maltratan, corrompen y saquean el país en el que vives, no sea que se te vaya a ocurrir hacer algo para pararlos. Así que la mejor opción que han encontrado es crear un modelo de trabajo que cada vez te exija más y más. Jornadas cada vez más largas, móviles, mails… Hiperconectividad que les permita crearte una sensación de dependencia laboral que te haga trabajar noches, fines de semana y días de descanso aún a costa de sacrificar el tiempo que deberías estar pasando con los tuyos o incluso contigo mismo y todo atenazándote a cada paso con la amenaza permanente del paro y la exclusión que ello conlleva.

Y si con todo esto no han conseguido aún volverles infelices. ¡No se preocupen! Todavía les quedan muchas herramientas para amargarles la vida. Cuando vean el próximo anuncio de productos para llegar delgado, guapo y estupendo al próximo verano plantéense a quien le interesa tanto esa idea con la que nos están acribillando de que permanentemente debemos rechazar nuestros cuerpos por imperfectos y nos debemos embarcar en una infructuosa búsqueda de una perfección que ni deberíamos soñar ni podríamos llegar a alcanzar nunca jamás. ¿Quizás a aquellos que están empeñados en que desgraciados estamos mejor?

Viñeta de J.R.Mora

Enfadarse es natural y es una emoción sana. Pero yo voy a seguir haciendo apología de la idea de que también se puede luchar desde la alegría.

La felicidad y la sonrisa nos vuelven empáticos. Alguien feliz es más propenso a compartir su bienestar preocupándose por las necesidades de los otros. La alegría nos pone en un estado energético que nos permite hacer más cosas y entre esas cosas puede estar la lucha y el combate de todo aquello que consideramos injusto.

Así que modestamente, voy a proponer esta nueva forma de lucha social a ver si además de conmigo, encuentra predicamento entre más personas que también quieran cambiar las cosas. Y recuerden, si quieren empoderarse también pueden hacerlo descansando, follando, riendo y queriéndose mucho porque desde la alegría también se puede empezar a cambiar el mundo y estoy convencida de que nuestras carcajadas a muchos les pueden retumbar en los oídos hasta taladrarles los tímpanos.

One thought on “Ser feliz también puede ser revolucionario

  • 14/04/2018 at 9:31 am
    Permalink

    Buen día por el día Iria…. Vaya sorpresa al levantarme tenía en la mente soñolienta, el continuar con la conclusión del escrito Re Evolucionario, que poner en el Centro la Educación Holística, como motor de renovación y de inyección propulsor La Felicidad…. Felicidad ismo, para transformar pacíficamente este sistema de muerte… y al entrar al ordenador, y revisar correo leo tu artículo y la sonrisa brota, está sincronizado con lo que tenía que escribir… y aprovechando la energía de atracción, escríbeme si lo deseas al correo: riepuntodeequilibrio2016@gmail.com. Para que te envié más líneas escritas e imágenes sobre este tema… básico para el bienestar común.
    Víctor

    Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies