Resurge en España el movimiento contra la OTAN

La participación de España en la escalada bélica de la OTAN en Europa del Este y la Cumbre que la alianza militar celebrará en Madrid en el mes de junio, ha hecho resurgir el histórico movimiento contra la OTAN.  

Por Oriol Sabata

Distintos colectivos y plataformas están convocando asambleas y protestas en varias ciudades para denunciar el papel que está jugando España en las maniobras de guerra de la alianza atlántica en la región. Paralelamente, se trabaja también para preparar una respuesta a la Cumbre de la OTAN que se desarrollará en Madrid el 29 y 30 de junio de este año.

En Madrid, la Asamblea OTAN No y el Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI), presentaron este 8 de febrero en el Teatro de Barrio la Campaña de la Contracumbre de la OTAN. Una iniciativa que pretende mostrar el rechazo popular hacia la reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de la alianza militar. Durante el acto, se destacó el «carácter criminal» de la OTAN y «la necesidad de recuperar la memoria del movimiento» contra dicha organización militar. En un comunicado emitido a finales de enero, la Asamblea denuncia que «el principal objetivo (de la OTAN) es la garantía militar de los intereses económicos y políticos de las clases dominantes de Estados Unidos y la Unión Europea, para imponerlos en el mundo».

https://twitter.com/OtanNoMadrid/status/1491131140027338753?s=20&t=0b5C7aLZr4g3wdI_Qxerhg

En Barcelona, integrantes de movimientos sociales y militantes de organizaciones de izquierda lanzaron este 10 de febrero una convocatoria de concentración para el domingo 27 de febrero a las 12:30h en la céntrica Plaça Universitat. En el manifiesto difundido en las redes sociales, se hace un llamamiento a salir a las calles para recuperar el movimiento contra la OTAN. Bajo el lema «No a la guerra imperialista, OTAN no, bases fuera», se exige al gobierno español que cese su participación en las maniobras de guerra en el Mar Negro y se demanda la salida de la alianza militar, así como el cierre de las bases militares en el territorio español. También en la capital catalana, el Comitè Antiimperialista ha celebrado varias asambleas y trabaja en la creación de una plataforma contra la OTAN.

En Galicia, la Plataforma Galega contra a OTAN, constituida el 26 de enero de este año, ha emitido un manifiesto en el que denuncia que «durante 73 años, la propaganda imperialista ha tratado de convencernos de que el objetivo de la naciente OTAN era «defender a Occidente» de la Unión Soviética y el bloque comunista». La Plataforma añade en el texto que la OTAN «es responsable del 70% del gasto militar global y de un presupuesto de más del 2% del PIB mundial» y que «sigue protagonizando una de las mayores formas de violencia de la historia de la humanidad».

Además, advierten sobre la complicidad de las autoridades con la barbarie imperialista ante «la cesión de puertos e instalaciones aéreas y la cesión de territorio para ejercicios militares, entrenamientos, escalas o repostajes» en Galicia. Bajo el lema «Contra el imperialismo, por la paz y la soberanía de los pueblos», la Plataforma hace un llamamiento a luchar contra las élites adheridas al proyecto imperialista.

En Canarias, la Plataforma Canarias por la Paz, ha convocado una concentración para el sábado 19 de febrero a las 12:00h en la Plaza Weyler de Santa Cruz de Tenerife bajo el lema «Di no a la guerra, Canarias por la Paz, OTAN no, bases fuera». La Plataforma, impulsada por un conjunto de organizaciones políticas, sociales y sindicales, se opone a la militarización del territorio en referencia a los campos de entrenamiento para las llamadas “misiones en el exterior” y prácticas de armas de guerra por tropas de la OTAN.

La Plataforma advierte que en Canarias existe un estado de sometimiento militar, de manera que «el Archipiélago Canario está de facto integrado, en coordinación con la OTAN, bajo el mando militar de los EEUU para África (Africom), que se materializa, recientemente,  en la base de drones militares construida en el aeródromo de la isla de Lanzarote».

«Es justamente en las instalaciones militares, y en las maniobras que realizan los ejércitos, donde comienza la guerra, y es ahí donde debemos interrumpir el flujo de esta violencia militarizada», afirman.

Se el primero en comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.