Poesía política | Una abstención, para dominarlos a todos

Por Javier DG @olduvay22

Entre bancadas prestadas por el marqués de Távara,

en nuestro Congreso,

antaño convento de clérigos menores,

flotan la mantilla de Susana y el Gas de don Felipe.

Su ropa, disfraces de un otoño pasado,

desprenden mohín en la entraña de la militancia

para abrir una magia que les devuelva el poder

si es posible, antes del alba.

Recuerdan a los hombres viejos de Miguel Hernández

y la denuncia que Unamuno hizo de los poderes

sin representación que gobiernan hoy

sirviéndose del Parlamento.

Cuán cimitarra y alimañero,

hundido el rostro en el río de la memoria,

boca arriba, en colisión 

con una cascada de sonidos inconclusos

y el galeote en boga de combate,

el macareno y sus socios de la gestora

vacían la bolsa del incauto mirlo blanco.

Al reclamo de familia de prosapia y alcurnia,

de gran utilidad y provecho para mellar en la Corte,

entre barones embridados por la troika consorte,

entra en escena el desuellacaras,

el ojo de Sauron que protege a la banca

mientras a la entrada, Daoiz y Velarde,

fundidos con el bronce de los cañones

arrebatados a Marruecos,

oirán la tarde de investidura

crujir su interior a la hora menguada, ese momento

dispuesto para tirar desperdicios y excrementos

cubiertos de barro. A saber:

corrupción, cautelas, contratos de alcanfor,

sedes registradas, discos duros multifunción.

Añicos.

Paseos al atardecer por la lonja del Monasterio:

conseguidores bañados en gomina y

consejeros alucinados con el black power.

Preferentes volando.

Aplauso en mítines.

Venta de hogares a los fondos buitre

y en cada frontera

que se escurre entre los dedos,

la nueva troika española

susurra al oído del Leviatán europeo:

“aquí los tienes, son para ti.

Gente corriente.

La abstención única

es la llave que pediste

para hacer más grande la brecha,

para dominarlos a todos…

y que nadie proteste”

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies