El lobby atlantista en la universidad pública catalana

Este viernes 27 de mayo la Universitat Pompeu Fabra (UPF) ha acogido el seminario La Cumbre de Madrid y el futuro de la OTAN, organizado por el Institut Barcelona Estudis Internacionals (IBEI).

Por Oriol Sabata

El Rector de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), Oriol Amat i Salas, ha sido el encargado de abrir el acto junto al Ministro de Exteriores español, Jose Manuel Albares, y Narcís Serra, Presidente del Institut Barcelona Estudis Internacionals (IBEI).

Amat es ex diputado del Parlament de Catalunya por la coalición Junts pel Sí. Tiene fuertes vínculos con el mundo empresarial. Es miembro del consejo asesor de la Cambra de Comerç de Barcelona y de la patronal Pimec. Una persona forjada en el think tank liberal de la escuela de negocios Esade.

El Presidente de IBEI, Narcís Serra, fue uno de los promotores de la entrada de España en la OTAN. Ocupó el cargo de Ministro de Defensa en el Gobierno de Felipe González (PSOE). Durante su etapa en la dirección de Catalunya Caixa fue acusado de “actividades ilícitas” por aprobar en 2010 jugosos aumentos salariales entre la cúpula del banco al mismo tiempo que la entidad era intervenida y rescatada con 12.000 millones de euros de dinero público. En 2017 la Fiscalía Anticorrupción pidió 4 años de prisión para Serra. En febrero de 2019 Narcís Serra y otros 41 miembros del Consejo de Administración de Catalunya Caixa fueron absueltos por la Audiencia de Barcelona.

El seminario de este viernes sobre la OTAN ha sido organizado precisamente por el IBEI, presidido por Serra. Se trata de un instituto interuniversitario fundado en 2004 en el que participan las cinco universidades públicas del área metropolitana de Barcelona (UAB, UB, UPC, UPF y UOC) y el Centro de Estudios y Documentación Internacionales de Barcelona (CIDOB).

Según aseguran en su página web, el objetivo del IBEI es «impulsar la formación de postgrado y la investigación en el ámbito de las relaciones internacionales, la política y el desarrollo».

Este Instituto recibe financiación del Programa Erasmus de la Unión Europea, del Ayuntamiento y de la Diputación de Barcelona, de la Generalitat de Catalunya y de bancos como La Caixa o el Banco Sabadell a través de sus fundaciones privadas.

Llama especialmente la atención que entre sus patrocinadores se encuentre el Instituto de Estudios Norteamericanos (IEN). Una fundación privada cuyos objetivos son la «difusión de la cultura, la historia y la política de los Estados Unidos». En el Comité Ejecutivo del IEN se encuentra el Cónsul General de los Estados Unidos en Barcelona. Entonces, ¿qué intereses son los que se defienden en el «ámbito de las relaciones internacionales»?

Con estos datos sobre la mesa parece bastante obvio.

El IBEI es una institución que fomenta el atlantismo, es decir, la ideología liberal y los intereses geoestratégicos de Estados Unidos y de la OTAN dentro del ámbito universitario catalán mediante sus postgrados y seminarios. Y lo hace en el seno de la universidad pública con el beneplácito y la financiación de la propia administración catalana, de la UE, de la banca y de un Instituto, el IEN, que opera como «fachada» para encubrir el monitoreo político y los recursos financieros del Consulado estadounidense en Barcelona.

Por si hubiera dudas sobre esto, el IBEI está afiliado a la Association of Professional Schools of International Affairs (APSIA), con sede en Delaware, EE.UU. Como se indica en su sitio web, APSIA se encuentra financiada por varias fundaciones privadas de Estados Unidos que dependen de oligarcas o grandes empresas como la Exxon Education Foundation, Hewlett Foundation, Rockefeller Family, Ford Foundation, Pew Charitable Trusts o la Carnegie Endowment for International Peace. También recibe fondos directos de la administración norteamericana a través del US Institute of Peace, una agencia del gobierno estadounidense.

Con la caída de la Unión Soviética, APSIA trató de infiltrarse en Rusia y en algunas organizaciones académicas de Europa del Este (Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría y Polonia) para promocionar los intereses atlantistas en la región. Es la misma dinámica empleada en las universidades públicas catalanas y en otros países. El uso de fondos para crear lobbies con fuertes vínculos entre el mundo académico, empresarial e institucional cuyo objetivo es la defensa de los intereses del capitalismo occidental con EE.UU y la OTAN al mando.

Así es como se trabaja para mantener una hegemonía cultural, política, económica y militar que dura ya tres décadas y que están dispuestos a reforzar en la Cumbre de Madrid que tendrá lugar los próximos 29 y 30 de junio.

1 Comment

  1. Molt bon article, ben documentat i entenidor. Això no sortirà per la tele ni pels mitjans manipulats pel capitalisme.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.