Lecturas para un socialista: libros para los obreros (1913)

la mayoría de los militantes del Partido Socialista eran obreros manuales y, por ello, había que contar con lecturas de fácil comprensión, conferencias y conversaciones con una sencillez que no era muy fácil de conseguir

Por Eduardo Montagut

Estimulado por los artículos de Rafael Urbano sobre los libros que debían ser leídos por los socialistas, el tipógrafo, escritor y periodista Juan Almela Meliá decidió aportar su contribución al asunto. Recordemos que Meliá fue un fundamental periodista vinculado a la prensa socialista, seguramente uno de los mayores publicistas que ha tenido, en nuestra opinión, el Partido Socialista en toda su historia.

Para Almela Meliá la lista de Urbano era muy completa, estaba muy bien pensada, y también retrataba intelectualmente a su autor. Pero Meliá era un hombre muy realista, ya que conocía muy bien los problemas para difundir las ideas, dado su trabajo. Sabía que la mayoría de los militantes del Partido Socialista eran obreros manuales y, por ello, había que contar con lecturas de fácil comprensión, conferencias y conversaciones con una sencillez que no era muy fácil de conseguir.

Muchas de las obras que citaba Urbano eran muy complicadas de entender para un lector de cultura media, y completamente inaccesibles para un trabajador falto de formación.

Otro problema, aunque ya apuntado por Urbano, era el económico. Los libros eran caros.

La experiencia, por lo tanto, le decía que lo que convenía era la publicación de folletos o libros con doctrinas muy claras, y a precios asequibles.

Meliá aportaba su propio listado de folletos y libros para recomendarlos a aquellos obreros que quisiera iniciarse en el socialismo, indicando si estaban agotados y, por lo tanto, con necesidad de reimpresión, así como los precios:

-Marx y Engels, Manifiesto Comunista, 0,20 pesetas.

-Terwagne, ABC del socialismo colectivista, agotado, 0,10 pts.

-P. Iglesias, El programa del Partido Socialista, agotado, 0,10 pts.

-Lafargue, La religión del capital, agotado, 0,25 pts.

-Lafargue, El materialismo económico de Marx, 0,20 pts.

-Vera, El Partido Socialista Obrero ante la Comisión de informe sobre el estado y necesidades de la clase trabajadora y las relaciones entre el capital y el trabajo, agotado, 0,25 pts.

-Kautsky, La teoría y la acción de Marx, 0,10 pts.

-Aquino, Breves estudios biográficos, 0,50 pts.

-Mora, Historia del socialismo obrero español, 1,50 pts.

-Deville, Principios socialistas, agotado, 1’50 pts.

-Vandervelde, El colectivismo, 1 peseta.

-Ferri, Socialismo y ciencia positiva, 1 peseta.

-Marx, Miseria de la Filosofía, 1 peseta.

-Marx, El capital, (resumen de G. Deville), agotado, 2 pesetas.

Meliá avisaba que mientras se hacia una nueva edición de los Principios Socialistas de Deville, podía leerse su Estudio acerca del socialismo científico, que costaba 25 céntimos.

Así pues, con 10 pesetas el lector se colocaba, según nuestro protagonista, en condiciones de acudir a libros que le iban a servir. En todo caso, las Agrupaciones debían proveer a sus afiliados de esas obras formando bibliotecas circulantes.

Hemos consultado el número 1546 de El Socialista, de 17 de agosto de 1913.

Se el primero en comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.