La valentía ante el extremo opresor: protestando delante de talibanes armados en Kabul

Cuatro mujeres protestaron en Afganistán vigiladas en todo momento por un talibán armado con un fusil

Por Javier F. Ferrero

Derechos colectivos por encima de la seguridad personal. Un grupo de mujeres salió este martes a las calles de Kabul para protestar contra el Gobierno talibán y reclamar igualdad de derechos. Alzaron su voz y levantaron carteles contra el nuevo régimen instaurado en el país desde el pasado domingo, en la que es la primera protesta de este tipo desde la nueva situación política que vive el país, según informó la agencia de noticias afgana Pajwok.

“Queremos nuestros derechos, queremos seguridad social, el derecho al trabajo, a la educación y a la participación política. Ninguna fuerza puede ignorar y reprimir a las mujeres. Todos nuestros logros a lo largo de los años no pueden verse comprometidos”, coreaba un grupo de mujeres con carteles en sus manos, citadas por el periodista de Al Jazeera, Hameed Mohd Shah.

En el vídeo se ve como las cuatro mujeres protestan frente a un muro custodiadas por un talibán armado con un fusil. A unos pocos metros, un vehículo con otros talibanes armados miran la escena sin actuar.

En la calles solo parece haber hombres, algunos de los cuales parecen recriminarle al talibán que custodia a las manifestantes que las cuatro mujeres estén allí lanzando sus consignas. Hay incluso un par de niños contemplan la escena junto a un adulto.

Respetarán derechos, pero dentro de «los marcos el Islam»

Los extremistas se han apresurado a asegurar que los derechos de las mujeres serán respetados, pero siempre dentro de los límites que marque la ley islámica y que serán «una parte muy activa» dentro de la sociedad afgana y que podrán estudiar y trabajar, pero siempre dentro de «los marcos del islam».

«Todavía no se ha definido la estructura del Gobierno, pero según mi experiencia, debería haber un líder islámico y ambos bandos deberían unirse», expresaron los talibanes.

Unas premisas muy similares a las que ha utilizado para hablar de los medios de comunicación privados, que si bien serán «libres» e «independientes», no podrán actuar contra los «valores nacionales y culturales» de Afganistán.

La realidad de las mujeres bajo el régimen talibán

Lo cierto es que a las mujeres les espera un futuro muy negro bajo el régimen extremista. La idea de sociedad de los talibán está basada en interpretaciones estrictas de lo que debe ser la vida de un musulmán, con el fin de combatir lo que ellos consideran el «libertinaje», considerado habitual en las sociedades occidentales.

La combinación entre las tradiciones pastunes y la interpretación radical del Islam, deriva en una serie de reformas restrictivas de la libertad de acción y decisión de las mujeres. Las reformas regulan principalmente la forma de vestir de las mujeres, su comportamiento en público, la libertad de tránsito y sus responsabilidades con la sociedad. La Inclusión que pide la ONU no existe ni se la espera.

Afganistán es una sociedad tradicional en donde la masculinidad ha estado siempre arraigada a su cultura, pero la reformas de los talibán delegaron a las mujeres la obligación de hacerse cargo de las tareas domésticas, entre las cuales estaba el cuidado y educación de sus hijos o utilizar diariamente la burqa, una prenda de vestir que envuelve todo el cuerpo.

Se prohíbe trabajar a las mujeres, excepto en el sector sanitario, pero la mujer que trabajara en el sector médico no debía sentarse en el asiento siguiente al del conductor.​ Tampoco se les permite trabajar fuera del hogar, se controlaban sus desplazamientos y se les prohibe salir sin escolta. Se suspende la educación femenina, se cierran las escuelas mixtas puesto que hombres y mujeres no podían estudiar juntos. Se prohíbe que las mujeres convivan con otros hombres que no fueran sus familiares. Las deben caminar con calma y abstenerse de golpear sus zapatos en el suelo, para no generar ruido. Ninguna mujer afgana tiene ahora el derecho de ser transportada en el mismo coche que los extranjeros.

Las mujeres tienen terminantemente prohibido practicar algún deporte, bailar, aplaudir, volar cometas, representar seres vivos, la fotografía o la pintura en el régimen talibán.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.