La navidad del exterminio en Gaza

Foto Mahmud Hams

Israel ejecuta bombardeos indiscriminados sobre hospitales, escuelas, viviendas, campos de refugiados e infraestructuras civiles de todo tipo.

Por Remedios Copa | 1/01/2024

Resulta estremecedor que mientras occidente celebra las Felices Fiestas de Navidad, los ataques del ejército de Israel sobre la población de Gaza sigue sin visos de cambiar el rumbo, más bien los acontecimientos demuestran que la determinación de continuar con el genocidio es cada vez más firme y descarada la intención de mantener el dominio israelí sobre Cisjordania.

Durante el fin de semana, Israel mató a cientos de civiles palestinos y promete continuar intensificando los ataques sobre Gaza. Benjamín Netanyahu visitó la Franja de Gaza por segunda vez desde que Israel inició sus ataques en octubre y afirmó ante los soldados que el ataque contra Gaza “no está cerca de acabar”.

Este compromiso de Netanyahu se produce tras un fin de semana de violencia en el que 90 personas perdieron la vida el viernes durante los bombardeos de de Israel sobre dos viviendas en la ciudad de Gaza, de las que según informaciones de vecinos del campamento de refugiados de Maghazi, 76 eran miembros de una misma familia. Otra familia compuesta por el que durante tres décadas desempeñó el cargo de funcionario de Naciones Unidas para el Desarrollo, Issam Al-Mugharabi, su esposa y cinco de sus hijos.

El domingo perdieron la vida al menos 106 palestinos. El ejército israelí dijo haber recuperado cinco cadáveres de rehenes israelíes que, al parecer, se hallaban refugiados en una red de túneles subterráneos ubicados bajo el campo de refugiados bombardeado el de Yabalia, donde otro vecino buscaba el cadáver de su esposa y cuatro hijo enterrados bajo los escombros tras el bombardeo.

Los bombardeos indiscriminados que el ejército israelí efectúa sobre hospitales, escuelas, viviendas, campos de refugiados (a los que Israel conminó a la población de Gaza a acudir a ellos como lugar seguro) e infraestructuras civiles de todo tipo, han atacado también la sede de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina en Jan Yunis.

De nada están sirviendo las denuncias de las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos. Entre las razones por las que la resistencia palestina tomó la decisión de atacar a Israel estaba la falta de resultado en las negociaciones con el Gobierno de Israel para que se pusiera fin a las condiciones infrahumanas que sufren los presos palestinos, el cese de los encarcelamientos arbitrarios sin causa probada, su prolongación indefinida y el encarcelamiento de niños. Las torturas, violaciones, desnutrición y humillaciones de todo tipo son sobradamente conocidas y denunciadas por los defensores de los Derechos Humanos. Ahora esas organizaciones exigen una investigación ante las imágenes grabadas por un reportero israelí que muestran a cientos de civiles palestinos, incluidos niños, obligados por los soldados a sentarse desnudos, a punta de pistola, en un estadio de Gaza.

A la situación anterior que motivó el ataque a Israel hay que añadir los bombardeos sistemáticos sobre el pueblo de Gaza, la ocupación cada vez más intensas por colonos israelíes, pasando de los 250 que inicialmente ocuparon territorio de la Franja a más 800.000 en la actualidad; todo ello en la zona con más alto índice de concentración de población del mundo, más de 5.000 habitantes por Km2.

Las denuncias sobre violación de los derechos del pueblo de Gaza vienen de largo y cada vez más graves. A partir del ataque del 7 de octubre, el hambre como arma de guerra está causando un alto número de muertos debido al bloqueo de suministros y ayuda humanitaria que Israel impone sobre Gaza, a cuya población impide entrar o salir del territorio incluso para recibir asistencia médica. Por esas imposiciones han fallecido bebés que necesitaban incubadoras pero no funcionaban por falta de energía, o las amputaciones sin anestesia que hubieron de practicarse a niños.

Tal como afirman médicos, ONGs, activistas y algunos medios de comunicación, lsrael vulnera el Derecho Humano Internacional con la población civil porque que no dan tiempo a escapar con seguridad y ni ancianos, heridos y enfermos pueden desplazarse cuando dan los avisos de ataque, ni los hospitales pueden evacuar a pacientes por falta de ambulancias y combustible; es imposible evacuar a heridos y recién operados que no pueden moverse, afirmaban médicos y personal de ayuda humanitaria que viven allí la realidad de los ataques del ejército israelí. El pasado 15 de noviembre el Ministro de Sanidad de Gaza acusó al ejército israelí de atacar a evacuados y personal médico del hospital de Shifa. Hamas se quejó de lo mismo y de que de los 35 hospitales gazatíes apenas podían funcionar 10 y en precario.

La situación es desesperada y para colmo, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado viernes una resolución descafeinada sobre la ayuda humanitaria, so pena de toparse con el veto de los EE UU. Ante tal resolución, la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard, afirmaba: “Solo un alto el fuego inmediato es suficiente para aliviar el sufrimiento masivo de la población civil que estamos presenciando”.

Se el primero en comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.