EEUU alimenta la guerra en Europa: 90 toneladas de armas para Ucrania

La Embajada de Estados Unidos en Kiev confirmó la llegada de una aeronave con «armas letales, incluidas municiones para los defensores de Ucrania en el frente».

90 toneladas de armas y municiones proporcionadas por Estados Unidos aterrizaron este sábado en Ucrania, en lo que es el primer envío de la ayuda adicional aprobada en diciembre por la Casa Blanca.

La Embajada en Kiev confirmó la llegada del avión aunque no especificó exactamente el material que trasladaba, más allá de describirlo como material bélico.

Si bien la Casa Blanca aprobó esta nueva partida en diciembre, la información no se dio a conocer hasta esta semana, cuando fue confirmada por el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken.

El funcionario se reunió el sábado en Ginebra con el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, en lo que fueron conversaciones «útiles y sustanciales» sobre la actual tensión, aunque sin mostrar sobre la mesa algún tipo de avance concreto para apaciguar la crisis.

El Kremlin se opone a la extensión de la OTAN en Europa del Este, al afirmar que viola tratados internacionales, y anunció en las últimas semanas el envío de soldados a la frontera con Ucrania para llevar a cabo maniobras de autodefensa.

Las potencias occidentales están alimentando el conflicto y acusan a Moscú de planear una «incursión militar», algo que el gobierno de Vladimir Putin niega.

En el trasfondo está el constante avance de las fuerzas de la OTAN y la amenaza que esto supone para la base militar rusa en Sebastopol y su Flota del Mar Negro.

El envío militar de Estados Unidos fue denunciado en repetidas ocasiones por Moscú, al entender que solo sirve para aumentar la tensión militar en la zona, como ya había ocurrido recientemente con otra remesa de armas ligeras antitanque entregadas por Reino Unido.

Los estados bálticos de Estonia, Letonia y Lituania también manifestaron su interés en enviar sistemas antiaéreos de fabricación estadounidense a Ucrania.

Desde los años noventa, después de la caída de la URSS, la OTAN ha incorporado a varias repúblicas ex-soviéticas, algo que ha puesto en alerta a Moscú, que ve amenazada su soberanía.

NR | Telam

Se el primero en comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.