Bezerradas nocturnas – Cospedal se mancha las manos

Hay momentos en la vida en los que uno tiene que comenzar con una confesión. Y ahora mismo es uno de esos momentos: María Dolores de Cospedal me pone. Y mucho. Siempre ha tenido ese aspecto de chica que sólo hace cosas que no debe hacer empujada por las malas compañías. Ella es adorable, buena, tierna, dulce, compasiva… y sexy. Pero ha entrado en el PP. Ese ha sido su único error… Malos amigos que la llevan a malos sitios a hacer malas cosas… Ella no es así. Cospe no es así…

Cuando surgió el tema de la destrucción de los discos duros, me vinieron a la mente muchos posibles candidatos a tan deleznable acto, reconozco que en su mayoría hombres. Y si me surgió algún nombre de mujer fue el de Cifuentes (si te la imaginas con un látigo en la mano ya nunca te librarás de ese pensamiento), Aguirre (la cotilla de tu portal) o Sáenz de Santamaría (la falsamente puritana vecina de Eduardo Manostijeras), pero jamás habría pensado en mi Dolores… Por eso me veo obligado a hacer esta viñeta. Sólo pensando en ella así puedo aceptar su participación en algo ilegal. Sólo imaginándola como un Thor furioso puedo pensar que en algún momento de su vida no es la flor más candorosa de cualquier jardín… Y mañana, cuando salga por la tele negando su culpabilidad de la manera más convincente posible, todo estará bien. Porque el mundo jamás será un buen sitio si Cospedal no es buena…

Por Azote Bezerro – Twitter – Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR