YO SÍ TE CREO

Por Olvido Contento

Todas sabíamos que algo no iba bien. El aplazamiento de la sentencia desde enero por no llegar a acuerdo tenía un olor a podrido que impregnada nuestras esperanzas de justicia.

Por fin ha llegado el día y no nos equivocábamos. No ha habido justicia para C. La sentencia les condena por ABUSOS y eso no nos sirve. No han considerado AGRESIÓN, no han considerado que hubiese violencia ni intimidación en el infierno por el que la hicieron pasar. De nuevo el sistema patriarcal ha vuelto a demostrarnos que está más vivo y fuerte que nunca. Cambia, se transforma y utiliza los avances tecnológicos y sociales para adaptarse a las nuevas situaciones. No en vano ha sobrevivido a lo largo de los siglos a revoluciones y a tres olas feministas.

Esta vez, mediante una sentencia que nos dice a todas las mujeres “cuidadito con oponeros a nuestros deseos que os vais a encontrar solas porque la justicia y los tribunales son nuestros” Es una advertencia para mantener su posición de privilegio y la idea de que pueden acceder al cuerpo de las mujeres sólo porque lo desean, sin necesidad de esperar consentimiento ni reciprocidad por nuestra parte. No es una sentencia que afecte individualmente a C, NOS HAN JUZGANDO A TODAS. Nos está diciendo como van a ser a partir de ahora las reglas del juego. Qué es una agresión, un abuso y qué una relación sexual consentida. Y esto hermanas es un mandato para todas.

No voy a detenerme en enumerar las pruebas que demuestran los hechos asquerosos que perpetraron esos 5 animales, porque NOSOTRAS no tenemos la más mínima duda. Creemos en su testimonio, en la pareja que la atendió en primera instancia, en el personal médico, psicológico, en los vídeos, en las conversaciones de WhatsApp. Ahora lo que nos toca es organizar una respuesta coordinada y unitaria para plantar cara a una justicia patriarcal que justifica la agresión y el dolor infligido a las mujeres. Ya lo hicimos el 8 M llenando las calles de dignidad y sororidad.
Vamos a tomar las calles y las instituciones. Vamos a conseguir leyes justas porque no nos conformamos con pintar las paredes de este sistema patriarcal opresor y asesino, lo que queremos es derribarlo desde sus cimientos.
No estás sola, estamos todas contigo apoyándote y sosteniéndote.

HERMANAS, NOS VEMOS EN LAS CALLES Y EN LAS INSTITUCIONES.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies