Ya salió Venezuela en plena pandemia en el Parlamento español. La ultraderecha sinvergüenza.

Por André Abeledo

Esta es la vergonzosa pregunta de Olona de (Vox), a Pablo Iglesias: «¿Va a desistir de imponer en España el modelo chavista venezolano?»

Resulta que en la Primera sesión de control al Gobierno en el Estado de Alarma, la preocupación de la ultraderecha es la de si España se convertirá en Venezuela.

Realmente es hilarante y delirante que en medio de una terrible pandemia con miles de muertos y seguramente millones de infectados, se pueda tener como representantes de la ciudadanía a semejantes personajes.

Si somos sinceros deberíamos sentirnos afortunados de que la ultraderecha no gobierne, tanto a nivel sanitario de lucha contra la pandemia, como a nivel de medidas sociales y económicas. 

Por otro lado entre Nicolás Maduro y Donald Trump a la hora de gestionar la pandemia del COVID-19 yo tengo muy claro con quien me quedo. 

Pese a quien pese, Venezuela está siendo un ejemplo en Sudamérica a la hora de gestionar la crisis del coronavirus COVID-19 y Donald Trump, el referente de Santiago Abascal y la ultraderecha de VOX está siendo el ejemplo de todo lo contrario, de la cara más inhumana de la política, de las declaratorias más vergonzosas y racistas, de la psicopatía más peligrosa. 

La ultraderecha en general, con VOX a la cabeza y con un PP siguiendo su ejemplo, trata de usar el COVID-19 como arma arrojadiza contra el gobierno, juegan a crear bulos y difundirlos. 

Son ejemplo como el expresidente Mariano Rajoy, de todo lo que no se debe hacer y del clasicismo más vergonzante. Pensando que las leyes, la cuarentena y el esfuerzo son solo para la clase trabajadora y que ellos como élite pueden hacer cualquier mierda.

En estos momentos de comportamiento y compromiso ejemplar de todos los pueblos del Estado español en la lucha contra el COVID-19, de orgullo por ver a una clase trabajadora disciplinada guardando cuarentena o luchando en primera línea contra  el coronavirus, cuando excepto una minoría de irresponsables, estúpidos, insolidarios y enanos mentales, todos estamos cumpliendo con nuestro deber. Es una lástima ver una oposición de ultraderecha a la que todo le vale y que no vale para nada.

Cuba y Venezuela están siendo un ejemplo de lucha contra la pandemia en Sudamérica, los pueblos del mundo estamos luchando contra el COVID-19. 

Lástima que existan líderes como Donald Trump en EEUU, Bolsonaro en Brasil, Duque en Colombia, Lenin Moreno en Ecuador, Boris Johnson en Reino Unido y desgraciadamente bastantes más que no están a la altura.

Lástima del FMI, la OTAN, la UE y organizaciones internacionales que a la hora de la verdad a la humanidad le valen una mierda.

Lástima de la oposición de ultraderecha española con gentuza como Santiago Abascal, Pablo Casado o Inés Arrimadas a la cabeza…. lástima de tanta mierda ensuciando tanta heroicidad de los pueblos. 

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.