Virginia González, la Comuna de París y la necesidad de la Revolución en 1920

Eduardo Montagut


En otros trabajos hemos estudiado, tanto la conmemoración del aniversario de la Comuna de París por parte del PSOE, como muchas de las acciones emprendidas por la activa sindicalista socialista Virginia González. En este nuevo artículo nos acercamos ambas cuestiones a la vez, a través del papel que jugó nuestra protagonista en la celebración en marzo de 1920 del XLIX centenario de la Comuna, en un mitin celebrado del día 18 de dicho mes y año en la Casa del Pueblo de Madrid, y donde compartió tribuna con Luis Mancebo, Manuel Cordero y Andrés Ovejero. Se da la circunstancia que un año después, en abril de 1921, Virginia González abandonaría el PSOE al declararse partidaria de la III Internacional, participando en la creación del Partido Comunista Obrero Español. Precisamente, en el mitin podemos apreciar un discurso mucho más radical en la oradora defendiendo la Revolución.

La intervención de Virginia González partía del recuerdo del hecho histórico de la Comuna, el momento en el que los obreros se apoderaron del poder político, pero para hacer pedagogía socialista en relación con el momento presente.

La oradora consideraba que el estallido de la guerra europea, es decir, la Gran Guerra, provocada por la “clase capitalista” había cambiado la naturaleza de este tipo de actos. Ya no podían ser de carácter contemplativo, sino que debían vincularse con la acción revolucionaria para terminar con la burguesía.

Virginia González combatió la política reformista, por lo que los trabajadores debían acudir a la Revolución. El objetivo era crear la fuerza revolucionaria necesaria para “imponer nuestra razón”, ya muy conocida y comprendida por todo el mundo.

Es significativo que se preguntase en su discurso sobre cuándo iban a pensar seriamente en realizar una revolución, en alusión a los socialistas. La disyuntiva era seguir la línea de los que no seguían a la III Internacional o ir directamente “a recoger la bandera de Moscú. Pero también es cierto que avisaba sobre el peligro de improvisar revoluciones en “esos críticos momentos”, poniendo el ejemplo de los comunistas franceses, que habrían pecado de ingenuos, y que fueron barridos por la reacción.

Terminó su intervención, además de citar a Rosario Acuña, abogando por la urgente necesidad de realizar la fusión del proletariado para arrancar a los trabajadores de las “prisiones”, y después preparar la dictadura del proletariado.

Hemos consultado el número 3454 de El Socialista. Sobre Virginia González tenemos los siguientes trabajos: “Virginia González y la reforma de la maternidad obrera”, El Obrero (agosto 2017), “El llamamiento de rebeldía de Virginia González a las mujeres en el otoño de 1916”El Obrero (noviembre de 2018), “Virginia González en Vigo en 1914”, El Obrero (diciembre de 2018), y “Virginia González en Gijón: conferencias y apoyo a las trabajadoras en 1919”, en El Obrero (febrero de 2019). Además, podemos consultar en la red el trabajo clásico de Aurora de Albornoz, “Virginia González, mujer de acción”. Por otro lado, Virginia González protagoniza una extensa entrada en el Diccionario Biográfico del Socialismo Español. Por fin es fundamental el trabajo de M. Moral Vargas, Acción colectiva femenina en Madrid (1909-1931), Madrid, 2012.

Sobre la conmemoración de la Comuna por parte del PSOE este autor tiene publicado el siguiente artículo: “La efeméride de la Comuna de París y el PSOE”, en El Obrero (enero de 2019).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar