Un 26 de abril para no olvidar

Ese gran jarro de agua fría, me lanzó a mis demonios, hizo resurgir mi miedo, ese que tanto trabajo me había costado contener, el empujón contra la pared, el frío de los azulejos, el golpe, aquella masa que me presionaba y no me dejaba escapar, el terror, la parálisis, volvía a ocupar mi mente.

Read more

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies