Vientres de Alquiler, negociando con los derechos

Capi


Los vientres de alquiler son un negocio que afecta a las mujeres del mundo, vulnerando sus derechos, Mujeres de clase obrera con necesidades económicas, cargas familiares, situaciones de necesidad, vulnerables y riesgo de exclusión social. Mujeres jóvenes y sanas con edades comprendidas entre los 25 y 35 años.

Práctica aberrante que persigue legalizar el sistema capitalista con la única intención de lucrarse económicamente, vulnerando los derechos humanos, otra forma más de violencia contra la mujer.

Legalizar apelando al sentimiento humano cuando hay detrás dolor emocional, bien sea por sufrir algún tipo de enfermedad que imposibilite gestar, fecundar, por deseo, creerse con el derecho a ser padres, madres, no es justificación alguna para vulnerar, someter a otra mujer valorada por su útero a una utilización puramente mercantil. Un recién nacido forzado a ser despojado de la madre, siendo el producto de una operación económica de compra-venta. Es ilegal la venta y tráfico de seres humanos, como debe ser ilegal la vulneración y violencia hacia la mujer por el hecho de serlo.

El lobby capitalista se sirve y goza del apoyo de familias deseosas de perpetuar su ADN, políticos sin escrúpulos con afán de control y poder, donde expandir sus capitales en empresas que participan en ello, con lucro sin importarles lo más mínimo la parte menos favorecida y más importante en todo esto. A saber la parte del pastel que tienen otros y el interés que les mueve todo el negocio.

Se le tiene que meter en la testa a todo el mundo que el dinero no puede comprarlo todo, parece que se quiera legalizar la práctica de los bebés robados del franquismo. Un bebé, el codiciado producto de compra-venta, la madre gestante, vía de uso para conseguir la meta. La madre no gesta de manera altruista, obligada por la necesidad económica, situación social extrema, clase social baja …el blanco perfecto del sistema capitalista.

Como una rata de laboratorio, vigilada, alimentada, medicada, controlada, apartada del núcleo familiar y hacinada en un hospital o casa de acogida para ella, junto con otras gestantes, donde se lleva a cabo el seguimiento, control del embarazo y parto. Interés temporal que permanece unos meses hasta que la operación mercantil cumple su objetivo, la entrega del recién nacido a los compradores. La operación de COMPRA-VENTA ha sido correcta, compradores, hipotecados en la compra de un ser humano indefenso, bien pidiendo préstamo bancario o aceptando donaciones de familiares y amigos para llevar el “deseo” al hogar, contentos con menos ceros en la cuenta bancaria que han depositado en los bolsillos de la agencia gestora,

 Un CONTRATO previo donde ambas partes firman la operación mercantil, otro con la madre gestante por parte de la agencia ALQUILA-VIENTRES-VENDE NIÑOS con la mujer gestante, y confidencialidad, mucha confidencialidad…no vaya a ser que la madre hable y desvele los entresijos de semejante aberración y alguien tenga complicaciones con las leyes, tratados sobre los DERECHOS HUMANOS, ponga en peligro al lobby y se joda el asunto.

Se le otorga a la recién parida una compensación económica por las “molestias“ y gastos derivados de ello. Dinero o bien lo que ella pida, puede ser una casa o un medio de transporte bastante precario donde la pareja de la madre gestante lo use como herramienta laboral y llevar el pan diario a su núcleo familiar, sale barato el tema para tanto altruismo. Cantidades ínfimas de dinero para la empresa gestadora del negocio hacia la mujer parturienta, a la cual se le vulneran sus derechos, 4 perras para los millones que cuesta hipotecarse por un hijo. Cuánto “altruismo” está generando todo esto. En pleno parto, los compradores son espectadores de semejante milagro, cámara en mano algunos, otros con los brazos abiertos, y saliendo del cuerpo de su madre asoma la cabeza por la vagina el producto milagroso que tanto dinero cuesta, tenemos a la mujer expuesta en el potro de parir, la empresa en la sala contigua para cerciorarse de que la venta ha sido un éxito, el producto ha salido en condiciones perfectas, sin tara alguna. A partir de ahora el bienestar de la madre importa un huevo, su explotación, presión, comercialización, la evolución que tiene después del parto, si puede sufrir una depresión, su bienestar psicológico no interesa, ya que no se le permite desarrollar ningún tipo de sentimiento porque lo ha firmado, lo que ella sienta por dentro se lo lleva a casa junto con la episotomía, la sensación de vacío emocional después de sentirlo tantos meses dentro  y a curarlo con el tiempo. Si el niño es 100% perfecto, tendrá una vida privilegiada, con una educación, sanidad , comida, ropa, techo, caprichos y amor, si amor…..pero si la naturaleza interfiere en su desarrollo y sale con alguna tara deja de ser amado, el rechazo de los compradores al producto tarado, acabando éste con su madre gestante o bien en un orfanato, todo el mundo compramos productos en buen estado, no va a ser menos esto que cuesta tanto. Como un juguete roto en la trastienda quedará reemplazado por otro nuevo que supere las condiciones de la producción y calidad óptima. La empresa se hace cargo, ellos venden 100% humanos, usando a otra mujer como vasija y horno productivo donde se hornee el nuevo producto milagro. Chiquitín, has sido algo querido un tiempo y cuando te han visto entero nadie te ha querido,  puede que tengas suerte y tu madre quiera estar contigo o puede que alguien se cruce medio mundo para buscarte y llevarte consigo, ésos padres que aman sin límite altruistamente y quieren a un hijo, sin importarles tu tara, limitaciones o problemas con los que has nacido.

Creo que para ser madre o padre no hace falta usar a un tercero, sabiendo que los motivos que esconde su gesto “altruista” deriva de una situación de vulnerabilidad absoluta. No se puede comerciar con seres humanos, no se puede usar a las mujeres y sus cuerpos para conseguir deseos o sueños, no podemos consentir que se enriquezcan a costa de situaciones personales tristes para unas personas u otras, todo sufrimiento ajeno no puede generar un negocio alrededor, hay que pelear, conseguir que la burocracia no sea lenta y la tramitación de una adopción internacional o nacional sea algo hermoso, un gesto de amor hacia otro ser humano que por circunstancias de su corta vida le hayan llevado a un orfanato. Hay que proporcionar a ésos bebés, niños y adolescentes un entorno y hogar donde crecer rodeados de afecto los forme como personas y seres humanos, que den el mismo amor y cariño a otros. Los vientres de alquiler son un negocio , no importan los documentos que se firmen, contratos o dineros, el egoísmo no puede ser NUNCA un derecho.

Las políticas deben parir SOLUCIONES, no gestar más desigualdades.

 

2 thoughts on “Vientres de Alquiler, negociando con los derechos

  • 22/03/2019 at 10:32 am
    Permalink

    Qué bien estaría que te docunentaras. Menuda fakenew .O mejor aún, que te docunentaras bien, ya que trabajo detrás del texto está claro que hay.
    Saludos

    Reply
    • 09/04/2019 at 9:21 pm
      Permalink

      Me parece que está bastante bien documentado, igual eres tú el que debería documentarse pq este artículo explica bastante bien la realidad del asunto.

      Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Canal de Nueva Revolución

Síguenos en Telegram
Cerrar