Vientres de alquiler: La única vía es la abolición. Entrevista a Rita Banerji

Teresa Domínguez

surrogacy-surrogacy-legal-countries-surrogacy-ethics-womens-rights-1

Hace unos días se publicó en The Hindu Times y otros medios, la aprobación del Proyecto de Ley que prohíbe la gestación subrogada comercial en La India. Un Proyecto de Ley que nace en 2016, y que ha sido modificado recientemente en 2018. Una iniciativa que lejos de detener el mercado de los vientres de alquiler, ha fomentado el negocio de las clínicas clandestinas. Un negocio que mueve, se estima, $2 mil millones anuales (fuente: informe del Comité Permanente del Parlamento). El proyecto de ley ha pasado la tramitación de la Cámara Baja, pero debe debatirse aún en la Cámara Alta del Parlamento, y según muchos expertos, contiene lagunas y es insuficiente. A tener en cuenta que, de aprobarse la enmienda, no afectaría a los estados de Jammu y Kachemira.

“La única vía para proteger a las mujeres de la explotación, es la abolición.Rita Banerji.

Este proyecto de ley ha generado críticas generalizadas debido a su enfoque regresivo hacia las mujeres y las nociones patriarcales de los valores familiares al tratar de controlar sus cuerpos, vidas, derechos y destinos en el país, en nombre de “protegerlas” de la explotación. Ahora, las madres gestantes deben ser un “pariente cercano” y las destinatarias deben ser parejas infértiles que hayan estado casadas por lo menos cinco años. Para conocer un poco más a fondo este asunto, volvemos a recurrir a la escritora y activista feminista, autora del libro “Sex and Power“ Rita Banerji, con la que ya tuvimos ocasión de hablar sobre los vientres de alquiler en La India, y otros temas que enlazamos al final del artículo.

Retrato de Rita Banerji por Javier F. Ferrero

Más bien sigue ocurriendo pero de manera ilegal. Las mujeres casadas pobres en La India seguirán haciéndolo por dinero, obligadas por su maridos, porque los familiares no se ofrecen voluntarios. Una vez que sea ilegal, el abuso se agravará. Lo que se necesita son leyes fuertes que prohiban la práctica en todos los casos.” Rita Banerji

10731029_772820779456744_6586099571439799297_nSegún Rita Banerji, fundadora de la organización “50 Million Missing“, y creadora de la campaña para detener el genocidio de mujeres y niñas en la India, la única manera de proteger a las mujeres de la explotación reproductiva es la abolición.  En una conversación mantenida con ella, tras la tramitación del Proyecto de ley en la Cámara Baja, nos confirma la escritora que el proyecto no define qué son los “familiares cercanos”. Le preocupa que, dado que todas las madres gestantes, son mujeres casadas, y generalmente son los maridos y suegros los que quieren el dinero, habrá presión y atenderán a un mercado negro o acudirán a granjas en estados que lo permitan. Es por ello que, responde contundente, para proteger a las mujeres, los vientres de alquiler han de ser ilegalizados radicalmente, con multas máximas para las clínicas, médicos y  compradores, y nunca a las mujeres que son generalmente obligadas. En una sociedad dividida en castas, clases, incluso entre familiares, la deuda moral, la obligación por el hecho de ser familia, es otra de las patas de los vientres de alquiler en países donde la mujer es un cero a la izquierda. Regular para “familiares cercanos”, afirma, tampoco garantiza los Derechos Humanos ni de las mujeres ni de los niños.

Las mujeres casadas de todas las clases sociales en La India se consideran cada vez más, un recurso económico para su esposo y familia, nos relata Rita Banerji. La demanda de la dote, en efectivo y en especie, una dote que continúa durante años después de su matrimonio. En una encuesta reciente, el 80% de las mujeres indias dijeron que no podían salir de sus casas sin el permiso de su marido, incluso para visitar al médico. El 90% de las mujeres dijeron que sus maridos toman la decisión sobre todos los gastos monetarios importantes en su hogar. Más del 80% de las mujeres no son copropietarias legales de la casa en la que viven con sus maridos, incluso si su dinero se ha destinado a la compra de la casa.

Además, parece ser, según la activista y experta en violencia de género, que los medios de comunicación en La India han iniciado una campaña para mostrar “cuán infelices son las mujeres pobres que no pueden alquilar su útero”. Naturalmente obedece a los grandes intereses creados en este negocio. Es un hecho, la situación de extrema vulnerabilidad de las mujeres en este país y limítrofes, según su status, raza, casta, etc… Desde la visión del negocio, que considera la maternidad subrogada como un “potencial beneficio” para las madres pobres y normalmente de castas inferiores (el 99% de los casos), a la realidad de un negocio misógino y explotador, que mueve alrededor de 2$ mil millones de dólares anuales a través de más de 3000 clínicas, despoja de todo derecho a las mujeres y tiene una conexión directa con el feminicidioUn negocio basado en un capitalismo exacerbado y construido sobre la supremacía de sexo, raza y clase. La maternidad subrogada necesita ser vista en el contexto del genocidio femenino, afirma Rita.

“India tiene 10 millones de niñas abandonadas que buscan hogares y familias. Necesitamos preguntarnos, si esas personas realmente quieren niños, ¿Por qué no están adoptando? Tal vez porque la gestación subrogada es realmente una indulgencia del narcisismo, más que un deseo de hijos.” Rita Banerji

isaacdavidpinto

¿Cómo detener esa explotación? se pregunta la activista y defensora de Derechos Humanos. En La India muere una mujer cada 5 minutos por embarazo, lo que supone 173 mujeres cada 100.000 partos, frente a la media de 5 en España. Una cifras alarmantes. La meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es reducir la razón de mortalidad materna (RMM) mundial a menos de 70 por 100.000 nacidos vivos entre 2016 y 2030. La decisión del gabinete de aprobar enmiendas al Proyecto de Ley de los vientres de alquiler ha allanado el camino para la promulgación de una legislación que refleja la mentalidad patriarcal de los legisladores en La India, comenta Banerji. Este país tiene 10 millones de niñas abandonadas que buscan hogares y familias. Necesitamos preguntarnos, añade, si esas personas realmente quieren niños, ¿Por qué no están adoptando? Tal vez porque la gestación subrogada es realmente una indulgencia del narcisismo, más que un deseo de hijos, afirma.

“Dadas las relaciones sociales en algunas sociedades indias, también existe la preocupación de que, debido a la dinámica del poder, algunas mujeres puedan ser obligadas a tales situaciones.”

Además, la declaración oficial emitida por el gobierno de Modi después de que el Gabinete diera su aprobación para cambiar las enmiendas al Proyecto de Ley de gestación subrogada, no describe cuáles serían estos cambios a la legislación propuesta. Ningún medio ha sido capaz de hacerse con los “detalles” de las posibles enmiendas al documento de 2016. De cualquier forma los expertos no esperan que cambie mucho respecto a la versión original y es justo ese punto el que preocupa a activistas de Derechos Humanos y médicos.

captura de pantalla 2019-01-12 a las 14.59.00
Madres gestantes en la clínica de FIV Akansksha de la Dra. Nayana Patel protestaron contra la ley cuando se propuso. SAM PANTHAKY/AFP/GETTY

A pesar de infracciones y sanciones en virtud de la nueva Ley contra los vientres de alquiler, que supone castigos de 10 años de prisión y altas multas por la compra o venta de embriones humanos o gametos. De castigar a médicos, ginecólogos, pediatras o propietarios de clínicas, con hasta cinco años, multas y la suspensión del ejercicio por 5 años. O de que se castigue a los padres de intención con otros cinco años y una multa por la primera infracción; y 10 años para la siguiente,  dejar abierta la puerta en manos del “altruismo” y un “pariente cercano”, no es suficiente para acabar con la explotación de las mujeres. De hecho, incluso la recomendación de la Comisión Parlamentaria Permanente sobre el Proyecto de Ley, presentada en el Parlamento en agosto de 2018, señala:

Dada la estructura familiar patriarcal y las ecuaciones de poder dentro de las familias, no todos los miembros de una familia tienen la capacidad de resistir la demanda de ser madre gestante para otro miembro de la familia. La familia cercana puede verse obligada a ello, lo que podría ser incluso una forma de explotación más grave que la misma gestación subrogada comercial.” El Comité, por lo tanto, al que hizo caso omiso el gobierno, dejó bien claro que el consentimiento por parientes cercanos, será siempre por obligación y coerción y no por altruismo.

Terminaré haciendo alusión a Canadá, marco en el que se miran la mayoría de los favorables a los vientres de alquiler, para justificar la aprobación de un proyecto de gestación subrogada “altruista” en España, como “una opción más de libertad de las mujeres”.: (Albert Rivera). Ahora, el país de los Derechos Humanos, abre la puerta a pagar por la gestación subrogada.

El 29 de mayo de 2018 Anthony Housefather, ultraliberal, y Miembro del Parlamento por Mount Royal , presentó la ILP (C-404), que contempla la maternidad subrogada comercial, con el fin de descriminalizar la retribución a las madres de alquiler. No solo eso, sino que además expone en el proyecto, que se contemple la bajada de edad de la donante de óvulos a 18 años, y a la madre de alquiler a 21 años. Todo ello con el consejo de la “Canadian Fertility and Andrology Society que afirma, para justificar los vientres de alquiler en su versión comercial:

Los futuros padres que requieren esperma de donantes, óvulos de donantes o una mujer que gestase enfrentan a la escasez y a largos tiempos de espera: pocas personas están dispuestas a donar altruistamente o ser madre gestante voluntaria y altruista.”

También alega que hay personas que recurren al mercado negro canadiense. Que los miembros de la comunidad LGTBI se ven afectados desproporcionadamente por la ley, ya que cada miembro debe contar con la ayuda de una tercera persona para formar su familia.Que el esperma de fuentes canadienses es limitado. La donación de óvulos es particularmente onerosa, con tratamiento hormonal y atención médica, lo que limita la disponibilidad de donantes.”

En noviembre de 2018 se inauguró en Toronto la primera feria internacional de la organización Norte Americana “los hombres tienen bebés”. Los organizadores realizan talleres mensuales y un mínimo de seis o siete conferencias anuales, sobre maternidad subrogada a futuros padres gays en ciudades como Nueva York, San Francisco, Chicago, Miami / Ft. Lauderdale, Dallas, Los Ángeles, Austin, Bruselas, Taipei, Tel Aviv, París, Barcelona, y ahora Canadá. Ofreciendo a todos los futuros clientes, apoyo logístico y financiero. “Si te lo puedes permitir económicamente, que nada te impida tener un hijo.” Surrogacy BootCamp: Steven Snyder. (No se pierdan el artículo.)

Eliette Abécassis, escritora, filósofa y cofundadora del colectivo para el respeto de las personas Le CORP, ha dejado clara la posición de la organización: “Hacer del embarazo y el parto un servicio remunerado es una de las violencias más atroces contra las mujeres desde los días de la esclavitud y una forma de mercantilización de los seres humanos“.

Por otra parte, la Asociación Por los Derechos de las Mujeres de Quebec PDF QUEBEC, ha comunicado al respecto del Proyecto de Ley C-404 que: “La dominación masculina sobre el cuerpo de las mujeres es el gran obstáculo para la igualdad de sexos. Las mujeres no son úteros para alquilar. La Gestación subrogada no puede analizarse sino en un contexto de feminización de la pobreza. Y no existe una necesidad ética, moral o política de considerar la regulación, y no la abolición.”

Extrapolado a nuestro país, estamos a la espera de que el partido de derechas Ciudadanos lleve el debate del Proyecto de Ley de gestación subrogada “altruista” que ellos mismos registraron hace año y medio, al Pleno del Congreso. Y aunque a priori carecen de los apoyos necesarios, hablar de gestación subrogada altruista y ética es como hablar de esclavitud “ética”. Además, como señala Elena Rábade, Ex-Magistrada y Juridica del Partido Feminista, respecto a la decisión de Canadá::Esto acredita que la cuña de entrada para la comercialización del cuerpo de la mujer, es el altruismo.”

Teresa Domínguez

“No seré una mujer libre mientras siga habiendo mujeres sometidas”

***

Serie sobre India con entrevista a Rita Banerji, escritora, activista y fundadora de 50 Million Missing:


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico.

Nueva Revolución no tiene ánimo de lucro, pero sí tiene gastos. No queremos depender de nadie ni tener publicidad. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos.
Ayúdanos a seguir ofreciendo Nueva Revolución.

One thought on “Vientres de alquiler: La única vía es la abolición. Entrevista a Rita Banerji

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Nueva Revolución utiliza cookies, no podemos evitarlo. Al seguir navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies